Ser trabajadores, ser humanos, ser dignos

dsc_7009

Dra. Paula Bianchi, abogada laboralista y asesora legal de la FATPREN
“De restringir la titularidad del derecho de huelga (…), lo que haríamos es eliminar la última reserva ética de la dignidad humana, que es el derecho a la resistencia…”
El derecho del trabajo nació como un instrumento para igualar partes económicas y socialmente asimétricas; y la justicia del trabajo, para evitar la gravitación de su distinta posición económica. Reconociendo la situación real de aquellos que sólo tienen para sobrevivir su propia fuerza de trabajo, la regulación laboral se fundamenta en el reconocimiento de la dignidad humana del trabajador por sobre cualquier otro aspecto del sistema de producción, derivando en su principio fundamental de prioridad y protección del trabajador como sujeto de preferente tutela.
En nuestro país, el derecho del trabajo se rige al amparo del artículo 14 bis de la Constitución Nacional y los tratados, declaraciones y pactos internacionales sobre los derechos fundamentales de las personas, incorporados por el artículo 75.22 de la misma Constitución en su reforma de 1994. Reconocido a nivel internacional, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha observado que “si no existieran esos medios de compensación, (…) difícilmente se podría decir que quienes se encuentran en condiciones de desventaja disfrutan de un verdadero acceso a la justicia y se benefician de un debido proceso legal en condiciones de igualdad con quienes no afrontan esas desventajas”.
Siendo uno de los objetivos de la FATPREN unir, defender y capacitar a todos los trabajadores de prensa del país, se abre este espacio de consulta y análisis jurídico y social, a fin de que los trabajadores de prensa de todo el país tengan acceso a información esencial para conocer en profundidad sus derechos, y gozar de ellos en todas las relaciones laborales que los encuentren.