La Plata: Repudio a las amenazas recibidas por una trabajadora de 0221

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) repudia las agresiones que realizó la dirigente política de Cambiemos de la localidad de Berisso, Valeria Pereyra, contra la compañera Candela Giustozzi.

Nos solidarizamos con la trabajadora de prensa del diario digital 0221.com.ar y reproducimos el comunicado del Sindicato de Prensa Bonaerense (SiPreBo) en el que se detallan los hechos:

El Sindicato de Prensa Bonaerense (Siprebo) expresa su repudio a las amenazas e injurias sufridas por la trabajadora Candela Giustozzi, integrante del equipo periodístico del diario digital web de La Plata 0221.com.ar.

La trabajadora fue blanco de injustas acusaciones por parte de la dirigente política de Cambiemos de Berisso, Valeria Pereyra, quien fue denunciada por romper el aislamiento social preventivo y obligatorio al concurrir a una fiesta familiar, actividad vedada en la zona del AMBA.

La mujer, sin sustento alguno, acusó a la compañera de ser la autora de un escrache mediático que dice sufrir quien violó la cuarentena. Por respeto a la trabajadora no se reproducirán las amenazas ni injurias de las que fue víctima.

El medio 0221 lleva más de dos años de actividad profesional. Las autoridades del medio son claramente visibles ya que están publicados en su web los nombres de los editores responsables. Los trabajadores son ajenos a este tipo de circunstancias y en todo caso, las acciones deben ser direccionadas hacia el medio de comunicación.

El Sindicato de Prensa Bonaerense se solidariza con la trabajadora, a la que apoya y se pone a su disposición. Atacar a trabajadores de Prensa es atacar la libertad de expresión, hecho que lesiona las bases republicanas de nuestro país.

Reunión con concejales por la Publicidad Oficial

El pasado viernes 12 de junio, en la sala del Honorable Concejo Deliberante de Esquel, se realizó una reunión en la que dirigentes del Sindicato de Trabajadores de Prensa del Oeste del Chubut (STPOCh) -filial de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN)- expusieron el proyecto de Ordenanza para la Regulación de la Publicidad Oficial del municipio.

Cabe destacar que de la reunión participaron los concejales María Martínez (Frente Vecinal Esquel), Juan Devetak (Frente Patriótico), Hernán Alonso y Valeria Sauders (Chubut al Frente) y en representación del oficialismo María Eugenia Estefanía y Rubén Álvarez (Cambiemos) y que ésta es la segunda oportunidad en que el Sindicato de Prensa lleva adelante la acción. El proyecto fue presentado en 2018 y actualmente se encuentra en la Comisión de Hacienda desde donde se continuará con su análisis.

Jorge Naon y Eva Herrera -Secretario General y Secretaria General Adjunta del STPOCh, respectivamente- explicaron los objetivos y alcances de la futura normativa, respondieron consultas y tomaron nota de las sugerencias realizadas por los ediles quienes expresaron su intención de avanzar en el análisis del proyecto que fuera redactado por los integrantes de la Comisión Directiva de la organización sindical junto a sus afiliados, en el marco de una asamblea general.

Solicitada: Repudio al espionaje sobre Trabajadores de Prensa

Este domingo 14 de junio, con el apoyo de más de 200 firmas, publicamos en los diarios Tiempo Argentino y El Ciudadano una solicitada en repudio al espionaje sobre trabajadores de prensa.

Además del repudio, reclamamos que se brinde toda la información correspondiente, que se conozca a los responsables materiales y políticos del espionaje ilegal, los fines que motivaron el mismo y el uso que se le dio.

En particular, el espionaje a los periodistas puso la lupa en su participación sindical (más de 100 son afiliados al Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBa) y al Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren) y otros dos al Sindicato de Prensa Rosario (SPR), algunos de ellos delegados y dirigentes).

Agradecemos la amplia solidaridad de las organizaciones, entre las que se encuentran la CGT, la CTA de los Trabajadores, la CTA Autónoma, Camioneros, Federación Aceitera, CTERA, entre las más de 200 firmas.

Santa Fe: Respaldo al reclamo de lxs trabajadorxs de El Litoral

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) expresa su solidaridad con lxs trabajadorxs del diario El Litoral de Santa Fe y, junto a la Asociación de Prensa de Santa Fe (APSF), acompaña su lucha en reclamo de los incumplimientos salariales de la patronal.

Frente a las actitudes de la empresa, la APSF declaró el estado de alerta a partir de las consideraciones que se describen en el siguiente comunicado:

La Asociación de Prensa de Santa Fe ha declarado el estado de alerta ante la falta de pago del 50% de los salarios de los trabajadores de El Litoral.

La APSF, luego de esperar paciente e infructuosamente que se cumpla con la obligación empresarial, ha decidido tomar esta primera medida ante la falta de pago en tiempo y forma de los salarios de mayo.

El Estado Nacional ha cubierto en la fecha la mitad de los haberes de los trabajadores y trabajadoras del diario El Litoral y CyD correspondientes a mayo y ha notificado hoy el rechazo del 50% de los de abril que, afirma la empresa, había sido habilitado e iba a utilizarse para completar los haberes de este mes.

Ante la situación de incertidumbre, preocupación y carencias económicas graves que sufren los trabajadores, esta asociación advierte que urge una solución para que no se altere la paz social.

El grupo El Litoral controla la empresa Arcadia, el sitio web ellitoral.com, el canal Cable y Diario, el diario Mirador Provincial y cuenta con inversiones en otros medios de comunicación de la ciudad de Santa Fe, de Paraná y de Rosario. Es dueño -al igual que el grupo Clarín- del 50% de la planta impresora AGL ubicada en Sauce Viejo, entre otras actividades.

Las empresas El Litoral, Plural y CyD adeudan además distintos montos a los empleados, que fueron dispuestos por sucesivos decretos del gobierno nacional, además de cuantiosos aportes patronales y sindicales.

Desde hace 3 años, la empresa El Litoral ha dejado de abonar el Día del Periodista a sus trabajadores de prensa, luego de no menos de medio siglo de cumplir con ese pago. Se suma a esto el pago en cuotas de aguinaldos anteriores y también en dos veces el sueldo del mes pasado.

La APSF ha denunciado cada uno de esos incumplimientos respecto de la ley de trabajo y al convenio colectivo de trabajo vigentes a las autoridades laborales en el orden nacional y provincial. Ha mantenido numerosas reuniones con la empresa en busca del diálogo superador, sin resultados.

Los trabajadores y trabajadores de prensa hemos sido considerados esenciales para seguir desarrollando nuestra tarea durante la pandemia. Le hemos puesto el cuerpo arriesgando la salud propia y las de nuestras familias, sin embargo tenemos que soportar ahora que no se cumpla con el pago de nuestros salarios, pese a la importante ayuda del Estado nacional.

Ante esto, reiteramos el estado de alerta e instamos a la empresa a cumplir con urgencia con el pago de salarios y demás deudas con los trabajadores y trabajadores de la misma.

Corrientes: Nuevo acto de hostigamiento de la intendenta de San Isidro a una periodista

El domingo y lunes pasados la colega de la localidad correntina de San Isidro Gladis Pekar fue hostigada en tres oportunidades por Gendarmería Nacional, Policía Federal y agentes municipales. En cada ocasión, la justificación de los uniformados fue la misma: seguían órdenes de la intendenta Vilma Ojeda.

La misma funcionaria ya había intentado imponer mediante una resolución cuál era el contenido que los medios locales debían informar sobre el municipio, con amenazas de multas a los periodistas y propietarios de medios que no divulgaran sus comunicados.

Desde la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), repudiamos la persecución y la censura de periodistas, exigimos el libre ejercicio de nuestra profesión y sostenemos la defensa irrestricta de la libertad de expresión.

Click aquí para ver el comunicado de la Asociación de Periodistas de Corrientes (APC).

FATPREN y ARGRA repudian el espionaje macrista de la AFI contra periodistas

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) y la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) expresan su repudio al espionaje realizado contra periodistas por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Mauricio Macri. Según la denuncia realizada por la actual titular de la AFI Cristina Caamaño el organismo de inteligencia realizó operaciones de espionaje prohibidas expresamente por la legislación argentina contra 403 trabajadorxs de prensa de diferentes medios de todo el país en ocasión de la pasada cumbre del G20. Esta se agrega a la existencia de otra denuncia anterior que también involucra a periodistas e importantes dirigentes políticos y referentes sociales victimas de espionaje, seguimientos y escuchas ilegales realizadas por la AFI durante el gobierno anterior.

Este ataque al libre ejercicio del trabajo periodístico se dio en un contexto brutal para nuestra tarea. Durante el gobierno nacional anterior, ahora acusado de espiar a nuestros compañeros, al menos medio centenar de trabajadoras y trabajadores de prensa recibieron balas de goma, golpes y gases mientras realizaban la cobertura de diferentes marchas y movilizaciones. Una veintena fue detenida sin justificación alguna. Sufrimos también la pérdida de unos 4.500 puestos laborales y la persecución y el hostigamiento a les trabajadores de los medios públicos.
Exigimos a la Justicia un pronto esclarecimiento del hecho y el castigo a los responsables de este nuevo atropello.

En los próximos días solicitaremos acceso a toda la información respecto de esta grave situación. Exigimos que los responsables de estos hechos sean sancionados por la justicia. Nos ponemos a disposición de todxs lxs trabajadorxs de prensa afectados para acompañarlos en las acciones que sean necesarias.

Salta: El Tribuno pone en riesgo a sus trabajadorxs

El Sindicato de Prensa de Salta (SiPrenSal) denunció que los los propietarios del diario El Tribuno ponen en riesgo a sus trabajadores y trabajadoras, a través del comunicado que reproducimos a continuación:

Este 4 de junio, desde el SiPrenSal se presentó una nota ante el grupo Horizontes SA, empresa a cargo del diario El Tribuno, para extremar medidas de protección en la redacción en el marco de la pandemia. Pese a ello la empresa obligó a los trabajadores a volver a entrar al edificio y trabajar desde allí este viernes 5 de junio.

Los trabajadores manifestaron su preocupación porque, pese a que uno de sus compañeros dio resultados negativos para la COVID 19, debe cumplir aún la cuarentena establecida. El trabajador estuvo en contacto directo con una persona que se encuentra aislada en el hospital Papa Francisco porque fue, a su vez, contacto de otra que dio positiva para coronavirus. Este trabajador estuvo en la redacción a fines de la semana pasada y lunes y martes de esta semana. Para ese momento, los trabajadores habían vuelto a las instalaciones del diario para cumplir sus tareas, luego de un mes de mantener la modalidad de teletrabajo o home oficce.

El SiPrenSal también reclamó a la empresa cesar en su actitud ilegal de imponer la vuelta a la redacción de aquellos trabajadores comprendidos en los grupos de riesgo.

La postura de la patronal denota un total desprecio a sus trabajadores y un discurso que acomoda convenientemente. Cuando despidió a una veintena de trabajadores a fines de 2019, puso de excusa el avance de la tecnología.

Pero ahora, cuando puede servirse del provecho de la tecnología a favor de los trabajadores, retrotrae su posición sin incorporar el teletrabajo como modalidad para cumplir con las tareas. La situación decepciona, más aún cuando estamos a días de una nueva conmemoración del Día del Periodista, el próximo 7 de junio.

La situación ya fue puesta en conocimiento a la Secretaría de Trabajo de la provincia. Exhortamos a los funcionarios a cargo, y también a los responsables del Ministerio de Salud de la provincia, actuar en consecuencia.

Del COVID 19 a las buenas noticias

Un proyecto para enfrentar la pandemia y salvar el trabajo periodístico en Argentina

La pandemia del Covid 19 ha mostrado, una vez más, que el mercado no puede ser el sostén de las actividades esenciales de una comunidad. Entre ellas la información. Por eso necesitamos una intervención decidida, creativa y urgente desde el Estado.

El periodismo no puede ser sólo un negocio para unos pocos. Menos aún en medio de una emergencia sanitaria sin precedentes y cuyas consecuencias seguiremos viviendo por un tiempo aún incierto.

La actividad periodística ya estaba en graves problemas como consecuencia de los efectos del ajuste neoliberal, de la convergencia tecnológica y la revolución digital. Pero el actual cuadro de emergencia sanitaria lo ha colocado en una situación crítica cuyas consecuencias sobre el sistema de medios argentinos recién están empezando.

El riesgo que corremos es que esto produzca rápidamente una concentración y un empobrecimiento general de las condiciones de vida de los trabajadores y trabajadoras de prensa y las comunicaciones. Si no actuamos de manera urgente, habrá más cierres de empresas de medios y periodistas despedidos, con la lógica consecuencia de la desaparición o achicamiento de la diversidad y pluralidad informativa. Esto hará que una actividad esencial para sostener la democracia y enfrentar situaciones excepcionales como por ejemplo una pandemia, quede en manos de muy pocos -y en algunos casos extranjeros- grupos económicos.

De esta forma, y como lo venimos viendo en muchos casos, la promoción y sostenimiento de un proyecto de distribución del ingreso que se pretenda implementar desde el Estado tendrá mayores dificultades por el sistemático hostigamiento a través del discurso mediático de estos grupos.

En busca de recursos

Esta crítica situación que atraviesan lxs trabajadorxs de prensa argentinxs que cotidianamente hacen frente a la pandemia arriesgando su salud se choca con una realidad que resulta palmariamente injusta e inaceptable: la rentabilidad cada vez mayor de las grandes corporaciones digitales extranjeras como Google y Facebook, entre otras, que se valen del trabajo de miles de periodistas argentinxs pero no pagan un solo peso por ese trabajo. Además monopolizan el control de la circulación y selección de contenidos constituyéndose en una amenaza constante para la libertad de expresión y la garantía del derecho a la información del pueblo.

Según datos de la Cámara Argentina de Agencias de Medios, la publicidad en internet se llevó $ 8.774 millones en 2018.

De acuerdo con una estimación realizada por la revista Infonegocios, publicada en julio de 2019, durante 2018 Google facturó en Argentina $ 6.000 millones, aunque dicha cifra puede no ser precisa, resulta útil para dar una dimensión de la enorme proporción de la totalidad del mercado publicitario que el gigante de origen estadounidense absorbe del sistema de medios locales.

Google, Facebook o Amazon han sido de los pocos ganadores que ha tenido esta pandemia incrementando las dificultades que ya existían anteriormente en el sistema de medios. Este problema está siendo advertido en buena parte del mundo. De este modo poco a poco se van generando iniciativas para proteger la diversidad informativa.

El gobierno de Australia anunció este 20 de abril que obligará a Google y Facebook a pagar a las empresas de noticias por sus contenidos, para proteger a los medios de comunicación tradicionales frente a la competencia de los gigantes tecnológicos en el contexto de la pandemia.

En el Reino Unido, el Sindicato Nacional de Periodistas está exigiendo que el país avance en ese sentido para enfrentar las consecuencias letales del coronavirus.

La Federación Internacional de Periodistas, portavoz de los periodistas en el sistema de Naciones Unidas, ha lanzado recientemente una iniciativa denominada «Plataforma hacia un periodismo de calidad» en el que insta a los Estados de todo el mundo ha iniciar un proceso para cobrar impuestos a las GAFAM (Googel, Apple, Amazon, Facebook, Microsoft) para salvar al periodismo frente a la emergencia del Covid 19.

El Ejecutivo español aprobó en febrero pasado la creación de impuestos a negocios de Google siguiendo el ejemplo de otros países europeos como Francia e Italia.

En julio de 2019, Francia se convirtió en el primer país europeo en poner un impuesto a las grandes empresas digitales como Google, Facebook y Amazon.

Algo similar hizo Italia en diciembre pasado cuando su Parlamento aprobó una tasa similar a la que ya había impuesto el país galo.

En Canadá, el sindicato nacional de periodistas y la patronal de medios están planteando al gobierno que avance en un sistema impositivo que grave a las grandes plataformas.

En nuestro país, en tanto, la mayoría de los medios de comunicación subsisten hoy debido a la pauta oficial tanto nacional como provincial o municipal. Entre 2016 y 2019 las cuatro jurisdicciones más grandes del país invirtieron más de 45 mil millones de pesos en concepto de publicidad oficial, lo que representó alrededor de un 20% del mercado publicitario argentino, según un relevamiento realizado recientemente.

El dato muestra el peso de los fondos estatales en la economía y en el desarrollo del sistema de medios argentino. La pauta oficial es un recurso central para el funcionamiento del sistema.

Sin embargo, en el mismo período de tiempo la actividad periodística se ha concentrado y sus trabajadorxs han sido de los más precarizados y pauperizados, siendo afectadxs por la pérdida de puestos trabajos y por la escasa evolución de los salarios para contrarrestar los efectos de la inflación.

En otras palabras esos dineros públicos no se utilizan para promover una mayor diversidad informativa ni tampoco han evitado que las empresas de medios lleven a cabo ajustes en las condiciones de trabajo y salariales de los trabajadores y trabajadoras de prensa.

En ocasión de la sanción del Estatuto del Periodista ley 12.908 en 1946 el entonces presidente Juan Domingo Perón afirmaba que el objetivo de la norma era exigir para los periodistas una “retribución decorosa, ya que año tras año salen del erario público con destino a las cajas de las empresas millones de pesos en concepto de publicidad oficial y se otorgan franquicias o se cancelan derechos aduaneros en un verdadero subsidio estatal, que no podía ser en exclusivo beneficio patronal, sino de todos los que contribuyen con su esfuerzo fecundo al engrandecimiento de nuestra prensa”.

Esas palabras hoy vuelven a tener una vigencia total.

El país en su conjunto necesita asumir la necesidad de discutir cómo se sostiene el trabajo periodístico argentino. La pandemia ha demostrado que el mercado no puede ser sostén de los servicios esenciales de una comunidad.

Entre ellos, un sistema de medios que provea información confiable y diversa.

Un sistema de medios con trabajo de calidad.

El periodismo no puede ser sólo un negocio para unos pocos. Esto ya era un problema grave antes del coronavirus. Pero ahora, la emergencia sanitaria en desarrollo nos exige tomar medidas urgentes.

UNA PROPUESTA DESDE LOS TRABAJADORES DE PRENSA Y LA COMUNICACION

«Plan del Covid 19 a las buenas noticias»

  1. Creación de un impuesto a las grandes plataformas extranjeras.

Proponemos que las plataformas extranjeras tales como Google, Facebook e Instagram paguen una tasa sobre su facturación local. El producido de ese tributo debe utilizarse para retribuir el trabajo periodístico argentino y sostener la pluralidad informativa. Este impuesto gravará la facturación bruta total de publicidad con una tasa del 6 por ciento.

2. Redefinir el sentido de la utilización del dinero público en publicidad oficial.

Proponemos redefinir el sentido y uso de la cuantiosa masa de recursos públicos que el Estado Nacional, los Estados provinciales y locales destinan a la pauta publicitaria con un objetivo de la promoción de la diversidad informativa y un trabajo periodístico en condiciones de calidad.

Proponemos que el 30% del Presupuesto anual del Estado nacional destinado a pauta oficial se direccione a este fondo e invitar a las provincias y municipios y comunas a adherir a esta iniciativa.

No es posible que el Estado siga invirtiendo enormes cantidades de dinero en empresas privadas que luego utilizan esos fondos estatales para incrementar la concentración informativa, pagar despidos de trabajadorxs, evadir el pago de cargas sociales e incluso en algunos casos fugar capitales al exterior.

Esto significa financiar con fondos estatales a empresas que luego usan ese dinero contra los intereses de la comunidad.

3. Creación de una sistema de contribución voluntaria y solidaria de audiencias u organizaciones.

Proponemos crear un sistema mediante el cuál oyentes, lectores y televidentes u organizaciones con o sin fines de lucro podrán contribuir voluntariamente a este fondo destinado a salvar el trabajo periodístico argentino.

4. Creación de un Fondo Para Salvar el Trabajo Periodístico Argentino

Proponemos que todo lo recaudado por:
1- El impuesto a las plataformas de internet extranjeras
2- La redistribución y redefinición del uso de la pauta pública
3- El aporte voluntario o donaciones de audiencias y lectores u organizaciones con o sin fines de lucro se destine a un FONDO PARA SALVAR EL TRABAJO PERIODISTICO ARGENTINO frente a la emergencia del coronavirus, con énfasis en el periodismo local, las pequeñas y medianas empresas y los medios cooperativos y comunitarios.

Estos fondos se utilizarán para mejorar las condiciones laborales y sociales de lxs trabajadorxs y para financiar proyectos de innovación tecnológica de pequeñas empresas locales y nacionales, del sector cooperativo, emprendimientos autogestionarios y comunitarios. Todos los emprendimiento comunicacionales deberán demostrar la necesidad y utilidad pública de los proyectos que pretenden utilizar estos fondos.

Para aspirar a esos fondos las organizaciones deberán inscribirse en un registro. En el caso de empresas privadas, deberán contar con aval de la organización sindical nacional con personería gremial del sector periodístico y la organización sindical local de lxs trabajadorxs de prensa. En el caso de trabajadorxs autónomos deberán inscribirse en un registro específico. El registro será operado por la organización sindical nacional con personería gremial del sector periodístico y la organización sindical local de lxs trabajadorxs de prensa. Los emprendimientos autogestionarios, cooperativos y comunitarios deberán contar con aval de la organización sindical nacional con personería gremial del sector periodístico y la organización sindical local de lxs trabajadorxs de prensa.

En el uso de estos fondos se priorizará la atención de situaciones críticas que pongan en riesgo la continuidad de puestos de trabajo con el fin de ayudar a su sostenimiento.

Los fondos se destinarán específicamente a sostener directamente a los productores de información que mediante su trabajo periodístico tengan como fin promover la diversidad informativa y el bien común.

Los que reciban estos fondos deberán acreditar el cumplimiento del Estatuto del Periodista ley 12908 y los convenios colectivos. No podrán realizar despidos sin causa mientras estén recibiendo estos aportes.

La administración del Fondo estará en manos de un Consejo integrado por el Estado Nacional, la entidad sindical de lxs trabajadorxs de prensa con personería gremial nacional y el sector empresario privado.

5. Créditos fiscales y préstamos sin intereses para apoyar los trabajos de periodistas y de medios cooperativos, locales y autogestionados.

Proponemos establecer un sistema de créditos fiscales y de préstamos sin intereses destinado al sector de los medios autogestionados y comunitarios y al sector cooperativo y de pequeñas empresas.

San Juan: FATPREN apoya a las y los trabajadores del diario El Zonda

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) acompaña los reclamos de las y los trabajadores del diario El Zonda de San Juan, quienes fueron notificados de manera verbal que a partir de este 1° de junio la empresa realizará recorte de personal y de salarios, y además amenaza con declara la quiebra el mes que viene.

La FATPREN apoya al Sindicato de Prensa y Comunicación Social de San Juan y al Sindicato de Gráficos de esa misma provincia en estos momentos de crisis y avance de las patronales por sobre los derechos laborales de las y los trabajadores.

Por su parte, la Secretaria General del Sindicato de Prensa, Liliana Oviedo, informó que desde el día viernes están trabajando en conjunto con el Sindicato de Grafico de San Juan y que esto violaría el decreto y el acuerdo firmado el día viernes con CGT nacional, UIA, y el Gobierno Nacional (DECNU-2020-487-APN-PTE – Decreto 329/2020), sobre la prohibición de despidos. “A una semana de celebrar el Día del Periodista las empresas aprovechan toda circunstancia, para que una vez más muestren la precariedad de la profesión siendo que en esta pandemia fuimos declarados como servicio esencial, también solicitamos que sean esenciales los puestos de trabajo, esencial el cumplimiento de escalas salariales y esencial el trato y la igualdad de géneros en las empresas periodísticas”, aseguró la dirigente gremial.

Asimismo, esta problemática fue comunicada por la Secretaria General del Sindicato de Prensa de San Juan en el plenario de delegados/as de todo el país y del Plenario de Secretarios Generales que se llevo a cabo este fin de semana vía zoom.

Según informaron las y los trabajadores de El Zonda, la reducción de personal incluyó a cinco periodistas, tres diseñadores, dos del sector máquina, los distribuidores, y cobradores. Un total de 20 personas se quedan sin trabajo, de un plantel de 35.

En plena pandemia mundial y crisis tenemos que resguardar a las y los trabajadores para que no sean la variable de ajuste. Basta de despidos en los medios de comunicación.