Santa Cruz: Sindicato de Prensa se reunió con trabajadores de Canal 9

Durante la mañana del pasado viernes 22 de septiembre, integrantes de la Comisión Directiva del Sindicato de Prensa de Santa Cruz (SiPren SC) -filial de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN)- se reunieron con trabajadores de Canal 9, señal estatal provincial, en la que desde hace largo tiempo los trabajadores llevan adelante un reclamo por diversas causas y han sido víctimas de sanciones disciplinarias por parte de la autoridades de la señal por llevar adelante su reclamo.

En esta ocasión asistieron al encuentro Andrés Pombo (Secretario Adjunto), Alejandro Belio (Gremial) y Ana Baratuz (Acción Social), quienes en el mismo canal dialogaron con los trabajadores y escucharon su punto de vista acerca del conflicto.

Andrés Pombo manifestó que los trabajadores se sienten muy solos, “apretados y abandonados” pero “también se los ve decididos a cambiar la historia y a resistir los embates del kirchnerismo”.

El dirigente sindical explicó que “hablamos con la gente y los vimos firmes, con ganas de seguir peleando y de defender la fuente laboral, ante la ciclotimia del Gobierno que primero declara que va a cerrar el canal, que lo quiere privatizar y ahora parece que va a hacer un estudio nuevo, pero a los empleados le deben gran parte de un aumento que firmó el SAT a nivel nacional”.

Si bien el SiPren SC siempre aclara que la mayoría de quienes cumplen funciones en el canal se encuentran bajo otro convenio y en teoría deberían ser representados por otra entidad gremial, en diversas ocasiones se ha manifestado ante la opinión pública el apoyo y la solidaridad por parte del Sindicato hacia la defensa que los trabajadores realizan respecto a sus derechos y a su fuente laboral.

“Ante todo son trabajadores. Son compañeros nuestros, con muchos de ellos nos cruzamos día a día en la calle. Además nosotros somos un sindicato con conciencia de clase, no estamos del lado del Gobierno ni de ninguna patronal”, manifestó Pombo, haciendo hincapié que por sobre cualquier interés particular o partidario, la actual comisión cree que la tarea fundamental es bregar por la defensa de todos los compañeros de prensa.

scruz-250917

La Plata: Taller con la Defensoría del Público

El pasado sábado 23 de septiembre, en la sede del Sindicato de Prensa Bonaerense (SiPreBo) de la ciudad de La Plata, se desarrolló el taller “Coberturas responsables sobre la violencia hacia la mujer”, a cargo de la capacitadora Magalí Gómez de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual.

La actividad fue impulsada por la Secretaría de Derechos Humanos del SiPreBo, con el apoyo de la Secretaría de Capacitación de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN).

Vale destacar la participación activa de compañeras y compañeros asistentes al taller, quienes aportaron al debate demostrando el interés con respecto a la problemática de género y la responsabilidad a la hora de comunicar.

Además, la capacitadora acercó material con contenido importante acerca de esta cuestión, a fin de que los participantes cuenten con las herramientas propuestas para el tratamiento periodístico responsable sobre la violencia de género.

Los ejes que se abordaron durante la actividad fueron los siguientes: el concepto de Género a partir de la distinción biológica y las determinaciones sociales y culturales de los roles; la desnaturalización de la desigualdad en el discurso mediático; la violencia simbólica, la violencia mediática y el principio de la no discriminación en la Ley Nº 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual.

lp-250917-1 lp-250917-2 lp-250917-3 lp-250917-4

Precarización y recortes en el Río Negro

Los Sindicatos de Trabajadores de Prensa de Neuquén, de Viedma y de Bariloche y Zona Andina repudiamos el ajuste aplicado por Editorial Río Negro S. A. sobre quienes se desempeñan como colaboradores del diario, a los que impuso en forma arbitraria e inconsulta un tope máximo de 24 notas anuales.

Esa decisión implica para algunos compañeros un recorte del 90 % en el ritmo habitual de trabajo que sostenían hasta hace muy poco, ya que el diario llegó a “comprarles”, contra entrega de factura, un promedio de 20 notas mensuales.

Numerosos trabajadores del diario en su redacción central y en sus agencias de Neuquén y de Río Negro padecen esa forma de contratación irregular, que en algunos casos se extendió hasta tres años y constituyó en los hechos una relación de dependencia encubierta y no reconocida.

Editorial Río Negro apeló así a la vieja práctica de contratar periodistas y fotógrafos monotributistas, como si fueran simples “proveedores de servicios”, sin ninguno de los derechos laborales que corresponden a un trabajador estable. Estas condiciones abusivas se repiten en muchas empresas periodísticas del país.

Los sindicatos de prensa de la Norpatagonia queremos denunciar ese mecanismo precarizador, que viola el convenio colectivo 541/08 y que fuerza a los compañeros a aceptar esas reglas debido al avance del desempleo y la pretendida crisis económica del sector. Una crisis que ninguna empresa expone con claridad, con los libros sobre la mesa, y que no les impide gastar enormes sumas en consultorías y asesoramientos ni repartir abultados dividendos entre los accionistas.

También queremos repudiar la violación de la jornada máxima legal y la discriminación aplicada por la empresa a los empleados administrativos, a quienes se les niega el régimen de francos 5×2.

En defensa de nuestro salario, de la aplicación plena del convenio colectivo 541/08 y del reconocimiento de la zona patagónica en la remuneración de los trabajadores de prensa (que hasta hoy “Río Negro” y el resto de los diarios de la región se niegan a pagar), reclamamos la restitución del empleo y la regularización laboral de todos los colaboradores.

Sindicato de Prensa de Neuquén
Sindicato de Trabajadores de Prensa de Viedma
Sindicato de Trabajadores de Prensa de Bariloche y Zona Andina

rn220917

“Trabajadores de prensa, no terroristas”

A raíz de las recientes operaciones mediáticas destinadas a vincular a trabajadores y trabajadoras de prensa de organizaciones populares de comunicación con el accionar terrorista, el Sindicato de Prensa de Neuquén -filial de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN)- dio a conocer el siguiente comunicado:

El Sindicato de Prensa de Neuquén repudia el intento de operadores mediáticos de grandes medios de comunicación de vincular a trabajadores de prensa de organizaciones con el accionar terrorista, así como la estigmatización de comunicadores populares como instrumentos para el accionar delictivo.

Reconocemos en Nadia París y en el colectivo de radios comunitarias, la radio zona libre y la asociación de familiares y amigos de Luciano Arruga, como un proyecto radial on line que tiene un enfoque propio de la vinculación comunicacional con las víctimas de gatillo fácil.

Conocemos su objetivo de difusión de las voces que no tienen espacio en otros medios, la búsqueda para abrir vías de información contra la impunidad, y las fuertes historias de violencia institucional de la que son protagonistas muchos vecinos y familias que logran micrófono a través de la red radial.

Repudiamos la manipulación informativa e ignorancia revelada en la nota a través de la cual se soslaya como llamativo el conocimiento que tienen “estos dirigentes indígenas” de “cómo funciona el periodismo”; como si en la Patagonia, tal como ocurre en la CABA, las organizaciones populares, de artistas, agrupaciones políticas, barriales, de las villas, de organismos sociales y organizaciones de comunidades originarias no supieran quiénes son los periodistas, cómo funcionan los medios de comunicación, cuáles son los intereses de los operadores mediáticos de los pulpos económicos y dónde se encuentran los trabajadores de prensa que, independientemente del lugar que ocupan en una empresa de medios, son receptivos a tener una mirada diferente a la del empleador.

Es llamativo el uso estigmatizante (en la crónica) de la voz mapuce “lamien” (saludo entre mujeres y expresión de género femenino en mapuche, similar al peñi en masculino) como si fuera un sinónimo de organización juvenil vinculada al RAM, en un claro ejemplo de manipulación informativa.

Hacemos pública nuestra solidaridad con las redes de trabajadores de prensa que buscan caminos alternativos de comunicación, y que son descalificados por colegas que no ejercen una mirada crítica de los hechos, sino trabajan para que se cumpla la hipótesis informativa de la empresa.

Nos solidarizamos con los pueblos originarios que son catalogados como terroristas y delincuentes; nos avergüenza el tratamiento maniqueo de los pools de prensa que por el “click” que cotiza en los portales y en favor de intereses propios, publican barbaridades que disfrazan de la verdad, con investigaciones vergonzosas fundadas en fuentes con fuerte olor a carne podrida.

Aparición con vida de Santiago Maldonado.

nqn-180917

La Plata: Se realizó el Taller “Cómo actuar en situaciones de represión o detenciones contra la prensa”

El pasado viernes 15 de septiembre, el Sindicato de Prensa Bonaerense (SiPreBo) realizó el Taller “Cómo actuar en situaciones de represión o detenciones contra la prensa”, en su sede de calle 11 Nº 368, entre 39 y 40, de la capital provincial.

La actividad, organizada en forma conjunta con la Red Nacional de Medios Alternativos y el Colectivo de Abogadxs Populares de La Ciega y contó con la participación de unos 30 compañeros.

El SiPreBo evaluó la necesidad de activar acciones protectivas de los trabajadores de prensa, especialmente en la cobertura de manifestaciones y sucesos en la vía pública, a raíz -entre otros casos- de los últimos hechos sucedidos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde reprimieron luego de la masiva movilización que exigía la aparición con vida de Santiago Maldonado y detuvieron a 31 personas, entre ellos varios trabajadores y trabajadoras de prensa.

laplata180917

Estado de la libertad de expresión en Argentina 2017

Censura, amenazas, restricciones, ataques físicos y detenciones policiales contra periodistas en la cobertura del caso Maldonado y del conflicto social.

La Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa denuncia la existencia de censura, amenazas, restricciones al trabajo periodístico, ataques físicos y detenciones policiales que están sufriendo diversos periodistas que llevan a cabo la cobertura de la desaparición forzada de Santiago Maldonado en el sur del país y de diferentes conflictos sociales.

El periodista Dante Lobo de canal 4 de Esquel fue censurado y sacado del aire en los últimos días. Lobo y su equipo habían llevado a cabo la cobertura de los hechos del 1º de agosto, que luego fueron aportados como elementos de prueba por la familia de Maldonado a la causa. También había hecho una entrevista de gran relevancia a uno de los jefes de Gendarmería, el comandante mayor Diego Conrado Héctor Balari, en la que éste afirmaba que la entrada a la comunidad mapuche se había realizado siguiendo expresas instrucciones del ministerio de Seguridad de la Nación.

Lobos ya había recibido restricciones a su trabajo periodístico en ocasión de intentar hacer la cobertura informativa del caso. El día 16 de agosto cuando junto a su equipo se dirigía a cubrir un operativo ordenado por el juez federal Guido Otranto, en la comunidad mapuche Pu Lof, fue interceptado por personal de la Policía Federal y de la Policía de Chubut quien le impidió continuar el paso. El personal policial adujo que cumplía órdenes del juez Otranto. Este grave hecho fue denunciado por el Sindicato de Prensa del Oeste del Chubut.

Los trabajadores de prensa de FM Alas, de El Bolsón, recibieron amenazas directas por el tipo de cobertura que están realizando del caso. “Están tirando demasiado de la cuerda. Después a llorar a Plaza de Mayo. Están avisados”, decía un mensaje llegado al celular de la emisora, cuando informaban sobre un incidente relacionado con el mismo. “Es parte de una cadena de intimidaciones que ya recibimos”, dijo Esteban Santamaría, uno de los integrantes de la radio.

El mismo día miércoles 16 de agosto, en Cushamen, Chubut, integrantes de la revista Cítrica fueron intimidados por personal de la policía provincial y la Gendarmería. Los efectivos policiales no les permitieron circular libremente por la ruta cuando intentaban acercarse al lugar donde fue visto por última vez Santiago Maldonado, quien permanece desaparecido tras la represión de Gendarmería contra la comunidad mapuche del Lof en Resistencia.

El periodista Rafael Saralegui, quien viajó a la zona para una investigación periodística para chequeadocom, también denunció presiones por parte de personal de la Policía de Chubut y Gendarmería.

Se agrega la existencia de presiones en algunas ocasiones abiertas y en otras más veladas a los trabajadores de prensa tanto de emisoras privadas como estatales respecto de la cobertura que debe darse al caso, que exceden los límites de una línea editorial y significan un avasallamiento a la libertad de expresión y el trabajo periodístico.

Agresiones y detenciones a periodistas

Los trabajadores de prensa venimos registrando un incremento de las agresiones físicas y detenciones por parte de distintas fuerzas de seguridad, en ocasión de la cobertura de conflictos sociales.

En el marco de la represión que efectuó la policía de la Ciudad de Buenos Aires el pasado viernes 1º de septiembre, al finalizar la marcha en reclamo de la aparición de Santiago Maldonado, se produjeron una gran cantidad de detenciones arbitrarias. Entre los detenidos había seis compañeros/as que se encontraban cubriendo periodísticamente los hechos al momento de ser arbitraria y violentamente “cazados” por los efectivos policiales. Estuvieron incomunicados hasta la madrugada del lunes, detenidos en condiciones pésimas, sufriendo violencia psicólogica y maltratos inadmisibles. Todo por estar registrando el accionar de los supuestos servidores de la ley.

Uno de los objetivos de las agresiones y detenciones fue infundir temor entre los periodistas para evitar que queden registros de la violencia policial en imágenes como lo muestra el especial hincapié en las agresiones a fotográfos y camarógrafos. Esto se vio claramente en los acontecimientos del 1º de setiembre pasado en la ciudad de Buenos Aires.

Estos son los compañeros/as que se encontraban realizando tareas de prensa cuando fueron detenidos/as:

– Juan Pablo Mourenza y Ezequiel Hugo Medone, trabajadores de prensa de Antena Negra TV, integrantes de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA), detenidos en Avenida de Mayo y San José. En la filmación de Medone -que estaba siendo transmitida en vivo a través del Facebook de la RNMA se escucha claramente a un policía gritando “ese también está filmando, agarralo”.

– Daniel Lara, reportero gráfico y estudiante de la escuela de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA), detenido en Avenida de Mayo y Perú.

– Sofía Gamboa, fotógrafa, detenida sobre la Avenida de Mayo en el momento que comenzaba la represión. Tiene tres impactos de balas de goma en la pierna. No recibió asistencia médica. Le colocaron los precintos cortándole la circulación. Junto a los demás detenidos fueron amenazados por una policía que les decía que iban a terminar como Santiago Maldonado.

– Paola Barriga Montero, fotógrafa y documentalista, integrante del Centro Integral Marcelina Meneses, se encontraba registrando cómo un policía reducía a un manifestante cuando recibió una patada en el brazo izquierdo y cayó al suelo, su cámara quedó destruida. Fue detenida brutalmente por personal policial masculino.

– Carlos Ardila Guerra, fotógrafo de la Asociación de Trabajadores del Estado, detenido cuando se estaba retirando de la Plaza de Mayo, sacando fotos y videos en el lugar. También fue amenazado por policías que le decían que iba a terminar como Maldonado.

La brutalidad policial contra la prensa fue una constante durante la represión como lo muestran los siguientes hechos:

– Dos trabajadores de prensa de la TV Pública recibieron gas pimienta en sus rostros. Se trata de un asistente de cámara y de un camarógrafo, que estaban registrando los hechos sobre la Avenida de Mayo.

– Una movilera de Canal 13/TN también resultó afectada por el gas pimienta arrojado en sus ojos por la policía, tal como quedó registrado en varias transmisiones televisivas.

– Un fotógrafo de la Colectiva Fotografía a Pedal recibió por parte de la policía un balazo de goma en la nuca.

– A un periodista de la Agencia de Noticias Redacción (ANRed) le llenaron el cuerpo de balazos de goma y le arrojaron gas pimienta cuando preguntó adónde trasladaban a los detenidos.

– Durante la represión, los trabajadores de prensa que se encontraban cubriendo los hechos fueron filmados de forma intimidatoria por la policía.

Violencia física policial contra periodistas

El 10 de agosto, precisamente el Día Internacional del Cronista de Exteriores, Ignacio Gallardo, movilero de la radio X5, fue agredido por el Comisario Orgóñez de la policía bonaerense, dentro de la Municipalidad de La Plata, quien lo agarró del cuello y lo empujó cuando se encontraba cubriendo una protesta. Los demás policías actuaron en complicidad, llegando a amenazar a todos los trabajadores de prensa que se encontraban realizando su tarea.

El 26 de julio la Guardia de Infantería de la Policía de la Ciudad reprimió una movilización de los trabajadores/as de Pepsico frente al Congreso de la Nación. Ni bien comenzó la represión tres efectivos lanzaron gas pimienta en la cara al reportero gráfico Rolando Andrade, trabajador de Clarín. En el desalojo de la planta, perpetrado el 13 de julio, la policía golpeó y gaseó a las obreras y obreros de Pepsico y también a trabajadores de prensa, como sucedió con el equipo de Telefe Noticias.

El 3 de junio, al finalizar la marcha por Ni Una Menos, un policía federal le roció gas pimienta en el rostro a la compañera Alelí Acuña de Télam e Infonews, luego de que ella le sacara una foto. Luego, volvieron a tirarle gas pimienta, al igual que a los otros reporteros gráficos presentes en el lugar. El 8 de marzo, en ocasión del Paro Internacional de Mujeres, la policía realizó una brutal cacería, deteniendo sin ningún motivo y hostigando a 20 mujeres, entre ellas a dos compañeras, Josefina Nicolini, fotógrafa de Rumbos, y Laura Arnés, periodista del suplemento Soy, ambas de Página 12.

Las fuerzas actúan amparados por el “Protocolo de actuación de las fuerzas de seguridad en manifestaciones públicas” del Ministerio de Seguridad que, pese a carecer de toda legalidad, simboliza la vía libre para maltratar a los trabajadores de prensa.

El tristemente célebre corralito en el que nos quieren encerrar, o “zona determinada”, como lo llaman en el escrito, no es más que un aval para las restricciones y agresiones contra los trabajadores de prensa por parte de las fuerzas policiales. Tal como ha ocurrido en la ciudad de Santa Fe donde los trabajadores de prensa denunciaron restricciones y limitaciones al trabajo periodístico en ocasión de la visita del presidente Macri a la capital provincial.

La impunidad se cimenta en hechos como la reciente absolución de dos policías de la Metropolitana, y las leves penas que le dieron al tercero de ellos, en el juicio que se llevó adelante por disparar balas de plomo contra dos reporteros gráficos de la Red Nacional de Medios Alternativos en el desalojo de la Sala Alberdi, o en las dilaciones que hay en la causa que investiga el ataque por parte de una patota (que contó con zona liberada por la policía) a la redacción de Tiempo Argentino y Radio América.

A este panorama de agresiones, censura y restricciones a la prensa generadas por las empresas, funcionarios y fuerzas policiales y de seguridad se suma las, cada vez, mayores restricciones que padecen periodistas, reporteros gráficos y camarógrafos a la hora de cubrir los actos presidenciales y de algunos gobiernos provinciales.

A su vez, nos ha tocado sufrir la prepotencia policial no solamente cuando estamos ejerciendo nuestro trabajo, sino también cuando protestamos por nuestros derechos: en oportunidad de la última movilización de la Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa la Policía Federal realizó acciones de provocación y maltrato hacia trabajadores de prensa que se manifestaban pacíficamente.

En el marco del incremento del accionar represivo del Estado en contra de los reclamos populares, los trabajadores de prensa de todo el país, sindicatos y medios comunitarios, alternativos, populares y autogestivos, reclamamos al gobierno Nacional y de los respectivos distritos, que cesen este tipo de acciones.

Basta de censura, amenazas, restricciones, ataques físicos y detenciones policiales en la cobertura del caso Maldonado y del conflicto social.

Por más y mejor periodismo.

En defensa de la libertad de expresión.

Aparición con vida de Santiago Maldonado.

MESA NACIONAL DE TRABAJADORES DE PRENSA

mn180917

Buenos Aires: Ámbito Financiero, una semana con migajas salariales y tres días sin firmas

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) expresa su solidaridad con las y los trabajadores de prensa del diario Ámbito Financiero de la ciudad de Buenos Aires, quienes rechazaron un nuevo incumplimiento en el pago de sus haberes dentro de los plazos marcados por la legislación vigente.

Asimismo, acompaña sus reclamos y las medidas que han dispuesto en asamblea, tal como lo expresan en el siguiente comunicado:

Los trabajadores de Ámbito Financiero y de ámbito.com, reunidos en asamblea, manifestamos nuestro malestar ante un nuevo incumplimiento en el pago de los salarios dentro de los plazos legales.

Sumado a esto, y como viene ocurriendo en los últimos meses, la empresa decidió pagar en cuotas nuestros sueldos, de los cuales aún adeuda un 27 por ciento.

Por estos motivos y ante la falta de respuestas concretas resolvimos extender el quite de firmas que venimos realizando desde el último lunes y mantener la retención de tareas en la edición on line.

Le exigimos al Grupo Indalo, accionista mayoritario de este diario, la inmediata regularización del pago de los salarios y el cumplimiento irrestricto de nuestro estatuto y convenio vigentes.

Asamblea de Trabajadores de Ámbito Financiero – SiPreBA.

ambito130917

SETPyC: “Desterrar la arrogancia en la entrevista a los desterrados”

Los miembros del Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación -Setpyc- llamamos la atención sobre la discriminación negativa que ejercen algunos medios masivos de gran alcance contra los pueblos originarios en la Argentina.

Lamentamos que esa actitud altanera y prejuiciosa nos prive de conocer en profundidad saberes, modos y luchas de nuestros pueblos hermanos expulsados y perseguidos por siglos.

En algunas entrevistas públicas, mientras a un terrateniente le dan pie para que se luzca con sus respuestas sin interrupciones, a los dirigentes de comunidades originarias en cambio los muchachean, les discuten sobre la marcha con opiniones infundadas y un arsenal de prejuicios, y en medio de un atosigamiento les ceden con suerte cinco segundos para que desarrollen un pensamiento.

Ese trato desigual con los desposeídos es fruto en parte de la vieja consigna racista y violenta expresada en el lema “civilización y barbarie”, y es tanto el daño que ese esquema mental ha producido al país que conviene estar prevenidos.

Algunos medios masivos parecen lanzados a la descalificación ligera, y eso contrasta con la respuesta serena, respetuosa, frontal de los entrevistados de nuestros territorios. No es función del periodismo burlarse o desacreditar. Tampoco corresponde discutir sin fundamentos, y a veces con llamativa ignorancia de nuestra historia. Ni corresponde interrumpir cada respuesta o truncarla, con la sola fuerza del monopolio del micrófono. Menos aún echar en cara al entrevistado el hecho de brindarle un espacio, cuando no es el periodista el dueño de la comunicación.

Negar el genocidio de nuestros pueblos originarios del Abya yala (América) es propio de una mirada colonizada, y resulta tan violento como negar el holocausto, porque ese genocidio se produjo aquí, sus mentores siguen siendo “próceres” de una argentina racista que se potencia con el poder económico, corporativo y mediático concentrado en la metrópolis, y sus víctimas sobrevivientes siguen siendo discriminadas, desterradas, hacinadas en pleno siglo XXI.

El periodismo debe abordar los temas con libertad en forma y contenido, pero medir con la misma vara y nunca mezquinar espacio a los expulsados ni atropellar con los modos de la metrópolis. Nuestro aporte no consiste en aceitarles el camino a los poderosos sino en buscar la verdad, y facilitar la expresión de aquellos a quienes se les ha negado la posibilidad de participar.

Se hizo un hábito la propaganda disfrazada de periodismo. Ni la concentración de los medios masivos en pocas manos ni la partidización de los medios del Estado son vías para el ejercicio del periodismo. Y hay un margen (aunque siempre estrecho), para el trabajo digno que debe ser aprovechado no tratando de caer simpático a ciertas clases sociales o ciertos anunciantes y propietarios sino ofreciendo un auténtico servicio de noticias, interpretaciones, entrevistas, para que los receptores saquen sus propias conclusiones.

El sistema actual menosprecia a tal punto a los pueblos llamados “del interior” y a las comunidades originarias que en muchos casos los medios de mayor alcance, aun recibiendo fuertes sumas del Estado, no registran siquiera corresponsales en las provincias, en una demostración clara de hegemonía.

Mandato del Estatuto

El Estatuto del Setpyc contiene un capítulo especial sobre los saberes de los pueblos antiguos del continente y sobre nuestra determinación de no eludir los debates públicos. Por eso nos manifestamos.

El Estatuto llama a “la extensión y profundización de la democracia en los medios de información, al debate sobre contenidos y selección de temas en el periodismo con criterios claros y capacidad de discernimiento; y a la generación de conciencia sobre la importancia de la libertad y la multiplicidad de voces en nuestros medios”.

También a “tomar injerencia en las discusiones de las cuestiones fundamentales para la vida del país y de los pueblos de Nuestra América, y de los trabajadores del mundo, fijando la posición del gremio, y generar conciencia sobre la milenaria y vigente unidad de los pueblos y los daños de la atomización y la balcanización de nuestros territorios”; y a “combatir el sectarismo y la discriminación negativa de cualquier tipo y procedencia”.

En otro párrafo, el Estatuto convoca a “promover en los trabajadores el conocimiento y la aplicación de la filosofía de los pueblos del Abya yala (América) sintetizada en la complementariedad, el espíritu comunitario y la expresión sumak kawsay, suma qamaña o tekó porá (agregaríamos kume mongen, kume felen), traducida como vivir bien y buen convivir en armonía con el resto de la naturaleza; entre otras razones, porque los trabajadores de prensa y comunicación no pueden ofrecer los mejores frutos de sus funciones intelectuales sino con tiempo, espacio y ámbitos naturales propicios para conocer, meditar, intercambiar”.

Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación (SETPyC)
Adherido a la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN)
Paraná, Entre Ríos, setiembre de 2017.

setpyc130917

Proyecto para garantizar la cobertura de prensa durante manifestaciones

Este miércoles 13 de septiembre, en la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se realizó un encuentro para debatir en torno a la modificación de la Ley que regula el Sistema integral de Seguridad Pública porteño, a fin de brindar garantías a los trabajadores y trabajadoras de prensa frente al abuso policial en movilizaciones.

De la reunión participaron legisladores y representantes de organizaciones sociales y sindicales de la comunicación.

Los asistentes coincidieron como punto central del proyecto que proteger a las y los trabajadores de prensa del abuso policial en las manifestaciones es en forma directa proteger a todos los participantes, ya que el registro periodístico atenta contra la impunidad de las fuerzas de seguridad.

La iniciativa prevé incorporar al artículo 100 de la Ley Nº 5.688 un párrafo que establece que “el personal policial interviniente debe respetar, proteger y garantizar la actividad periodística. Los periodistas, invocando su sola condición, incluyendo pero no limitándose a reporteros gráficos o camarógrafos no podrán ser molestados, detenidos, trasladados, no podrá ser secuestrado ninguno de sus materiales de trabajo y registro, en todos sus soportes, o cualquier otra restricción de sus derechos por el sólo hecho de estar ejerciendo su profesión durante la realización de manifestaciones públicas. Asimismo, los efectivos policiales deben abstenerse de realizar acciones que impidan el registro de imágenes o la obtención de testimonios en esas circunstancias”.

Miguel Iademarco, Secretario Adjunto de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), expresó el apoyo al proyecto y señaló que “además de la legislación, es fundamental la decisión política para que letra de la ley se cumpla”.

Por su parte, dirigentes del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) y de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) hicieron un repaso de las agresiones sufridas por trabajadores y trabajadoras de prensa en los últimos años en la ciudad, culminando con la feroz represión que implicó la detención arbitraria de cinco compañeros tras la marcha del pasado viernes 1 de septiembre en reclamo por la aparición con vida de Santiago Maldonado.

Asimismo, todos los participantes repudiaron esos actos de represión y se solidarizaron con las víctimas de la brutalidad policial.

2017-09-13 11_001.43.47 2017-09-13 11_002.44.11 2017-09-13 11_003.44.19 2017-09-13 11_004.47.16 2017-09-13 11_005.49.05 2017-09-13 12_006.04.07 2017-09-13 12_008.15.20 2017-09-13 12_009.15.43 2017-09-13 12_010.17.38 2017-09-13 12_011.39.22 2017-09-13 12_012.46.55 2017-09-13 12_013.15.15

Santa Cruz: Sindicato de Prensa en Jornadas de Comunicación

El pasado jueves 7 de septiembre, integrantes de la Comisión Directiva del Sindicato de Santa Cruz (SIPren SC) -filial de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN)- participaron como expositores en las VIII Jornadas de Comunicación de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral (UNPA), en el Campus Universitario de Río Gallegos.

Las jornadas se denominaron “Culturas en Comunicación y Convergencia Digital” y fueron organizadas por la escuela de Comunicación de la Universidad, incluyendo por primera la participación de la entidad gremial.

El SIPren SC estuvo representado en el panel “Derechos de los Trabajadores de Prensa” por José Antonio Villanueva (Secretario General) y Andrés Pombo (Secretario Adjunto) quienes expusieron acerca de lo realizado desde la recuperación del sindicato y, sobre todo, de la difícil situación actual que atraviesan quienes desempeñan esta tarea en la provincia de Santa Cruz.

Villanueva, quien también participó de la radio abierta con estudiantes de la carrera de comunicación social, manifestó: “agradecemos la invitación por parte de la Escuela de Comunicación y vamos a estar presentes en todas las actividades que nos inviten y podamos participar”.

El Secretario General del SIPren SC evaluó que oportunidades para el intercambio como ésta “son importantes porque se trata también de llegar a estudiantes de comunicación que en el futuro serán trabajadores de prensa y deben conocer cuál es la complicada situación con la cual lidiamos desde el sindicato”.

Con esta participación se cerró una semana con presencia y trabajo en conjunto con la Universidad, que se había iniciado con el curso de Periodismo Digital dictado por Daniel Mecca que contó con gran presencia de trabajadores y estudiantes.

scruz-110917