Entre Ríos: Repudio ante amenazas a trabajadores de prensa

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) se suma a su filial, el Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación (SETPyC), para repudiar las amenazas que recibieron las y los trabajadores de diferentes medios de comunicación de Paraná cuando desarrollaban, este lunes 26 de noviembre, la cobertura del juicio que se le sigue a Gonzalo Caudana y a los integrantes de una banda dedicada al narcotráfico.

Al mismo tiempo, exigimos a las autoridades competentes brindar la seguridad necesaria para que las y los compañeros periodistas, camarógrafos y reporteros gráficos trabajen en total libertad y cumplan, nada más y nada menos, que con el deber de informar.

La organización sindical explicó que “el lamentable suceso ocurrió este lunes 26 de noviembre, en la sala de Audiencias del Juzgado Federal de Paraná, cuando los trabajadores de prensa trabajaban en el inicio del juicio por narotráfico que se le sigue a Gonzalo Caudana y 21 personas más. Fue en ese momento cuando Caudana, exaltado se dirigió a fotógrafos y camarógrafos y los amenazó en reiteradas oportunidades, dentro y fuera del recinto, molesto con la presencia periodística”.

Detallaron que “las amenazas del narcotraficante fueron directas y precisas: ‘yo a vos te conozco’ o ‘si me filmás te mato’ y fueron dichas a viva voz frente a los presentes, al personal de seguridad (Policía Federal) y la custodia del Servicio Penitenciario que se dirigía a Caudana como ‘Gonzalo'”.

Asimismo, señalaron que “debido a que estas provocaciones ocurrieron dentro del ámbito de la Justicia, las observamos con total preocupación y exigimos que desde dicho ámbito se brinden las garantías necesarias para que todos los trabajadores podamos realizar nuestra tarea con total libertad y seguridad”.

Desde la FATPREN junto al SETPyC Sindicato acompañamos y nos solidarizamos con los trabajadores que les tocó vivir este difícil momento, esperamos que la Justicia tome las medidas del caso ante tal intimidación y se hagan respetar las garantías para poder seguir cumpliendo con el deber de informar.

erios-271118

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *