Ingreso a la relación laboral como periodista

periodismo-cidh

Desde 1944 por el Decreto ley 7618/44, y desde el 24/12/1946 gracias a su ratificación por vía de ley 12.908, mejor conocida como Estatuto del Periodista Profesional, la actividad de los periodistas a lo largo y ancho de la República Argentina ha gozado de protecciones específicas para las tareas y las características especiales de la actividad que realizan.

Ubicados en el epicentro de la concertación entre el derecho de prensa, el derecho a la libertad de expresión, y actualmente el comentado derecho a la información, los periodistas articulan múltiples características en su relación laboral que deben ser, sin dudas, tenidas en cuenta al momento de su regulación.

Al momento de comenzar a trabajar como periodismo, corresponde tener en cuenta algunas cuestiones esenciales, a fin de recibir el trato laboral conforme ley:

¿Quién es periodista y está alcanzado por las regulaciones de la ley 12.908?

Según la ley 12.908, periodista es “toda persona que realice en forma regular, mediante retribución pecuniaria, las tareas que le son propias en publicaciones diarias o periódicas y agencias noticiosas…. Se incluyen las empresas radiotelefónicas, cinematográficas o de televisión que propalen, exhiban o televisen informativos o noticias de carácter periodístico…”.

Su redacción amplia busca alcanzar a todo el personal que realice tareas que guarden relación con el tratamiento de la información, sin importar el nombre que se le imponga.

¿Cómo debo ser categorizado cuando comienzo a realizar la actividad periodística?

Cuando nunca se haya realizado actividad periodística en los términos de ley, y hasta los 24 meses de desempeño en la actividad, la ley 12.908 considera al trabajador periodístico como aspirante.

Durante esos dos años el aspirante debe estar en relación de dependencia, ya que la certificación de este estado – por medio de sus aportes previsionales – es la condición que le permitirá acceder a la categoría de periodista profesional y, eventualmente, a la consiguiente obtención de la credencial o carnet profesional emitida por el Ministerio de Trabajo.

En la actualidad, muchas veces este paso previo queda olvidado, y la contratación de los periodistas se realiza desde el primer día en categorías de periodista profesional, manteniendo como único requisito la edad mínima profesional (20 años).

¿Qué es la Matrícula Nacional de Periodistas? ¿Es obligatoria?

Conforme Art. 4 y subsiguientes de ley 12.908, la MNP es una obligación de registro impuesta a los periodistas profesionales –transcurridos 24 meses de ejercicio inicial de la profesión-, que se resuelve en la emisión de un carnet profesional con el objetivo de acreditar ante autoridades y dependencias del Estado su actividad laboral.

Sin embargo, desde la jurisprudencia y la práctica profesional, conjuntamente con el desinterés de la autoridad administrativa de emisión –el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación-, su uso ha perdido su vigencia y no se considera esencial para la constatación de la actividad profesional como periodista. Para la justicia nacional del trabajo, la falta de matriculación no permite el desconocimiento por parte del empleador de ley 12.908 ni las prerrogativas de la misma.

Asimismo, corresponde observar que de acuerdo a lo establecido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en la Opinión Consultiva N° 5/85, del 13 de noviembre de 1985, que la colegiación obligatoria de los periodistas es contraria al ejercicio de los derechos establecidos por Art. 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos, por lo que no está permitida.

Para el caso de querer obtenerla, debe requerirse al Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, cumpliendo con los requisitos que pueden observarse en el siguiente link: https://www.argentina.gob.ar/obtencion-de-la-matricula-nacional-de-periodistas-ley-no12908.

La MNP tiene una vigencia de 2 (dos) años.

¿Cuál es el período de prueba?

A diferencia de lo establecido por ley 20.744 de contrato de trabajo, en el caso de los periodistas, según Art. 25 de ley 12.908 el período de prueba que no deberá ser mayor de 30 días. Probada su idoneidad, se le considerará definitivamente incorporado al personal permanente, debiendo computarse el período de prueba para todos sus efectos.

El pago del haber de ese primer mes es prueba de reconocimiento de idoneidad y finaliza el período de prueba.

Asimismo, el despido durante el período de prueba no es sin exposición de causa, sino que el empleador deberá acreditar la incapacidad del trabajador para desempeñar los deberes y obligaciones a que se sometieron para su ingreso (Art. 39 Inc. E ley 12.908)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *