Bariloche: El Ejecutivo financia la precarización de los trabajadores de prensa

El Sindicato de Trabajadores de Prensa de Bariloche y Zona Andina (Sitrapren) -filial de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN)- dio a conocer un comunicado en el que denuncia el incumplimiento por parte de la Municipalidad local de la normativa que la obliga a otorgar pauta publicitaria únicamente en los medios que cumplan con toda la legislación que ampara a las y los trabajadores de prensa:

El gobierno municipal gasta en pauta publicitaria un promedio de 240 mil pesos por mes, que reparte en forma discrecional, sin cumplimiento alguno de la normativa vigente.

El Sindicato de Trabajadores de Prensa de Bariloche y Zona Andina repudia la arbitrariedad aplicada por el intendente Gustavo Gennuso en su relación con los medios periodísticos y el manifiesto desinterés que demostró ante nuestros reclamos.

Además de contestar los pedidos de informe tarde y a medias, el gobierno municipal elige manejarse como si la ordenanza de pauta publicitaria no existiera.

Gennuso no duda en admitir que la regulación aprobada hace dos años por impulso de un concejal de su partido le genera “dudas”, pero no se priva de contratar con medios que no tienen a su personal periodístico en regla.

La ordenanza 645/15 incorporó como legislación obligatoria en el municipio el artículo 64 de la ley 12.908 Estatuto del Periodista Profesional.

Desde entonces el municipio no puede publicar ningún tipo de avisos en diarios, revistas, periódicos y órganos de difusión que cuenten con “personal comprendido en el Estatuto del Periodista Profesional que no hayan cumplido previamente las disposiciones de la Ley 12.908, la de jubilaciones y pensiones de periodistas y toda la legislación social que ampara los derechos del periodista profesional”.

Es decir, los trabajadores que realizan tareas periodísticas deben estar en blanco y encuadrados como tales, con el amparo del convenio y el salario correspondiente.

Está claro que al intendente esa regulación impuesta hace dos años a instancias de este sindicato lo perturba e incomoda. Pero eligió el peor camino: no promueve la derogación de la ordenanza para no pagar el costo político y tampoco la cumple, para no malquistarse con los medios en falta.

Si había alguna confusión o dejadez involuntaria de parte de su gobierno, Gennuso se encargó de despejarla. Durante el encuentro anual de la Asociación Argentina de Consultores Políticos realizado hace pocos días el intendente dijo que coincidía con el contenido de la ordenanza que le impide contratar con medios que negrean a su personal.

“Desde mi sentimiento social y político está perfecto -admitió-. En términos legales está muy bien hecha, pero en términos prácticos para una ciudad como Bariloche nos complica”.

Sostuvo luego que la exigencia sobre la condición laboral de los periodistas tiende a favorecer a los grandes medios porque son los únicos que cumplen con la legislación.

Ese supuesto es falso. Aun las empresas más poderosas y los medios de mayor audiencia y circulación mantienen situaciones irregulares.

El municipio se esconde en la excusa fácil para no hacer lo que debe: verificar en cada caso la situación de los empleados y excluir de la pauta a los medios que pagan en negro, que contratan periodistas permanentes bajo la figura del monotributo o que aplican convenios que no corresponden, como el de locutores o el de empleados de comercio.

Cada vez que el Sitrapren quiso acceder a la información sobre el reparto de los avisos del municipio chocó con las dilaciones y el manoseo de una gestión que se tomó hasta tres meses en contestar (cuando debe hacerlo en un plazo de diez días hábiles) o que no respondió.

La rendición de cuentas no debe ser “a pedido”. Según el artículo 15 de la ordenanza 2636/15 el gobierno tiene que brindar informes anuales a toda la ciudadanía sobre la pauta contratada, con montos, listado de medios y “finalidad” de cada campaña. Otra obligación incumplida.

El Sitrapren no dejará de reclamar condiciones dignas de empleo para los trabajadores de prensa de Bariloche y la región por todas las vías posibles. Incluso las que son de incumbencia municipal.

El Estatuto del Periodista Profesional tiene jerarquía de ley y es una conquista histórica que no vamos resignar.

Tampoco vamos a aceptar que las prácticas abusivas de muchos empleadores -quienes recurren una y otra vez a la informalidad, a la precarización laboral y al pago de salarios miserables-, descansen en la complicidad municipal.

brc241117

Bariloche: Charla “Hacer periodismo en tiempos de Macri y Temer”

El Sindicato de Trabajadores de Prensa de Bariloche y Zona Andina -filial de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN)- adhiere e invita a la charla organizada por el Centro de Estudios Patagonia sobre “Hacer periodismo en tiempos de Macri y Temer”.

La actividad estará a cargo del licenciado en Historia y periodista Martín Granovsky y se realizará este sábado 5 de agosto, a las 10, en la Sala del Concejo Municipal de San Carlos de Bariloche.

En el encuentro, que forma parte del Ciclo de Charlas Presente y Memoria, se reflexionará y debatirá sobre el nuevo escenario que plantean las próximas elecciones, el año y medio de gobierno de Macri y el primer tramo del régimen de facto surgido en Brasil tras el golpe contra Dila Rousseff, y las consecuencias que surgen de ese contexto.

brc010817

Periodistas repudian festejo lujoso organizado por el municipio en su día

El Sindicato de Trabajadores de Prensa de Bariloche y Zona Andina se manifestó contra los gastos de fondos que hará el intendente Gustavo Genusso en el día del periodista y exigió que responda a sus pedidos de audiencias y cumplimente las normativas para mejorar las condiciones laborales.
“La municipalidad de Bariloche ha divulgado una invitación a los periodistas para celebrar juntos nuestro día, el próximo 7 de junio. Celebración que ampara en nuestro esfuerzo y compromiso diario en el desempeño de nuestra profesión”, expresaron a través de un comunicado de prensa y agregaron que: Así, nos invitan a un hotel spa de lujo para “disfrutar una buena comida, unos ricos tragos y algo de música” (sic). Le pedimos al municipio en representación del intendente Gustavo Genusso, que no gaste fondos del Estado.
Por su parte, el Secretario General del Sindicato de Prensa, Mariano Colombo, indicó que el municipio “no nos contesta los pedidos de audiencia, no responde los pedidos de informes; sabemos que en 10 meses del año pasado repartieron un millón y medio de pesos a distintos medios, y en todos esos medios no se respetan ni el convenio ni el Estatuto del Periodista”.
En ese sentido, expresaron que “podría responder alguno de los tantos pedidos de audiencia que le cursamos por más de un año. O al menos por cortesía responder satisfactoriamente y sin omisiones, ni atajos, los pedidos de informe que cursamos en el marco de la Ordenanza Municipal 1527/05 de libre acceso a la información pública”.
En su defecto, si no quisiera juntarse con nosotros, bien podría arbitrar los medios correspondientes para dar cumplimiento a la Ordenanza Municipal 2645/15 (presentada por un concejal de su propio sector y sancionada por unanimidad).
La norma, adhiere al artículo 64 de la Ley Nacional 12.908, Estatuto del Periodista Profesional, que en forma resumida, impide al Estado la contratación de publicaciones a cambio de una tarifa en todos los medios de prensa que nos someten a condiciones precarias de contratación y contrarias a la legislación vigente.
De ese modo, el municipio gobernado por Gustavo Gennuso, podrá por un lado dejar de gastar dinero para satisfacer las necesidades de los empresarios que día tras día roban un poco más de nuestra dignidad y por otro lado, destinar esos fondos, incluidos los del banquete de lujo al que nos invitan, a revertir el complejo cuadro social que afecta a la ciudadanía barilochense; concluyó el comunicado del Sindicato de los Trabajadores de Prensa de Bariloche.

va

Bariloche: Una familia tipo necesita más de cuarenta mil pesos por mes para vivir dignamente

Integrantes del Sindicato de Trabajadores de Prensa de Bariloche y la Zona Andina -filial de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN)- denunciaron con honda preocupación que tras un relevamiento en distintos supermercados, tiendas y comercios en general, arribaron al valor de 43.550 pesos para la canasta básica media para una familia tipo integrada por dos adultos y dos niños en edad escolar.

El exhaustivo relevamiento iniciado meses atrás, arrojó un resultado para nada sorprendente aunque sí preocupante ante el poder adquisitivo de los trabajadores de prensa en particular y los trabajadores en general. En nuestra profesión el cuadro además se agrava cuando la cámara empresaria ADIRA –Asociación de Diarios del Interior de la República Argentina-, se niega a reconocer el pago de un plus salarial por zona desfavorable, como sí cobran otras actividades laborales y profesionales y esgrime el ridículo e insostenible argumento de que el costo de vida en Patagonia es menor al del Conurbano bonaerense o la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en tanto sostiene una miserable oferta en las paritarias para el periodo marzo 2017-febrero 2018.

Una familia tipo integrada por dos adultos y dos niños en edad escolar, necesita al menos 43.550,28 pesos (cuarenta y tres mil quinientos cincuenta pesos con veintiocho centavos) para cubrir los gastos que demanda vivir dignamente y fue calculado en base a parámetros estandarizados a nivel universal, para determinar el costo de un hogar que pretende alcanzar una vida social plena.

Los rubros relevados y analizados para el cálculo son nueve en total. En el estudio se incluye alimentación, indumentaria y calzado, salud, bienes y servicios varios, educación, vivienda, equipamiento y funcionamiento del hogar, esparcimiento, transporte público y transporte particular.

Así, tras un relevamiento realizado en diversos supermercados de distintas cadenas, concluimos que sólo para alimentarse, una familia tipo requiere en Bariloche unos 11.200 pesos mensuales y cuando recorremos tiendas, concluimos que otros 7.300 pesos son necesarios para vestir y calzar a la familia. Con esos dos parámetros solamente basta para superar el sueldo promedio de un trabajador de prensa en cualquier ciudad del país.

La ecuación se torna más gravosa si consideramos que sólo en bienes y servicios varios, un trabajador de prensa promedio en Bariloche gastará en verano el 20 % de su sueldo. Aclaramos que los parámetros fueron medidos en verano y no es ese un detalle menor. En invierno, el consumo de gas, leña y otros combustibles se incrementa exponencialmente, como así también el consumo de luz, producto de la utilización de artefactos eléctricos para calefaccionar en algún caso y ante la disminución de las horas de luz natural en este sector del país en otro.

Vale mencionar que el cálculo realizado, de la canasta familiar para una vida media, no toma ningún producto de alta gama, sino más bien en cada producto determinado, el precio de mercado para una marca de nivel medio. Dicho de otro modo no se computó aquí el consumo o uso de ninguna primera marca, o productos de los denominados “Premium”, sino más bien, segundas o terceras marcas.

El valor final, además de un amplio abanico de alimentos de origen animal y vegetal, indumentaria y calzado, incluye artículos de limpieza e higiene personal, útiles escolares, servicios e impuestos, alquiler de vivienda o pago de una cuota hipotecaria, renovación y reparación de electrodomésticos, blanco, mantelería y menaje de cocina o productos y actividades de esparcimiento tales como diarios, revistas, libros, asistencia al cine y/o actividades culturales y/o deportivas.

También resulta justo señalar que en el rubro salud se computó la utilización de la obra social de los trabajadores de prensa, que no requiere bonos de consulta pagos. Además, en el mismo rubro no se computó el gasto de personas enfermas o con algún padecimiento, que podría multiplicar el valor del ítem en cuestión ante la necesidad de medicamentos o estudios complejos.

En tanto que en el rubro transporte se consideró el costo del boleto del transporte urbano de pasajeros y en el caso del transporte particular, el costo de patentes, seguros, combustible y mantenimiento de un vehículo de gama media/baja, con cinco años de antigüedad.

De la lectura simple de la planilla de cálculos que nos llevó semanas de trabajo, debemos concluir que es imperiosa la necesidad de que la Cámara que nuclea a los diarios del interior del país, comprenda la realidad de los trabajadores patagónicos, sometidos a condiciones indignas de vida.

El detalle resumido del costo de cada uno de los rubros analizados:

Total Necesidades Mensuales Febrero-Marzo 2017

1) Alimentación: $ 11.203,50
2) Indumentaria y Calzado: $ 7.371,83
3) Salud: $ 964,00
4) Bienes y Servicios Varios: $ 2.542,67
5) Educación: $ 1.216,67
6) Vivienda: $ 10.278,95
7) Equipamiento y Funcionamiento del Hogar: $ 2.830,00
8) Esparcimiento: $ 1.128,00
9) Transporte Público: $ 896,00
9b) Transporte Particular: $ 5.118,67
Total: $ 43.550,28

brc-300517

Bariloche: Genusso incumple las ordenanzas de pauta publicitaria y de acceso a la información pública

genussoEl sindicato de Trabajadores Prensa de Bariloche y Zona Andina denuncia públicamente la violación por parte del gobierno municipal de las normativas que regulan la distribución de pauta publicitaria.
A pesar de lo establecido por ordenanza, el intendente Gustavo Gennuso no exige que los medios contratados para publicar anuncios del municipio tengan a su personal periodístico debidamente regularizado y encuadrado en el convenio colectivo correspondiente.
Nuestro sindicato reclamó y obtuvo hace menos de dos años el dictado de la ordenanza 2645/15, que incorpora como legislación obligatoria en el municipio el artículo 64 de la ley 12.908 Estatuto del Periodista Profesional.
Desde entonces el municipio no puede publicar avisos de ninguna índole en diarios, revistas, periódicos y órganos de difusión que cuenten con “personal comprendido en el Estatuto del Periodista Profesional que no hayan cumplido previamente las disposiciones de la Ley 12908, la de jubilaciones y pensiones de periodistas y toda la legislación social que ampara los derechos del periodista profesional”.
Los intentos del Sitrapren por conocer cómo aplica el municipio ese principio chocaron una y otra vez contra el silencio de Gennuso. Un primer pedido de informes fechado el 25/10/2016 y enmarcado en la ordenanza 1527/05 de libre acceso a la información pública tuvo por respuesta un largo listado con los medios periodísticos que reciben pauta. Pero el Ejecutivo omitió cualquier dato sobre el personal de esas empresas y las condiciones de contratación que la norma obliga a verificar.
Un segundo pedido de informes que buscó indagar en ese punto fue presentado el 17/11/2016. Hasta hoy no tuvo respuesta.
El Concejo Municipal sí contestó un requerimiento del Sitrapren de la misma fecha y aclaró que la confección del listado de medios habilitados para recibir pauta le corresponde “a la autoridad de aplicación”, es decir a la dirección de Prensa y Comunicación del Ejecutivo, bajo la responsabilidad de Rafael Tapia. Justamente la misma área que hasta ahora ocultó la información.
El Sitrapren buscó también plantear estos temas en forma directa al intendente, a quien le presentó tres pedidos de audiencia, fechados el 16 de junio, el 28 de julio y el 22 de septiembre del año pasado. Ninguno fue contestado. Sólo hubo una propuesta informal de Tapia para que nos reunamos con él, en representación de Gennuso.
La ordenanza vigente en su artículo 15 también obliga a cada departamento de gobierno a brindar un informe anual sobre la utilización de pauta oficial, importes, contenidos y listado de medios contratados. El plazo venció el 31 de diciembre y el Ejecutivo todavía no lo publicó.
En la reciente apertura del año legislativo Gennuso dijo que el suyo es un “gobierno abierto, que dialoga con el vecino” y que ejerce “la transparencia”. Nuestro sindicato pretende que no se quede en el discurso y que demuestre qué hizo para cumplir una ordenanza pensada para combatir el empleo precario, que fue impulsada por un concejal de su partido y aprobada por unanimidad.
Que las autoridades municipales rindan cuentas sobre este tema no es sólo una exigencia de los trabajadores de prensa sino un derecho de todos los ciudadanos.
El Estatuto del Periodista Profesional tiene jerarquía de ley y es una conquista histórica que no vamos resignar.
Los trabajadores de prensa de todo el país reclamamos desde hace tiempo la efectiva vigencia del artículo 64 y hemos logrado su aprobación en varias provincias y municipios.
Ahora nos toca hacerlo cumplir, aunque choquemos con la indolencia de los gobiernos y también con el enojo de muchos empleadores, que se quejan ante la obligación de blanquear a sus periodistas porque son precarizadores seriales.
La ordenanza que les incomoda no está pensada para discriminar entre medios chicos y grandes. A unos y otros, si quieren acceder a la pauta, les bastará simplemente con encuadrar a sus trabajadores dentro del convenio colectivo de prensa y respetar toda la legislación laboral que nos ampara.