Se agrava la situación de las y los trabajadores de prensa

El temor a la pérdida de las fuentes de trabajo y la incertidumbre a cuándo y cómo se percibirán los salarios son realidades que se multiplican en las redacciones de todo el país.

A los mucho más de dos mil despidos en los últimos casi dos años, se suma ahora el anuncio del cierre de la Agencia Diarios y Noticias (DyN) que afectará a un centenar de compañeros y compañeras.

Los atrasos salariales y pagos en cuotas, habituales en diarios como Ámbito Financiero -de la ciudad de Buenos Aires- y El Diario -de Paraná, Entre Ríos-, alcanzó ahora a las y los trabajadores de la señal de noticias C5N.

El matutino económico y la emisora de cable son propiedad del Grupo Indalo, envuelto en una turbia transferencia accionaria con personajes cercanos al Gobierno nacional.

Uno de los propietarios de El Diario, Luis Etchevehere, ha sido designado recientemente al frente del Ministerio de Agroindustria de la Nación, mientras se tramitan procesos en su contra por evasión y lavado de dinero.

Lejos de tratarse de situaciones aisladas, se podrían seguir enumerando casos que se reiteran en todas las provincias.

En este contexto, el Poder Ejecutivo pretende implementar una reforma laboral que legalice las prácticas cotidianas de precarización que llevan adelante patronales que, además, incumplen con los aportes a la seguridad social y las obras sociales.

La angustia frente al futuro limita el ejercicio de un periodismo crítico en momentos de crecientes protestas sindicales y sociales, que son criminalizadas por los diferentes poderes estatales.

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) expresa su solidaridad con los trabajadores y trabajadoras de prensa en conflicto, reitera la necesidad de la unidad en la lucha ante el avasallamiento de nuestos derechos y acompañará todas las medidas que dispongan las Comisiones Gremiales Internas y sus sindicatos de base en todo el territorio nacional.

¡Sin trabajo no hay libertad de expresión!

prensa081117

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *