Siguen los despidos en el diario Río Negro

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) repudia la política de ajuste y achicamiento que lleva adelante la empresa propietaria del diario Río Negro y se solidariza con los compañeros despedidos recientemente.

Al respecto, las filiales de la FATPREN presentes en esa región se manifestaron a través de los siguientes comunicados:

Neuquén

El Sindicato de Prensa de Neuquén repudia públicamente a la Editorial Río Negro S. A. por el despido sin causa de los compañeros Miguel Velázquez (Sierra Grande), Fernando Bonansea (El Bolsón) y Juan Carlos Parada (Chos Malal). Denunciamos a la empresa patagónica por continuar con el plan de desguace, despidos injustificados, jubilaciones compulsivas y maltrato a su personal de prensa en todos sus ámbitos.

Este plan de “desvinculaciones de mutuo acuerdo” y amedrentamiento a trabajadores y trabajadoras del diario, denominado RN2023, comenzó con la designación del publicista Eduardo Tessler, como director periodístico, quien junto con el gerente general Tomás Reinke (Clarin, Olé, Cronista Comercial) está a cargo de la ejecución del plan de “reconversión al plano digital” del diario de papel.

El martes 24 de julio pasado, el directorio que preside Nidia Povedano, a través de los encargados de Recursos Humanos Máximo García y Nicolás Terraz, echaron sin aviso y depositando en una cuenta personal de Velázquez, una “indemnización a la baja” y por fuera de la Ley 12.908, Estatuto del periodista, y el CCT 541/08 que corresponde como trabajador de prensa con más de 20 años de antiguedad en la empresa.

¿Qué explicación pueden dar Tessler-Reinke-Povedano-García y Terraz cuando el trabajador despedido cumplía funciones de vendedor de publicidad-periodista y reportero gráfico en una agencia y durante más de 20 años de trabajo?

Este sindicato todavía espera una respuesta del directorio responsable sobre la instalación de los nuevos sistemas de videovigilancia HD, dirigidos a las y los trabajadores y monitoreados desde la gerencia general de Roca.

Los compañeros y compañeras conviven a diario con una campaña direccionada por la empresa para generarles temor e incertidumbre sobre su continuidad laboral y futuro profesional bajo el plan RN2023.

Editorial Rio Negro S. A. fue fundada en 1912 en la ciudad de General Roca (Fisque Menuco) y desde esa época hizo y sigue haciendo negocios.

Bariloche

Las políticas que pretenden descargar las supuestas crisis de las empresas periodísticas sobre las espaldas de los trabajadores tienen en la Patagonia un nuevo y vergonzoso ejemplo.

El diario Río Negro despidió a sus corresponsales en Sierra Grande y en El Bolsón, uno de ellos con 20 años y el otro con 10 años de antigüedad.

La decisión está claramente enmarcada en una política de vaciamiento que la empresa ya había comenzado a aplicar en otras agencias regionales, mediante jubilaciones anticipadas, contrataciones precarias, retiros voluntarios y presiones de todo tipo.

El Sindicato de Trabajadores Prensa de Bariloche y la Zona Andina repudia públicamente estas medidas y convoca a defender los puestos de empleo, los salarios y la dignidad de los trabajadores.

Además manifiesta su rechazo a la evidente decisión de achicar la planta de trabajadores del diario para concentrarla en las grandes ciudades, lo cual deja sin voz y sin difusión alguna a los habitantes de las regiones periféricas, sus problemas y sus demandas, en una política de llamativa similitud con la aplicada por la agencia Télam.

Editorial Río Negro S. A. se pliega asì a la nefasta ola de cesantías de trabajadores de prensa que en los últimos dos años y medio afectó ya a más de 3.000 compañeros en todo el país.

Por eso el Sitrapren reclama:

* Basta de despidos.

* Reincorporación ya.

* Basta de precarización.

* Aumentos salariales acordes con la pauta de inflación.

* Incorporación del plus por zona patagónica.

Viedma

El Sindicato de Trabajadores de Prensa de Viedma repudia el accionar del Diario Río Negro que en la jornada de este último martes, notificó a un trabajador de la Agencia de Sierra Grande, su despido injustificado, sumándose a la larga lista de compañeros que han sido despedidos en todo el país por parte de las empresas periodísticas que siguen enriqueciendo su patrimonio.

El compañero despedido hacía más de 20 años que trabajaba para la firma, y fue gracias a su accionar, que la provincia y el país estuvieron al tanto de los sucesivos cambios que sacudieron a una localidad como la de Sierra Grande.

La firma a cargo del multimedio desde hace un tiempo ya viene manteniendo un sistema perverso, en contra de los derechos de los trabajadores.

Ejemplo de ello ha sido la contratación bajo el denominado sistema “freelance” de corresponsales, redactores y fotógrafos, sin respetarles horarios y antigüedad, y sin efectuárseles aportes jubilatorios y de obras sociales.

No conformes, han apostado al desgaste para que sean los propios trabajadores quienes opten por una salida sin conflictos.

También han iniciado propuestas de desvinculaciones voluntarias, sin ofrecer en ningún caso la indemnización equivalente a la de un despido sin causa.

Con una intención similar a utilizada por las autoridades de la Agencia de Noticias Télam, los directivos del Diario Rio Negro pretenden cerrar corresponsalías, y acallar las voces del interior de las provincias de Río Negro y Neuquén, dejando en la calle a trabajadores con muchos años al servicio de la empresa.

El Sindicato de Trabajadores de Prensa de Viedma rechaza estos acontecimientos, y denuncia las intenciones de empresas como ésta, que pretende continuar con la política de achique, poniendo a los trabajadores como la única variable de ajuste.

rn-300718

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *