Rechazo a la pretensión de silenciar informaciones en RTA

Frente al intento de las autoridades de Radio y Televisión Argentina Sociedad del Estado (RTA S. E.) de limitar las expresiones que los trabajadores y trabajadoras de sus emisoras puedan difundir al aire, el Sindicato de Prensa de Mendoza -filial de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) realizó la presentación de la siguiente nota:

El Sindicato de Prensa de Mendoza, ve con preocupación la Comunicación Oficial N° 04570229/18 de RTA S.E. por la cual se instruye a los Directores de las Radios Nacionales, para que “persuadan a sus empleados que intenten la toma del aire para divulgar consignas y/o comunicados anunciando sus puntos de vista respecto de las medidas tomadas por RTA S.E., sea en forma individual, grupal o gremial porque de persistir y concretar esos actos se harán pasible de severas sanciones”.

Tal decisión es inaceptable a la luz de la garantía constitucional del derecho a la libertad de expresión que todo ciudadano tiene, y con mayor quienes se desempeñan como periodistas; y su gravedad se acrecienta en razón de provenir de sistema de medios de comunicación del Estado, que es quien más obligado está a respetar dichos derechos y a facilitar los medios que detenta para que se cumpla fielmente con ese derecho, y el de los ciudadanos a estar informado sobre todos los aconteceres de la sociedad por boca de sus protagonistas, en nuestr caso la organización social.

Esta circunstancia ha generado que quienes ejercen el periodismo desde las radios dependientes de RTA S.E. sientan una fuerte presión y amenaza en el quehacer cotidiano, que violenta no solo el derecho a expresarse con libertad, sino que también lo hace contra un derecho sustancial de nuestros oyentes como es el de recibir la información y que ésta se ajuste de la mejor manera posible a la realidad de los hechos sobre los cuales el periodista opina.

El derecho universal a la información no solo es reconocido al titular del medio y al destinatario, sino fundamentalmente quien ejerce la profesión de periodista (Ley 12.908) a quien debe garantizarse que exprese libremente sus ideas y opiniones, con mayor razón si su prestación la realiza en relación de dependencia. Veracidad y responsabilidad constituyen dos requisitos esenciales al periodismo.

El reconocimiento constitucional del derecho a expresar libremente las ideas sin ningún tipo de censura (art. 14, art. 31/32 y Art. 43 C.N.) se ha visto fortalecido con el reconocimiento de los Tratados Internacionales y Pactos elevados a nivel de norma fundamental (Art. 75 INC. 22), en la Reforma de 1994. En especial el Pacto de San José de Costa Rica (art. 13 y 14).

La protección al ejercicio de la libertad de expresión, y el derecho a la información del ciudadano, es la principal preocupación de la Ley 26.522.

El Estatuto Profesional del Periodista (Ley 12.908) de manera expresa reconoce que la libertad de prensa y la libertad de pensamiento son derechos inalienables (Art. 5), asegurando al trabajador que no va a ser discriminado ni sancionado o despedido por razones gremiales o políticas (Art. 29).

Por la dignificación de la profesión que el periodista ha elegido, y por la cual se desempeñan en la radio, es que solicitamos a los Directivos de RTA S.E. así como a los Directores de las emisoras que de ella dependen, se abstengan de intentar “persuadir” a su personal, y/o a las entidades gremiales que los nuclea, para no difundir “consignas o comunicados” anunciando nuestros puntos de vista respecto de las medidas tomadas por RTA S.E., o para hacerlo de determinada manera, que afecte la libertad de expresión del periodista y el derecho de información de la ciudadanía.

La FATPREN acompaña las manifestaciones de su sindicato de base y se suma al rechazo de cualquier intento de coartar la libertad de expresión de las y los trabajadores de prensa y el derecho a la información de los ciudadanos y ciudadanas en todo el territorio nacional.

rta-280318

Documento Final del 46º Congreso Extraordinario de la FATPREN

El 46º Congreso Nacional Extraordinario de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) manifestó su repudio al ajuste impuesto a los trabajadores por los lineamientos de la política del gobierno nacional y ejecutada tanto en medios públicos como privados. El despido de cerca de 3000 trabajadores y trabajadoras en poco más de dos años exhibe al de prensa como uno de los sectores más castigados por el ajuste.

En este contexto se acentuó, a la vez, el deterioro de las condiciones laborales y salariales a partir de incrementos por debajo de los índices de inflación lo que representa una pérdida real en el ingreso de los trabajadores.

Repudiamos cualquier nuevo intento del gobierno nacional de avanzar, en beneficio de la rentabilidad empresaria, con el proyecto de Reforma Laboral con el que se pretende derogar, de un plumazo, derechos consagrados de los trabajadores, producto de la lucha de generaciones, como los convenios colectivos de trabajo y el sistema de negociaciones paritarias libres.

En este sentido insistimos en la necesidad de que la Confederación General del Trabajo(CGT) esté a la altura de las circunstancias y encare un plan de lucha sostenido para frenar este intento que profundiza el deterioro de la calidad de vida de los trabajadores y sus familias.

En este contexto y ante la declarada intención de las patronales de avanzar en las paritarias con incrementos salariales “a la baja”, imponiendo techos por debajo del costo de vida la FATPREN convoca a un plan de lucha a los trabajadores de prensa de todo el país que se activará en los próximos días con la realización de asambleas en todos los medios.

El Congreso Nacional Extraordinario definió reclamar un aumento salarial no menor al 27 por ciento para las paritarias del año en curso.

Asimismo el Congreso de FATPREN ratificó su solidaridad y acompañamiento a los trabajadores y trabajadoras en lucha por la defensa de la fuente de trabajo y la mejora de sus condiciones salariales y laborales, tanto en medios públicos como privados.

En tal sentido manifestó su respaldo a la lucha de los trabajadores de R.T.A. S.E (Canal 7, Telam y las Radios Nacionales) quienes resisten, junto a los sindicatos de base que los representan, el vaciamiento y recorte en los medios públicos. A la vez que repudió la persecución gremial encarada contra los dirigentes.

El Congreso Extraordinario se expresó además en respaldo de los trabajadores de empresas del sector privado en conflicto, desde hace meses, tales como El Diario de Paraná, Radio El Mundo, Radio del Plata, Diario Hoy de La Plata, medios del Grupo INDALO, (Ámbito Financiero, El Patagónico, Minuto Uno y Diario Registrado).

Además, repudió el achicamiento y retiros voluntarios en el Diario de Río Negro, tanto en la provincia de Río Negro como Neuquén.

El Congreso rechazó las declaraciones del intendente de la Ciudad de Neuquén Horacio “Pechi” Quiroga quien sostuvo que cerraría todos los medios públicos por la “competencia desleal” que establecen con los medios privados.

El 46 Congreso Extraordinario de FATPREN exhortó, ante este escenario, a unificar la lucha, a nivel nacional, de los todos los trabajadores de prensa y ratificó su decisión de denunciar cualquier transgresión contra la libertad de expresión y el derecho de la sociedad a estar debidamente informada.

Buenos Aires, 17 de marzo de 2018

ce-190318-2

Buenos Aires: Sesiona el 46º Congreso Nacional Extraordinario de la FATPREN

Este sábado 17 de marzo, se encuentra sesionando -en su sede de la ciudad de Buenos Aires- el 46 Congreso Nacional Extraordinario de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN).

El encuentro comenzó en la tarde del viernes 16 y aborda, entre otras temáticas: paritarias y plan de lucha, Reforma Laboral, situación de la Obra Social del Personal de Prensa de la República Argentina (OSPPRA), informe de la comisión revisora del estatuto y elaboración del documento final.

ce-170318

Comenzó el 52º Congreso Nacional Ordinario de la FATPREN

En la ciudad de Buenos Aires, sobre el mediodía de este viernes 16 de marzo comenzó a sesionaro el 52º Congreso Nacional Ordinario de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), máximo órgano de conducción de la organización, en el salón auditorio de su sede porteña.

En el transcurso de las deliberaciones, el Congreso aprobó la memoria y balance correspondiente al ejercicio comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2017.

co-160318-1 co-160318-2 co-160318-3 co-160318-4 co-160318-5

Nos paramos, que se pare el mundo

En el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, una fuerte convocatoria que recorre más de 50 países en todo el mundo señala un acontecimiento histórico de lucha.

Hace tiempo Argentina es referente del movimiento de mujeres por la conquista de sus derechos, cuando el 19 de octubre de 2016 encabezó un paro denunciando la violencia hacia las mujeres (violación y asesinato de Lucía y la represión policial en el último Encuentro Nacional de Mujeres), un paro que recogió la solidaridad de mujeres de otros países.

En las últimas semanas, en todo el país, se evidenció esta fuerza en la masiva concurrencia de compañeras a las asambleas para organizar este 8 de marzo el segundo Paro Internacional de Mujeres (PIM). Los debates en Capital Federal han dado como resultado las siguientes consignas para la bandera de arrastre de este 8M: Paro Internacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans. Aborto legal ya. Basta de ajuste y despidos.

El paro es contra el sistema. Un paro que ni la burocracia sindical se decide a realizar.

El gremio de prensa

A la histórica precarización de trabajadores de prensa (empleo no registrado, salarios de hambre, monotributo, censura, persecución a la organización sindical en las empresas), se han sumado despidos abiertos y encubiertos, cierre de empresas en los últimos años, así como retiros “voluntarios”, contratos “basura”. Estamos ante el vaciamiento de los medios públicos, así como el ataque generalizado a toda la prensa y a toda la clase trabajadora. A este ataque se suman las problemáticas de género, las que encabezan nuestras demandas en este día, como el despido de una compañera embarazada, el de una delegada y la expulsión del jardín de la hija de una compañera también despedida.

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) ha marchado y reclamado a las Centrales Obreras el paro general en varias ocasiones, pero ni siquiera en este marco y en este día se han animado a convocarlo, y es por todo esto que llamamos a todo el gremio de prensa a participar del Paro Internacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans. Entendemos que la organización y la lucha en las calles y en los lugares de trabajo es herramienta fundamental para conquistar nuestras demandas y que las reivindicaciones reclamadas en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora son reivindicaciones de todos los trabajadores y bandera de lucha ante un sistema que nos denigra y explota cada día más.

Reclamamos licencia por violencia de género; extensión de la licencia materno-paternal e inclusión de este derecho a las parejas del mismo sexo; igualdad salarial; jardines y lactarios en los lugares de trabajo; reclamamos cupo laboral trans; participación en todas las secciones periodísticas; que las compañeras free lancers tengan los mismos derechos que aquellas que están en planta; licencia por familiar a cargo.

El debate instalado por la despenalización y legalización del aborto (séptima presentación del proyecto de ley que el Congreso se ha negado a tratar) no puede ser desviado en las posiciones “aborto sí”, “aborto no”. El aborto existe. Lo que se debate es si se continúa ocultando la muerte de miles de mujeres por aborto clandestino, o si se trata el tema como un asunto de salud pública para terminar con el gran negociado de la clandestinidad. Esto no va separado de la histórica consigna: “Educación para decidir. Anticonceptivos para no abortar. Aborto legal para no morir”.

Basta de ajuste, precarización y despidos.

Exigimos la reincorporación de las compañeras y compañeros despedidos en Radio Nacional. No al vaciamiento de los medios públicos.

Todo el apoyo a las compañeras y compañeros del diario Hoy y Red 92 (La Plata) y el Diario de Paraná (Entre Ríos).

Rechazamos la reforma laboral y exigimos la derogación de la reforma previsional.

Paritarias sin techo.

Basta de criminalizar la protesta.

Por el triunfo de todas las luchas de la clase obrera, nos paramos. Que se pare el mundo.

8m-080318

La FATPREN convoca al Paro Internacional de Mujeres

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) inscribió la medida de acción directa ante Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación en el marco del Paro Internacional de Mujeres para este 8 de marzo, a su vez, convoca a las trabajadoras y trabajadores de prensa a sumarse masivamente a las movilizaciones que se llevarán adelante en todo el país.

En el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, este paro será llevado a cabo en más de 50 países, además de distintas actividades como asambleas y movilizaciones en las que se busca visibilizar los reclamos históricos de las mujeres y la lucha por sus derechos.

La FATPREN también llama a los sindicatos de base a sumarse a la jornada de lucha del 8 de marzo en todo el país.

8M-060318

Fatpren se moviliza mañana 21/2

moviliza

La FATPREN adhiere a la movilización de mañana miércoles 21/02 y marchará junto a los sindicatos combativos que vienen exigiendo, desde ya hace 2 años, el llamado a un Paro General.

La federación convoca a todos los sindicatos de trabajadores y trabajadoras de prensa del país se sumen a la movilización, acto y toda actividad para combatir el brutal ajuste que estamos viviendo.

FATPREN marcha para acabar con los despidos en prensa, con el cierre de medios, por paritarias libres y sin techo, por un plan de lucha conjunto y un Paro General.

Ni la CGT que ha callado desde ya hace mucho tiempo, ni el moyanismo nos representan como trabajadores y trabajadoras, pero no dejaremos de marchar nunca contra los gobiernos anti obreros y autoritarios que planean flexibilizar el trabajo en nuestro país.

Gran asamblea de mujeres de prensa

Hacia el 8 de marzo…

En el marco del Paro Internacional de Mujeres, a realizarse el 8 de marzo, la Secretaría de Mujeres y Géneros del Sindicato de Prensa de Buenos Aires, convocó para el sábado 17 de febrero a la primera asamblea de mujeres trabajadoras de prensa en la Capital Federal. “De la misma participaron alrededor de unas 40 compañeras de distintos medios y free lancers de las tres ramas, radio, televisión y prensa escrita: Infobae, Clarín, Argra, Canal 7, Canal 13, Télam, Radio Nacional, Ámbito Financiero, Diario Zeta, Tiempo Argentino, Página 12, Perfil, Revista Elle, Radio Synchro, y Fatpren”, detalla la página de Sipreba.

 

Cabe destacar que en las últimas semanas, en todo el país se están desarrollando reuniones organizativas y asambleas con importante participación para impulsar el paro en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, espacios donde se llevan adelante debates sobre la lucha del movimiento de mujeres y su particularidad -en este caso- en los medios de comunicación.

El gremio de prensa no es ajeno a la situación de la clase trabajadora. Históricamente trabajamos bajo la presión de la censura, persecución y precarización laboral. En los últimos años varios medios han sido vaciados y cerrados, continúan los despidos encubiertos por medio de los denominados “retiros voluntarios”, las patronales despiden delegados y delegadas, obstruyen la participación sindical e incumple todo tipo de leyes laborales, todo lo cual impacta particularmente en las compañeras, las más precarizadas del gremio, a lo que se suma las principales problemáticas de género.

De la asamblea surgieron las siguientes propuestas reivindicaciones:

 

– Participar del Paro Internacional de Mujeres y su movilización con las siguientes consignas: Basta de despidos y precarización laboral, Ni una trabajadora menos, #NosParamos.

– Rechazar la reforma laboral y participar de la movilización del 21 de febrero.

– Exigir la inmediata reincorporación de las trabajadoras y trabajadores despedidos de Radio Nacional y el repudio a la expulsión del jardín de la hija de una de las despedidas. Realizar una campaña pública para difundir esta situación y realizar una acción en la puerta de la radio.

Entre las principales reivindicaciones que surgieron de la asamblea se encuentran: la extensión de licencias por maternidad, paternidad y la inclusión en este derecho a las parejas del mismo sexo, jardines en los lugares de trabajo y/o su pago total, lactarios, cupo trans y la igualdad salarial y el acceso a cargos de mayor jerarquía y responsabilidad por parte de las mujeres.

Asimismo, la Secretaría de Mujeres y Géneros presentó un protocolo de actuación para poder asesorar y acompañar a las personas que sufran la violencia tanto en el ámbito laboral como en su vida privada, y a su vez exigir una licencia especial por violencia de género.

También se resolvió convocar a una asamblea de mujeres de carácter federal.

Desde Fatpren invitamos a todas las compañeras y compañeros del país a participar de las diferentes convocatorias en las provincias, a organizarse en los sindicatos y lugares de trabajo para encabezar la gran jornada de lucha del 8 de marzo.

Denuncian vacimiento en Radio Nacional

Frente a la sede de Radio Nacional Buenos Aires, este lunes 5 de febrero, trabajadores y trabajadoras de la emisora presentaron un un documento en el que detallan la política de vaciamiento de las autoridades de la empresa y del Sistema Nacional de Medios Públicos.

Las representaciones sindicales del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) y la Asociación de Trabajadores de Radio Nacional (ATRaNa) entregaron a los medios un diagnóstico en el que denuncian abandono, desinversión y pérdida de audiencia en todo el país.

A continuación presentamos el texto completo del informe:

El presente documento, que ponemos a disposición de los periodistas y medios y, a través de ellos, a la opinión pública, describe el cuadro de abandono, desinversión y pérdida de audiencia en todo el país que sufre Radio Nacional, como consecuencia de una deliberada política de vaciamiento que está detrás de los despidos y los ataques antisindicales.

El oyente de nuestra radio, más allá de las tandas publicitarias, quizá desconozca que por “Nacional” debe entenderse que existen 5 frecuencias. Como alguien dijo alguna vez, ‘Nacional es una fábrica de cultura’. Porque en el conjunto de todas las radios que funcionan en Maipú 555 (sin contar lo que producen y comunican las emisoras de todo el país) está la mayor cantidad de reportajes, testimonios, actuaciones en vivo, memorias, efemérides e información general que pueda imaginarse.

Todas transmitiendo, hasta hace relativamente poco, las 24 horas en vivo.

Hablamos de la AM870, de Nacional Folclórica FM98.7, de Nacional Clásica FM96.7, de Nacional Rock FM93.7 y de la Radio Argentina al Exterior, RAE.

Lo paradójico es que el oyente de cada una no necesariamente lo sabe, pero a la vez es interesante como fenómeno: cada una de estas radios tiene sus sus ‘fieles’ oyentes, lo que multiplica la audiencia total y hace que nos acerquemos a múltiples públicos a los que la Radio Pública se dirige.

Lo que queda claro tras esta descripción es que son 5 frecuencias, que tienen sus respectivos programadores, conductores, locutores, operadores de estudio, editores, coordinadores, musicalizadores… y sus estudios de transmisión. Y por supuesto, hay (había) además un servicio de noticias que trabajaba las 24 horas para la AM y las 3 FM, y varios equipos que producen contenidos especiales, sin olvidar a quienes suben los contenidos a las páginas web.

¿Es posible hacer funcionar esta fábrica de cultura con una dotación pequeña? No, definitivamente no.

En Nacional, entendiendo por ese nombre a las 5 radios que trabajan las 24 horas del día en Buenos Aires y además las 49 que hacen su trabajo en las locaciones más diversas, no sobra gente. No sobra nadie si cada emisora hace lo que tiene que hacer y cumple con su cometido de entretenimiento, de difusión cultural, de informar.

Por eso, los trabajadores de Radio Nacional luchamos contra los despidos y la política de vaciamiento a la que está siendo sometida la emisora por parte de las autoridades de la empresa y el sistema nacional de medios y contenidos públicos.

En Nacional no sobra nadie y los trabajadores somos parte de la programación y de los contenidos.

El cuadro de abandono, falta de inversión y, consecuentemente, pérdida de audiencia que padece la radio pública, se da tanto en su radio más grande, Buenos Aires, como en las emisoras de provniciass, donde se viven situaciones dramáticas.

Los primeros días de enero, la dirección de la radio, siguiendo los lineamientos del Gobierno y el Ministerio de Modernización, despidió a 16 compañeros precarizados.

Compañeros que, tras muchos años de esperar que sus contratos fueran renovados, el gobierno actual decidió “no renovarlos” y dejarlos en la calle. Esto en el marco de un plan de ajuste que incluye “jubilaciones anticipadas”, prohibición de horas extras y próximos “retiros voluntarios”.

La perversidad del método con el que fueron efectuados los despidos, no tiene antecedentes. Los trabajadores se enteraban que habían perdido su fuente de ingresos, su sustento, cuando llegaban a fichar y el reloj biométrico les indicaba que estaban “fuera del sistema”. Sin comunicación previa, sin directivos que enfrenten la situación y sostengan sus decisiones, de la forma más cruel.

La respuesta sindical de la asamblea de Radio Nacional no se hizo esperar y decidió la realización de dos paros, asambleas conjuntas con los trabajadores de Telam y Canal 7, la realización de festival artístico de difusión del conflicto que congregó a cientos de participantes, y un multitudinario abrazo a la TV Pública.

Desde su llegada, esta gestión se había comprometido a efectuar un plan de regularización del personal contratado fraudulentamente. Esto iba a comenzar en octubre de 2017, puesto que compartía el análisis de los sindicatos (Atrana y SiPreBA) en relación con el problema. “Acá no sobra gente”, se nos repetía en cada reunión sindical. Después de octubre, la cosa cambió y la orden del Ministerio de Modernización llevó a desplegar el ataque generalizado contra los trabajadores que tuvo como insumo analítico la participación de una consultora especializada en recortes y ajustes que cobró $1,4 millones por la tarea.

El conflicto de Radio Nacional es una muestra más de un ataque que se despliega en toda la esfera del Estado y que busca diezmar la plantilla de trabajadores en una clara demostración de la orientación social del gobierno de Macri: beneficios y posibilidades de desarrollo para los empresarios, despidos, precarización y hambre para los que vivimos de nuestro trabajo.

El proceso de vaciamiento que se inicia con estos despidos es una muestra clara de que al Gobierno no le interesa mantener una radio pública de calidad, hecha por profesionales altamente calificados sino que pretende vaciar de contenido la función social esencial de Radio Nacional, que consiste en ser el vehículo de una comunicación social que no base sus principios en la lógica mercantil sino que vele por la difusión cultural , la información y el entretenimiento de las mayorías populares.

Los trabajadores en todo el país somos los que ofrecemos la última valla de resistencia para frenar, en forma organizada, con creatividad y esfuerzo las precarias condiciones en las que debemos desarrollar nuestra actividad.

En las provincias, ya no hay suficientes trabajadores para que esas emisoras transmitan con programación propia, por lo que se ven obligadas a conectar con LRA1.

Acá no hay improvisación: el Gobierno, ni bien asumió, obligó a todas las radios del interior a elegir con cual frecuencia se quedaban para emitir programación propia mientras que la otra, sea AM o FM, debía retransmitir LRA1.

En LRA3 Santa Rosa, La Pampa, al prohibirse las horas extras, no trabaja los feriados y cierra la planta el fin de semana. Esta radio es sólo una muestra de la realidad de cada una de las radios del país.

Las medidas de ajuste adoptadas hacen que los fines de semana queden radios sin programación local y deban retransmitir Buenos Aires, como LRA8 Formosa; LRA 21 Santiago del Estero, LRA15 Tucumán, LRA42 Gualeguaychú, LRA11 y LU4 ambas en Comodoro Rivadavia, LRA2 Viedma, LRA56 Perito Moreno, LRA54 Jacobacci, LRA53 San Martin de los Andes sin guardias los fines de semana.

Como hacedores de un medio clave en la infraestructura de comunicación básica de la Argentina rechazamos esta política. Está en juego, además, la libertad de expresión; por eso luchamos para que Radio Nacional no sólo preserve su carácter estatal, sino también para sostener y acrecentar el desarrollo de sus emisoras de provincia, por su importancia social.

En los sitios más recónditos, Radio Nacional es el principal medio de comunicación virtualmente interactivo que tiene la gente, ya sea para informarse o hasta como complemento o sustituto del teléfono, el correo, Internet, los mails u otras vías disponibles en los centros urbanos pero más escasas y con capacidades más débiles de soportar los rigores climáticos en algunos puntos del país.Exigimos que el Estado grantice el rol federal y social de la radio, el derecho a la información de los ciudadanos y provea de los recursos necesarios para su sostenimiento.

RAE

El transmisor Harris que operaba en la frecuencia 9690khz, y 11710 khz con cobertura para América del Norte, Africa, este de Europa y oriente quedó inoperable hace más de 15 años.El transmisor Standard Electric con la frecuencia de 6060khz que operaba para América del sur dejó de emitir en octubre de 2015.

El transmisor General Electric que emitía en 9690 khz, 11710khz, y 15345khz, que opera para Europa, parte de África, Asia y Oceanía dejó de funcionar en marzo de 2017. No hay más, eran esos.

En esta gestión, después de 6 meses sin transmitir, RTA hizo un convenio con WRMI Radio Miami, De Jeff White, emisora comercial de onda corta que “presta” frecuencias a RAE durante algunas horas diarias.

Con el avance de la tecnología se fueron dando de baja transmisiones que se hacían mediante amplitud o frecuencia modulada (AM o FM) y se reemplazaron por internet, pero las grandes cadenas de broascanting, conservan en perfecto estado sus instalaciones y programas de onda corta.

Internet es solo un complemento para estas emisiones que llegan a lugares impensados..En las regiones del mundo donde no hay internet o es restringida, la onda corta llega. Donde llegue el aire, llegará la onda corta.

La onda corta siempre va a permanecer como un espacio viable y posible de comunicación. Los asociados particulares son los que hacen lazos solidarios en todo el mundo, de comunicación y salvaguarda de la soberanía y ayuda en casos de catastrofe o necesidad.

Actualmente RAE es una radio por Internet, que emite mediante streaming las 24 horas y luego se envían los cortes vía web a Miami. Es decir que la emisión de información y cultura que el estado argentino hace hacia el mundo, depende de la tercerizada “buena voluntad” de Jeff.

Todos los países tienen asignados su espacio para transmisiones de onda corta, satélites, etc. Al usar el espectro de aire para las transmisiones, se considera que son parte de la soberanía del país.

Hay un espacio que le corresponde a la Argentina y en esas frecuencias de onda corta se manejan comunicaciones de barcos, comunicaciones oficiales, etc.Un servicio de comunicacion internacional tambien es parte de la soberanía del Estado como difusion de información y garantía de información y difusión tanto hacia el exterior como hacia el interior.

En un territorio tan extenso como el nuestro, y con la particularidad de su geografía que incluye desiertos y montañas, disponer de la posibilidad, en caso de catástrofe o extrema necesidad, de llegar a toda la población con la información necesaria, es un deber del Estado.

Sin detenernos en la separación de compañeras con 25 y 15 años de antigüedad en el servicio que, por expresar sus disidencias con el proyecto que se pretendía poner en marcha, fueron “trasladadas” al servicio informativo. O los compañeros que pidieron el pase a otras dependencias porque no veían apreciados sus conocimientos para la nueva etapa.

Debe quedar claro que los trabajadores queremos recuperar RAE, queremos compartir nuestra cultura, allí donde llegue el aire.

La Asamblea de mujeres

La urgencia de dos casos, entre los 16 despedidos, convocó a las mujeres a reurnirse. Dos compañeras, una embarazada y la otra virtual sostén de familia, habían perdido su trabajo, lo que sensibilizó y movilizó a las compañeras. Como resultado de varias asambleas, se elaboró un documento y se decidió solicitarle a la Directora Ejecutiva, Ana Gerschenson, una reunión urgente.

La reunión fue aceptada, pero a pesar que puntualizamos la urgencia, pedimos la reunión el 19 de enero y nos dieron fecha para el 30 de ese mes.

El 30 de enero nos dijeron que la directora no nos podía atender. Es evidente que a ella no la sensibilizó la situación.

A continuación reproducimos el documento votado por unanimidad, en la Asamblea de Mujeres, salvaguardando la identidad de las compañeras afectadas:

Las trabajadoras de Radio Nacional reunidas en Asamblea de mujeres nos pronunciamos firmemente en contra de todos los despidos de trabajadoras y trabajadores.

Frente a los ajustes que se traducen en despidos, las mujeres siempre somos las más afectadas y vulneradas, por un lado por nuestra condición de doblemente explotadas, ya que sumamos al trabajo asalariado el cuidado de la familia y el trabajo doméstico. Y por otro lado, la diferencia salarial que existe entre hombres y mujeres se mantiene desde hace años en el 27,6%.

El portal Economía Feminista, señala, además, que de acuerdo a las estimaciones del Foro Económico Mundial, Argentina se encuentra en el puesto 111 en relación a la igualdad entre varones y mujeres en cuanto a la participación económica y oportunidades.

En este contexto, la Asamblea de mujeres de Radio Nacional como parte de un movimiento que al grito de “Ni Una Menos” se propone terminar con la violencia y la discriminación en todos los terrenos, exige la inmediata reincorporación de nuestra compañera J quien durante los últimos cinco años desarrolló sus tareas en Nacional Clásica con un desempeño intachable; así como la inmediata reincorporación de nuestra compañera V, de LRA 28 (La Rioja,) quien fue despedida mientras atraviesa su 4to mes de embarazo, debidamente notificado durante el mes de diciembre de 2017 a la Anses y a la dirección de la emisora, pese la protección de la maternidad contemplada en el sistema legal. J es madre de una niña de dos años. Ella es la jefa de hogar y ahora sólo cuenta con el ingreso de $9.000 que cobra su pareja para afrontar alquiler, alimentación y salud, entre tantos otros gastos. Se trata de un valor extremadamente por debajo (44 por ciento inferior, para ser precisas) de los $16.027,98 fijados por el INDEC en noviembre 2017 necesarios para no caer en la pobreza. Dejar a J sin trabajo es empujarla a esa crítica situación y vulnerar los derechos que, con rango jurídico, le debe el Estado a a la niña, derecho de todo niño a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social.

En la Argentina, un tercio de las trabajadoras está precarizada y no acceden a licencias por maternidad y en el futuro no contarán con una jubilación digna. J y V eran trabajadoras precarizadas por un Estado que tiene la obligación de garantizar la protección integral de la familia y los derechos de las niñas y los niños. Jy V eran trabajadoras precarizadas en el Estado, y la precarización laboral, es la precarización de nuestras vidas.Buenos Aires, 19 de enero de 2018

De espías y provocadores

La directora Ejecutiva de Radio Nacional , Ana Gerchenson cobró notoriedad cuando frente a conductores y columnistas de la programación armada por el tridente Bauer-Seoane-Muleiro dio a entender que les revisaba el twitter. El hecho, que no pudo pasar inadvertido, marcó una línea.

Con el correr del tiempo, gustos personales de la máxima autoridad de la Emisora dejaron sin trabajo a una compañera, hecho que un año más tarde se repetiría con otro, ambos precarizados y sometidos durante años a fraude laboral. Y pese a los compromisos de no despedir a nadie que el vicedirector, Pablo Ciarliero, había expresado en las reuniones mantenidas con las representaciones sindicales de SiPreBA y Atrana.

En ocasión de una Asamblea en la puerta de la emisora con la participación de compañeras y compañeros de distintas emisoras públicas del país, el subdirector empapeló personalmente la emisora con carteles que responsabilizaban a los delegados de prensa por los eventuales daños que pudieran producirse.

El colmo de la provocación se vivió cuando el mencionado funcionario, el mismo prepotente que quiso intimidar en una asamblea de trabajadorxs filmando con su teléfono celular, en un caso claro de “espionaje interno”, cuyas implicancias penales se están revisando, se sirvió de las cámaras de seguridad para editar y twittear un video (sin audio) en el que se lo ve pasando por el medio de la reunión de trabajadores y sugerir que era insultado y agredido.

En realidad, los empleados de la Radio Pública cantaban: “Unidad de los trabajadores y al que no le gusta, se jode” y “Olelé olalá, si esta no es la radio, la radio dónde está”.

lra-060218

Homenajes a José Luis Cabezas

Este jueves 25 de enero, con actividades realizadas en distintas ciudades del país, se recordó al compañero reportero gráfico José Luis Cabezas, a 21 años de su asesinato en la localidad bonaerense de Pinamar.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se descubrió una imagen del fotógrafo en la sede de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA), en tiempos en que las y los trabajadores de prensa ven nuevamente amenazada su actividad, como señaló el presidente de esa entidad, Daniel Vildes.

Por su parte, el Secretario General de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), Roberto Zorrilla, en su adhesión al acto expresó que “a José Luis lo asesinaron por mostrar e informar. Dos décadas después atravesamos una etapa en que nuevamente nos persiguen, nos criminalizan, nos encarcelan y nos reprimen por mostrar y contar”.

En tanto, quien era el presidente de ARGRA cuando mataron a Cabezas, Osvaldo Baratucci, dijo que el hecho que los asesinos de nuestro compañero estén en libertad “podrá ser legal pero no es moral”.

También se realizaron actividades de homenaje, entre otras ciudades, en La Plata, Esquel y Neuquén.

jlc-260118-1 jlc-260118-2 jlc-260118-3 jlc-260118-4_001