Contra el ajuste en la TV Pública

En las instalaciones de la Televisión Pública, este lunes 15 de enero, sus trabajadores y trabajadoras realizaron una Asamblea y batucada para pronunciarse contra el ajuste que se quiere llevar adelante en la emisora y la campaña difamatoria que están instalando las autoridades de Radio y Televisión Argentina S. E. y del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos.

En las actividades estuvieron presentes el Secretario Adjunto de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), Miguel Iademarco; y la Secretaria de Asistencia Social, Dolores Fleitas; junto a integrantes de la Comisión Gremial Interna (CGI) de Canal 7 y dirigentes del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA).

En la Asamblea se ratificó el estado de asamblea permanente y movilización y se definió presentar la siguiente nota a las autoridades de RTA S. E., suscripta por la CGI, la FATPREN y el SiPreBA:

Sres. Integrantes del Directorio de RTA S.E.
Unidad de Negocios TV Pública Argentina.

En nuestro carácter de representantes sindicales legítimos de los trabajadores de prensa de los Noticieros encuadrados en el CCT Nro. 124/75 y el Estatuto del Periodista Profesional, nos dirigimos a Ud. a los efectos de manifestarles lo siguiente:

1. Que avalamos la resolución de Asamblea de fecha 8 de Enero de 2017, y en consecuencia reiteramos que se rechazan las medidas nulas e ilegales que violan derechos fundamentales del CCT Nro. 124/75 y acuerdos complementarios, los usos y costumbres, la Ley 12.908 (Estatuto del Periodista Profesional, en especial el artículo 81), la Ley 14.250 y los principios protectorios del derecho del trabajo y los previstos en los Convenio 87y 98 OIT.

2. Que rechazamos la decisión de prohibir las horas extraordinarias y también la orden de suprimir el régimen de extensión de jornada, es decir las dos (2) horas adicionales que los trabajadores realizan y perciben como horas extras, en forma mensual, normal y habitual desde hace más de 20 (veinte) años, incorporándose esta modalidad de prestación laboral y de pago de la remuneración a los contratos de trabajo en carácter de derecho adquirido, conforme las normas legales y CCT y acuerdos vigentes y usos y costumbres que no se pueden desconocer.

3. Que exigimos se rectifiquen estos actos nulos e ilegales y se abstengan de proceder a reducir las jornadas y la remuneración normal y habitual, que además de violar los derechos referidos, trasgrede lo establecido en el artículo 66 de la LCT, ante el intento de modificar una condición esencial del contrato de trabajo, que causa perjuicio económico, moral y profesional a los trabajadores de prensa.

4. Que le advertimos que de continuar con estos actos ilícitos, consideraremos que RTA S. E. y los integrantes del Directorio en especial incurren en incumplimiento de sus deberes y en prácticas desleales al adoptar modificaciones unilaterales e ilegales en el CCT y rehusarse a dialogar y negociar con la representación sindical legítima y reconocida por Ud. hasta la fecha.

5. Que se reitera que el recorte de las horas de programación de noticieros avasalla derechos constitucionales de los ciudadanos a la información, afectando además la libertad de prensa y de expresión en general y de los periodistas en particular, a quienes también se le causa un daño profesional, al privarles de trabajar en las condiciones que lo venían haciendo. No se está considerando para adoptar estas decisiones, el unánime reconocimiento de la excelencia, pluralidad y democracia de los noticieros y programas informativos de la TV Pública que se intentan destruir.

6. Que no aceptamos en consecuencia las modificaciones en las jornadas y horarios de trabajo que han sido pactadas con fuerza de ley y tampoco aceptamos rebajas de salarios que se realicen ante la decisión unilateral, nula de nulidad absoluta de “eliminar” o “prohibir” las horas “extraordinarias” y las dos (2) horas adicionales que trabajamos en forma normal y habitual. Es de conocimiento de los directivos y funcionarios la nulidad e ilegalidad de las medidas adoptadas que además se ejecutan a la par de declaraciones ofensivas y difamatorias contra los trabajadores de la TV Pública.
Le intimamos a rectificarse y abstenerse en el futuro de proseguir con este ataque injurioso y campaña mediática que daña la honra, la moral y la imagen de nuestros representados, bajo apercibimiento de iniciar las acciones judiciales que nos asisten.

7. Que reafirmamos a su vez el reclamo que se nos informe cuál es la programación y las políticas comunicacionales que se diseñó para la Televisión Pública para 2018, advirtiendo que la actual política de vaciamiento y ajuste privará a la sociedad de espacios importantes de información pública, como los noticieros de fin de semana, carencia que consideramos una forma de censura encubierta.
No hay ningún tipo de programación ni propuesta profesional para el 2018, solo latas y tercerización. En la actualidad, solo los noticieros y Cocineros Argentinos se realizan en el canal. La gestión pretende una Televisión Pública vacía, sin noticias y sin producción propia. Su política de ajuste llega al ridículo de recortar todas las horas extras que, en una planta que disminuyó, hecho crítico que se agrava en el período de vacaciones, pone en riesgo la propia pantalla ya que no contamos con la dotación mínima para garantizar la operatividad diaria. Según lo admitió públicamente en su charla de café con Sirvén, (apenas) “el 15 % de la masa salarial de la Televisión Pública corresponde a horas extras”. Su provocación llegó a tal nivel que trataron que los informativos no se emitan para culpar a los trabajadores. No se lo permitiremos: si estas semanas los noticieros están al aire es por exclusiva voluntad de sus trabajadores a contramano de las indicaciones de la gestión. Para coronar esta provocación, los días lunes y martes amanecimos con carros de asaltos y patrulleros de la fuerza de seguridad en las instalaciones del canal público. La policía como solución a todo, una fórmula repetida por estos días.

8. Que por lo todo lo expuesto estamos en estado de asamblea permanente y movilización, exigiendo una solución urgente y alertando al conjunto de la sociedad del brutal ataque a los medios públicos en general y a la TV Pública en particular, del gobierno y la gestión encabezada por el ministro Hernán Lombardi y el presidente de RTA, Miguel Pereira. No vamos a permitir que reduzcan el canal público a su mínima expresión ni que lo privaticen de manera encubierta. No vamos a permitir que avasallen nuestros derechos profesionales y laborales. La información no es una mercancía ni un espectáculo, es un derecho.

9. Que asimismo, le manifestamos una vez más nuestra predisposición al diálogo sin presiones, de buena fe a los fines de encauzar las relaciones que con las diferencias de intereses entre las partes, hemos mantenido hasta que RTA S. E. ha avanzado contra derechos fundamentales que vamos a defender por las vías gremiales y legales que nos corresponden, en caso de que persistan actuando con la ilegalidad e irracionalidad manifiestas. A su vez, le intimamos que se abstenga de mantener reuniones o negociar con entidades que como Ud. sabe no representan a los trabajadores de prensa dependientes de su empresa, respetando la buena fe negocial y evitando las provocaciones.

tpv-160118-2 tpv-160118-3 tpv-160118-4 tpv-160118-5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *