Acuerdo complementario en la negociación paritaria

Este jueves 6 de septiembre, la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) firmó un acta complementaria con la Asociación de Diarios del Interior de la República Argentina (ADIRA), en el marco de la negociación paritaria para las y los trabajadores alcanzados por el Convenio Colectivo de Trabajo Nº 541/08.

En ella se define «adelantar el pago de la cuarta cuota del aumento pactado en Cláusula Primera del acuerdo salarial del día 6 de agosto de 2019 con los haberes del mes de agosto de 2019, en los mismos términos que se hubiera acordado. Atento a la fecha de firma del presente, las partes convienen que los empleadores que hubieran ya liquidado los haberes mencionados abonarán las sumas correspondientes a la cuota anticipada en recibo de sueldo complementario bajo la leyenda ‘Retroactivo Agosto 2019 CCT 541/08’ y con última fecha de pago el día 15 de septiembre de 2019».

Asimismo, se acordó «incrementar el bono convenido en Cláusula Segunda, quedando constituido en $ 2.000 (pesos dos mil) a ser abonados con los haberes del mes de octubre de 2019».

Salta: Rechazo al despido de la compañera Laura Urbano

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa rechaza la pretensión del dueño del Nuevo Diario de Salta, Néstor Gauna, de despedir a la compañera trabajadora de prensa Laura Urbano, quien fuera electa congresal para representar al Sindicato de Prensa de Salta (SIPRENSAL) ante este Federación, en el pasado mes de agosto.

La patronal, al recibir la comunicación de la tutela sindical que protege a Urbano, decidió -en un acto contrario a toda la legislación vigente en la materia- desconocerla y comunicarle su despido.

El Secretario General de la FATPREN, Roberto Zorrilla, aseguró que se va a «ir hasta las últimas consecuencias contra la empresa hasta conseguir la reincorporación de la compañera».

Por su parte, el SIPRENSAL convocó a las organizaciones gremiales y a la comunidad en general a manifestarse en «apoyo a nuestra compañera Laura Urbano, injustamente despedida por ejercer la actividad sindical», este viernes 6 de septiembre, a las 12, frente a la redacción del diario, ubicada en Caseros 835 de la ciudad de Salta.

Desde la entidad sindical salteña, resaltaron el respaldo recibido hasta el momento de parte de «las 62 Organizaciones Peronistas, Sitepsa, Familiares contra la Impunidad, PO, Docentes Autoconvocados, Adiunsa, Sadop, Sindicato del Azúcar, Tabacaleros, CCC, CTA, Trabajadores del Ingenio El Tabacal, CGT Regional Salta a través de Jorge Guaymás, UDA, ATE, Tribuna Docente, Fopaf, Fonaf Salta -COORDINADORA ZONAL DE TIERRA Ruta 81- UNION Y PROGRESO La Entrada, Asociación Lucrecia Barquet, Agrupación Oscar Smith (Luz y fuerza), H.I.J.O.S. Salta en la Red Nacional, Delegada/os y trabajadores de ATE CONICET, ATE SEGEMAR, ATE DESARROLLO SOCIAL, ATE SENAF, ATE PARQUE NACIONAL EL REY, ATE MIGRACIONES, ATE AGRICULTURA, ATE INTA; Periodistas Autoconvocadxs de Salta; Periodistas Unidxs Autoconvocadxs de Jujuy (PUAJ), la Asociación de DD HH Coca Gallardo, ADEMUSA, SIPREBA, los diputados Claudio del Pla y Lucas Godoy, y la precandidata a concejal Maira López», entre otros.

Repudio ante agresión a trabajadores estatales

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) repudia la agresión que sufrieran en la madrugada del jueves 4 de septiembre los trabajadores y trabajadoras estatales que reclamaban en Comodoro Rivadavia por los incumplimientos del gobierno de la provincia del Chubut.

Asimismo, se solidariza con el trabajador de prensa Luis Adrián Flores, padres y docentes, quienes fueron golpeados por el mismo grupo violento de hombres encapuchados.

En tal sentido, nos sumamos a lo expresado por nuestra filial, el Sindicato de Prensa de Comodoro Rivadavia:

Como sindicato miembro de la Mesa de Unidad Sindical nos hacemos eco de las denuncias públicas y el pedido de renuncia a los cargos públicos del ministro Coordinador, Federico Massoni, y el presidente de Petrominera y secretario general del Sindicato de Petroleros Privados, Jorge Ávila.

Exigimos que se investigue a los responsables políticos e institucionales que antepusieron la violencia al diálogo democrático.

Rechazamos las medidas especulativas de las grandes empresas que siguen despidiendo trabajadores de los yacimientos para continuar sosteniendo sus ganancias.

Y alzamos la voz ante los actos de censura que pretenden acallar aquello que a todas luces se manifiesta en la calle.

Jujuy: Audiencias decisivas por el conflicto con el diario Pregón

Durante los últimos días de agosto, en el Ministerio de Trabajo y Empleo de Jujuy, se presentaron trabajadores y trabajadoras del diario Pregón y representantes del Sindicato de Prensa de Jujuy (SPJ) -junto a su asesor legal- para continuar avanzando en la búsqueda de soluciones a la problemática que vienen sufriendo los empleados de esa empresa.

EL SPJ describió en el siguiente comunicado el actual estado del conflicto:

La razón social Pregón S. R. L. viene incumpliendo reiteradamente con todos los acuerdos paritarios y de mejoras en general para el sector, tornando cada vez más angustiante la situación de las familias de los trabajadores del diario.

Luego de varias presentaciones realizadas ante la cartera laboral por parte del gremio es que la secretaría de Trabajo y Relaciones Laborales notificó a las partes para avanzar en el cumplimiento de los acuerdos vigentes. Estábamos citados a las 11.00 hs del día 28 de agosto de 2019, siendo la hora mencionada nos encontrábamos los trabajadores, con abogados y el secretario del Sindicato de Prensa de Jujuy, Jorge Calvetti; pasadas las 11.25 hs –con el plazo vencido que establece una tolerancia de 15 minutos- se hace presente la abogada apoderada de Diario Pregón, Meyer Alcaráz sin la documentación requerida, sin el poder otorgado por la empresa y refiriendo que recién tomaba conocimiento de la citación, siendo que la notificación fue recibida en mesa de entrada de la empresa el día 9 de agosto de 2019.

Desde el ministerio se resolvió una última reunión con plazo de cinco días hábiles para que la empresa presente la documentación requerida, igualmente nuestros abogados solicitaron se apliquen las multas correspondientes, ya que en la apertura del expediente en 2017 el abogado Dr. López se había comprometido a lo mismo sin ningún resultado, por lo que las multas correrían.

La pretensión de la empresa es que desde el ministerio, los abogados que patrocinan y desde el sindicato se acerquen al diario a ver los recibos y demás documentación, a lo que hubo una negativa rotunda.

De esta manera se buscó dejar constancia que las irregularidades son demasiadas. A principio de mes los empleados vieron suspendidos los servicios de obra social, incluido de la OSPPRA porque la mora en la que incurre Pregón es recurrente; los descuentos a afiliados a los sindicatos se retienen pero desde hace años no se pagan al gremio.

Actualmente se sigue reclamando lo que data de hace casi 20 años, que es la categorización porque casi la totalidad de la plata está incluida en la categoría más baja de nuestro convenio, siendo que todos ocupan cargos de jefatura de páginas, no sólo por capacidad y antigüedad, sino también porque actualmente no hay más de un periodista encargado de cada sección.

Merced a esta lucha permanente es que se logró visibilizar esta situación y por ésta vía o la que fuera se seguirá pidiendo por el pago de retroactivos 2018, bonos y montos no remunerativos 2018 y 2019, además de categorización, a lo que se suma, por tercer mes, el pedido del pago del Sueldo Anual Complementario, cuyo pago venció el 30 de junio.

Hasta tanto se cumpla el plazo previsto por las autoridades todos nos encontramos en alerta para continuar en la lucha hasta que se reconozca la tarea de cada empleado según la ley vigente y sin resignar absolutamente nada de lo que corresponde.

Se movilizaron las y los trabajadores de prensa

Este viernes 30 de agosto, trabajadores y trabajadoras de prensa correntinos -junto a colegas de la provincia de Formosa- marcharon a la delegación local del Ministerio de Producción y Trabajo para reclamar el cumplimiento efectivo del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) Nº 541/08 y un urgente incremento de haberes, acompañando la reunión que la dirigencia sindical mantuvo con las patronales de la prensa escrita.

Del encuentro con empresarios de los diario El Litoral, Libertador y Época, participaron por la Asociación de Periodistas de Corrientes (APC) el Secretario General, Atilio Ramírez y la Secretaria Gremial, Noeli Barrios; por la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) el Secretario General, Roberto Zorrilla; el Secretario Adjunto, Miguel Iademarco y el Secretario de Organización, Flavio Frangolini; junto a los delegados sindicales de los tres medios y las asesoras legales de la FATPREN -Paula Bianchi- y la APC -Helena Bechert-.

La parte empresarial ofreció un aumento de 25 %, a pagar en dos cuotas, pero los representantes del diario El Litoral aseguraron que deberían reducir el personal para cumplir con ese importe, por lo que se pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo martes 3 de septiembre, para que esa empresa analice cómo puede afrontar los incrementos sin causar despidos.

Por último, la parte sindical intimó al Ministerio y las patronales a que quiten de las actas cualquier referencia a expedientes que no estén vinculados directamente al CCT Nº 541/08.

FATPREN se solidariza con periodistas atacados por el cura platense Eduardo Lorenzo

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) expresa su apoyo a las y los periodistas denunciados penalmente por el párroco de La Plata, Eduardo Lorenzo, y repudia el intento de censura que quiere instalar el cura imputado por delitos de “abusos sexuales agravados” y “corrupción de menores”.

Se trata de un claro ataque a la libertad de expresión como también un amedrentamiento para las y los trabajadores de prensa que vienen desarrollando su tarea de informar y reproduciendo la voz de las víctimas. Desde la FATPREN no permitiremos que ninguna persona accione contra nuestra labor.

Además repudiamos las amenazas que este cura junto a juez en lo civil llevaron a cabo el 14 de julio, luego de una misa en la iglesia Inmaculada Madre de Dios de Gonnet (La Plata). Los periodistas registraron a través de su celular los dichos amenazantes ante preguntas por la causa que lo imputa por abuso sexual.

Mirá el video:

Reproducimos el comunicado emitido por el Sindicato de Prensa Bonaerense:

Caso Lorenzo: imputado de abusos sexuales ahora denuncia a periodistas por informar

El Sindicato de Prensa Bonaerense rechaza en todos sus términos el intento de criminalizar el ejercicio del periodismo planteado por el sacerdote Eduardo Lorenzo al presentar una denuncia penal contra medios y periodistas que están informando sobre el proceso en su contra por denuncias de abusos sexuales.

En su temeraria pretensión materializada en una denuncia presentada ante la UFI  6 de La Plata por “coacción” contra periodistas y ocho medios informativos el sacerdote imputado por “abusos sexuales agravados” reclama “una orden de prohibición de realizar o dar a conocer cualquier información en la que figure mi nombre y/o apellido, sin mi expresa autorización” , a lo que el actual párroco de Gonnet agrega la ilegal e ilegítima pretensión del procesamiento de los periodistas que informan sobre el caso judicial que lo tiene como imputado.

Si el periodismo tiene que pedir autorización a los imputados de un delito para informar, como pretende el sacerdote Eduardo Lorenzo, no habrá ni periodismo, ni libertad de expresión, ni derecho a la información y, fatalmente, se impondrá la impunidad en un golpe inadmisible a un estado de derecho y de plena vigencia del sistema democrático.

Además de solicitar el inmediato pronunciamiento de rechazo de los Poderes Públicos a este burdo intento de censura e impunidad, apuntando a la criminalización del ejercicio profesional de periodismo (garantizado por la Ley 12.908) el Sindicato de Prensa Bonaerense expresa su solidaridad con los trabajadores y trabajadoras de Prensa que han sido incluídos en esta denuncia de Lorenzo, que es absolutamente atentatoria contra la libertad de prensa y el derecho de la comunidad a la información.

Buenos Aires: Se desarrolló el Pre Encuentro de las trabajadoras del SiPreBa

A pocas semanas de que se lleve adelante el 34º Encuentro Feminista más importante del país que en esta ocasión será en La Plata, las trabajadoras de prensa del Sindicato de Prensa Bonaerense realizaron un pre encuentro para intercambiar sobre las problemáticas que viven dentro de su lugar de trabajo, en el sindicato, y también a la hora de construir la noticia con perspectivas de generos.

Además, manifestaron la importancia de estar en la calle para exigir el aborto legal, seguro y gratuito y sumar a la lucha salarial las reivindicaciones del movimiento feminista. El pre encuentro comenzó con un panel, luego se proyectó el documental “Sacar la Voz: trabajadoras de prensa en tiempos de ajuste”, realizado por Mariela Bernárdez, Lorena Tapia Garzón y Natalina Franco dos Santos. Y por último se trabajó en comisiones.

Ana Laura Tonaquindici, secretaria de Mujeres y Géneros del SiPreBA, dio comienzo a la actividad y resaltó que “nosotras no nos resignamos solamente a la lucha salarial, la lucha por los puestos de trabajo, sino que también incorporamos las reivindicaciones de género a nuestra lucha”.

Las trabajadoras de prensa tuvieron “un protagonismo indudable en la lucha por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito”, aseguró. Al tiempo que agregó: que no se dejó de lado esa lucha, que no se resignó, porque se trata de “un reclamo que ha movilizado a centenares de miles de personas”.

La directiva remarcó que en el próximo Encuentro va a ser la quinta vez que participamos como SiPreBA”. Recordó que “de hecho fue la primera actividad de la que se participó como Sindicato”.

En ese sentido, Tonaquindici explicó que “este Pre Encuentro tiene como objetivo que la participación (de las trabajadoras de prensa) en la Plata sea masiva”. Asimismo, precisó que se busca “que las compañeras puedan participar de las comisiones y de la movilización del domingo” en el #ENM2019, a desarrollarse durante el fin de semana largo de octubre en la capital bonaerense.

En tanto, Gisele Sousa Dias, editora de género de Infobae, aclaró que su tarea “no es decirle a los compañeros qué hacer” sino que “la idea es empoderarlos” por lo que pidió “capacitar a toda la redacción en cuestiones de género para que sea algo transversal”.

Al participar del Panel de Apertura del Pre Encuentro de Trabajadoras de Prensa, consideró que “hay que dar las herramientas para que aprendan a escribir con perspectiva de género”.  

A pocos días de la confirmación de su puesto como “editora de género”, lo cual implica un aporte importante para que haya una transversalidad en los medios, Sousa Dias señaló que necesitaban “a alguien para a resolver sus problemas cotidianos como trabajadoras”, y “perspectiva de género en todas las secciones del medio”, porque “si no, no sirve”.

Por su parte, Mariana Iglesias, editora de género en Clarín evocó que “el primer #NiUnaMenos con todas esas personas en la calle mostró que no era un reclamo de activistas sino un hecho social que al interior del diario se leyó como: están todas las mujeres. Un hecho a cubrir y a contar, pero de otra manera”.

Asimismo, la reciente editora puntualizó que “las periodistas feministas están trabajando de una manera muy horizontal, no van detrás de las primicias, están trabajando sobre algo más importante. Y eso es un desafío enorme”.

Para el cierre del panel, la delegada de los y las trabajadoras de la Agencia Télam y secretaria de Acción Social del SiPreBA, Carla Gaudensi destacó que “hay un trabajo silencioso cotidiano de las compañeras que no se ve y que está en las redacciones. La salida es colectiva o no se ve”.

Sobre su propia experiencia en la Agencia, señaló que en Télam tuvieron “una masacre laboral” que enfrentaron organizadas, pero que atacó puntualmente a las mujeres. Al respecto indicó que de los 354 despidos, 139 eran compañeras y la mayoría estaba sindicalizada”. Al tiempo que recordó el repudio a la editorial de La Nación sobre niñas madres, de compañeros y compañeras, “también es producto del trabajo interno en las redacciones”.

Luego se proyectó el documental y rápidamente se armaron las comisiones de trabajo: la denominada “Organización sindical y problemáticas de género”, coordinada por las compañeras Ana Paoletti, secretaria de Actas del SiPreBA e histórica delegada de Página 12, y por Clara Uranga, delegada del SiPreBA en Clarín, se centró en las tareas para alcanzar la igualdad laboral en los ámbitos laborales.

Mientras que la Comisión sobre “Periodismo con perspectiva de género”, con la coordinación de Silvina Molina (Télam) y de Lorena Tapia Garzón (Revista cítrica), planteó el desafío de generar contenidos que visibilicen y representen a las mujeres en los medios.

La Comisión titulada “Precarización laboral y desocupación”, con Laura Salomé (Marcha.Org.Ar) y Poli Sabatés (delegada de Página 12) en la coordinación, puso el eje en cómo defenderse y articularse ante la crisis de empleo que afecta a las periodistas y trabajadoras de prensa en las empresas periodísticas”.

Luego de los talleres se procedió a la puesta en común de las conclusiones. Y para finalizar el Pre encuentro de Trabajadoras de Prensa, se hizo un Pañuelazo protagonizado por todas las presentes que, a lo largo de las actividades congregó a más de un centenar de compañeras.

Entre Ríos: Trabajadores de prensa celebraron la aprobación del proyecto que preserva el derecho a las fuentes periodísticas

El Sindicato Entrerriano de Trabajadores de la Prensa y la Comunicación (SETPyC) destacó la media sanción del proyecto que corrige la Ley de Procedimientos Constitucionales, por el que se reafirma la voluntad de la Legislatura de preservar las fuentes periodísticas.

La Secretaria General del SETPyC, Silvina Ríos, aseguró que la media sanción «expone la voluntad de la Legislatura de resguardar la libertad de prensa y, consecuentemente, la democracia, ya que en ningún caso se podrá afectar la base de datos, la fuente de información periodísticas o el secreto profesional».

En ese sentido, Ríos apuntó que el artículo 64 de la recientemente sancionada Ley de Procedimientos, que reglamenta el instituto del «habeas data», «permite que alguna persona que se pueda ver afectada termine judicializando el tema, intentado presionar a periodistas para revelar sus fuentes, por lo que la aprobación de esta reforma es una reafirmación de la defensa del cuarto poder dela democracia».

El secreto periodístico «es en defensa de la democracia, ya que es el reconocimiento del derecho del periodista a no revelar toda la información o la manera en que fue conseguida, para proteger a las fuentes, a sí mismo y a su ejercicio profesional», remarcó la dirigente gremial, quien subrayó que este derecho «es uno de los elementos fundamentales para que el periodista ejerza su tarea con total libertad».

«Ahora buscaremos reunirnos con diputados para que se le de sanción definitiva al proyecto en la Cámara Baja, ya que es necesario que este proyecto sea aprobado rápidamente en la Legislatura para evitar posibles presiones sobre los periodistas», aseguró.

Dirigentes del SETPyC junto al senador Lucas Larrarte, autor del proyecto.

Corrientes: Convocatoria a asamblea de la APC

Este viernes 23 de agosto, a las 13.30, en la sede de la Asociación de Periodistas de Corrientes (APC) se realizará una Asamblea General de los trabajadores y trabajadoras de prensa escrita, debido a que las negociaciones con las patronales están trabadas y se definirán que medidas adoptar en reclamo de recomposiciones salariales y el cumplimiento de normativas vigentes.

Cabe recordar que en la 193º Reunión del Secretariado Nacional de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), realizada el pasado jueves 8 de agosto, se definió iniciar una campaña de apoyo a las y los trabajadores de prensa de la provincia de Corrientes, quienes llevan más de diez años luchando para que las patronales de los medios de comunicación escritos apliquen el Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) Nº 541/08, desconocido por las empresas periodísticas desde el momentó en que fue firmado.

La APC ha señalado que «el salario de la mayoría de los periodistas no alcanza a la mitad del monto estipulado según la legislación vigente para el sector. Inclusive, en algunos casos, la situación de precarización es más grave porque hay trabajadores no registrados o inscriptos como monotributistas».

Por ello, la organización sindical correntina reitera su invitación «a todos los trabajadores de prensa a unirse en la lucha a iniciar para lograr entre todo el cumplimiento efectivo de la ley».

La Plata: A cinco años de la histórica marcha de prensa

Este miércoles 21 de agosto, se cumplieron cinco años de la histórica marcha que movilizó a cientos de trabajadores y trabajadoras de prensa de la ciudad de La Plata, en reclamo por el cumplimiento de sus derechos laborales y en contra de la precarización laboral.

El compañero David Barresi, del portal informativo Pulso Noticias (pulsonoticias.com.ar), lo recuerda en el siguiente artículo:

A cinco años del Prensazo: un grito contra la precarización laboral

Por David Barresi

Entre el 1ro y el 7 de agosto de 2014 la entonces dueña del diario Hoy de La Plata, Miryam Renée Chávez de Balcedo, fiel a su estilo, había decidido echar 10 periodistas de un plumazo. Al mismo tiempo en Radio Provincia una decena de trabajadoras y trabajadores contratados reclamaban por los salarios que el Gobierno de Daniel Scioli les adeudaba desde hacía cinco meses. Mientras, el personal del portal Diagonales.com intentaba resistir el vaciamiento progresivo de la empresa.

Los tres conflictos no sólo tenían en común que ocurrían al mismo momento en la misma ciudad, sino también que sus protagonistas habían decidido pelear por sus derechos y no resignarse. En menos de una semana, los despedidos y despedidas del diario Hoy junto a los contratados y contratadas de Radio Provincia decidieron organizar una movilización hacia la Gobernación bonaerense para reclamar por sus derechos. A este esquema se sumaron los y las periodistas del mencionado medio digital que había comenzado a ser vaciado por su patronal hacía ya más de un año.

Pero el reclamo pronto trascendió esos tres conflictos, que en el fondo eran expresión de una realidad mucho más extendida: el nivel de precarización laboral que se vivía en aquel momento en los medios de comunicación de la ciudad alcanzaba al 44% de los trabajadores y trabajadoras, según un relevamiento impulsado por el Colectivo de Trabajadores y Trabajadoras de Prensa que se conocería unos meses después. El Estado provincial era cómplice de esta situación al no llevar a cabo inspecciones laborales en prácticamente ninguna de estas empresas.

Quienes trabajaban en los medios de comunicación habían naturalizado dicha situación de explotación. Bajo la lógica de poder ingresar al mercado laboral periodístico como sea, accedían a condiciones laborales paupérrimas y que luego no significaban ningún ascenso ya que los dueños de los medios -como en cualquier rubro- utilizaban mano de obra barata siempre.

En ese contexto, a la organización de la marcha se sumaron también periodistas y reporteros gráficos de otros medios de comunicación, sobretodo de portales digitales y radios que funcionaban en la absoluta ilegalidad en términos de contratación laboral. La movilización fue una advertencia a los dueños de los medios y también al Estado provincial: el gremio de prensa estaba diciendo “basta”.

La actividad fue apoyada por la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (no así por la conducción de aquel entonces del Sindicato de Prensa Bonaerense; aunque sí estuvieron presentes algunos de sus dirigentes); por la Asociación de Reporteros Gráficos (Argra); y también por los gremios que integran la Confederación Sindical de Trabajadores de los Medios de Comunicación (Cositmecos), por el sindicato docente SUTEBA La Plata, por varias delegaciones de organismos estatales, y por todas las agrupaciones estudiantiles de la Facultad de Periodismo, que se encolumnaron desde la sede del bosque para sumarse a la marcha.

Fueron alrededor de 300 personas las que estuvieron ese día en la calle con una bandera encabezando la columna que decía: Basta de precarizar en los medios de comunicación. Era la primera vez que este sector se movilizaba en La Plata de una forma tan masiva en los últimos años. Para rastrear marchas multitudinarias de este gremio en la ciudad había que remontarse al asesinato de José Luis Cabezas.

De todas formas, aquel había sido un año especialmente conflictivo. No casualmente unos meses antes la FATPREN había organizado una marcha en la ciudad para pelear por un mayor aumento en las paritarias de prensa escrita, a la que habían asistido trabajadores del diario El Día y Agencia DIB mayoritariamente, pero que en términos cuantitativos había sido considerablemente más chica que el Prensazo (debido al miedo que habían metido los dueños de ese periódico, sobre posibles represalias) reuniendo alrededor de 50 personas.

Luchar sirve, siempre

El Prensazo expresó un grito de época. El del hartazgo contra las condiciones laborales impuestas en la región desde hacía varios años, al calor de la flexibilización laboral de los años ‘90, profundizadas post 2001. El trabajo en los medios de comunicación fue uno de los que no había logrado revertir esa situación, y lo que imperaba como moneda corriente y totalmente naturalizada era el laburo no registrado, la polifuncionalidad, el desconocimiento de los convenios colectivos, la imposibilidad de sindicalizarse, la falta de aportes jubilatorios y obra social, la desigualdad salarial, el monotributo y los sueldos bajos.

Por sólo citar un ejemplo: en el año 2009 toda la planta del diario Hoy fue obligada a renunciar y hacerse monotributista, hecho que se aceptó prácticamente sin chistar y que simbolizó una derrota enorme para todo el gremio de prensa. De ahí en adelante, la precarización laboral se extendió al reguero de portales web que comenzaban a nacer.

Aquella movilización fue un antes y un después. Tres años más tarde, en el diario Hoy se producía la histórica reincorporación de cuatro de los diez trabajadores que habían sido despedidos. Para ese momento en esa empresa, ya todos sus trabajadores estaban registrados desde hacía dos años, y en 2016 habían podido elegir después de quince años un delegado gremial.

Los trabajadores contratados de Radio Provincia lograron pocos días después de la movilización el hago de sus salarios adeudados, y en lo siguientes años el personal tuvo que enfrentar los intentos de ajuste de la gestión de Cambiemos, que luego asumiría el Gobierno.

Varios de los medios digitales de la ciudad -los que existían en aquel momento y otros que nacieron después- tuvieron que empezar a regularizar condiciones laborales registrando a sus trabajadores. La palabra “paritaria” empezó a ser escuchada en redacciones y estudios de radio donde antes reinaba la total informalidad. Los trabajadores y trabajadoras de prensa fueron, después de aquel momento, un poco más conscientes de la necesidad de pelear por sus derechos.

Por otro lado, el Prensazo fue un hecho a contracorriente de una lógica que impera en la profesión: la del individualismo y la competencia. Esto era producto de una generación de trabajadores y trabajadoras jóvenes generaron lazos solidarios entre sí, uniéndose para mejorar las condiciones laborales.

De todas formas, entre aquel momento y hoy, a los avances que hubo hay que contrapesarle un escenario político y económico que se tradujo en más de un centenar de despidos y cierres de empresas en la región. En ese sentido, en los últimos cinco años desaparecieron varios medios en la ciudad (el mencionado diario Hoy; el canal QM y la corresponsalía de Agencia DyN), hubo despidos masivos en otros, como Diagonales.com; y hubo intentos de despido en otros como la corresponsalía de Agencia Télam. De la misma forma, los altos niveles de precarización laboral y contrataciones ilegales siguen vigentes y generan batallas diarias en los lugares de trabajo.

Pero también, otras peleas se fueron fortaleciendo en el sector enmarcadas en las luchas por los derechos de las mujeres y disidencias, que irrumpieron con fuerza en los medios de comunicación de la región, y en el marco de las cuales tomaron las calles las trabajadoras de prensa en los paros internacionales de los 8 de marzo y en las movilizaciones por la legalización del aborto.

El gremio de prensa en aquel momento despertó otra vez desde abajo por la necesidad de sus propios trabajadores y trabajadoras. En varias de las luchas actuales se puede ver un hilo de continuidad con aquel hecho, y que llama a no retroceder en lo más mínimo los derechos conquistados.