Paritarias miserables: FATPREN en estado de Alerta, Movilización y Asamblea Permanente

El viernes 16 se llevó a cabo una nueva reunión paritaria en el Ministerio de Trabajo de la Nación entre la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) y la Asociación de Diarios del Interior de la República Argentina (ADIRA), donde la cámara empresarial reiteró su oferta miserable del 8% sobre los salarios del mes de febrero, lo cual fue rechazado considerándose una falta de respeto a las y los trabajadores.
En ese sentido, la FATPREN ratifica el estado de Alerta, Movilización y Asamblea Permanente. En los últimos dos meses se realizaron medidas de acción directa en Gualeguaychú, La Plata, General Roca, Esquel, Bariloche, Neuquén y La Pampa, y así “seguiremos reclamando en las calles mientras no se arribe a un acuerdo”, afirmó el Secretario Gremial de la Federación, Cruz Calvet.
Asimismo, aseguró que “es necesario que se realicen Asambleas en cada una de las redacciones, para que las bases eleven las propuestas de otras posibles acciones gremiales para lograr el objetivo, ya que las empresas mantienen una postura alejada de la realidad y está en juego nuestro salario y nuestra dignidad”.
Según datos del gobierno nacional la inflación interanual superará el 45%. En tanto, la propuesta miserable de ADIRA consolida un 28% de aumento anual, quedando por casi 20 puntos debajo. Por lo que la Federación exige un aumento acorde al incremento de la inflación.
La FATPREN seguirá luchando por una paritaria digna, por el pago del plus salarial a la Zona patagónica, recategorizaciones, entre otros reclamos que mejoran las condiciones de trabajo. Las y los trabajadores no somos una variable de ajuste. La próxima reunión paritaria será el lunes 3 de octubre.

acta1 acta2

 

Paritarias: La FATPREN declaró el estado de Alerta, Movilización y Asamblea Permanente

Tras la última reunión paritaria en el Ministerio de Trabajo, la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) convoca a todos los sindicatos de base –de todo el país- a realizar asambleas en las redacciones e implementar medidas de fuerza ya que la patronal (la Asociación de Diarios del Interior de la República Argentina –ADIRA-) continúa dilatando la negociación salarial para el segundo semestre.
En dicha reunión, realizada el pasado jueves 4, ADIRA no manifestó ninguna respuesta a la exigencia de la FATPREN de un 30% de aumento sobre el salario de Agosto, sumándose el rechazo a la modificación de un plus para la Zona Patagónica.
Según el relevamiento del Observatorio de Datos Económicos y Sociales de CGT Azopardo, el costo de vida subió un 3,1% mensual en julio y alcanzó así el 45,86% anual. En ese sentido, las y los trabajadores somos los que estamos sufriendo los ajustes, tarifazos y despidos mientras el Estado beneficia a los grandes empresarios y terratenientes del país.
Cabe recordar que el viernes pasado se llevó a cabo la primera medida de fuerza en Gualeguaychú, Entre Ríos, escrachando a la dueña del diario El Argentino, Elsa Courtet, también integrante de la cámara empresaria ADIRA. Y así seguirá sucediendo hasta tanto acepten pagar salarios dignos para todos los trabajadores de prensa.
La FATPREN seguirá saliendo a la calle en defensa de los derechos laborales y salariales, convocando a todos los y las trabajadoras de prensa del país ya que en unidad “es como lograremos cambiar nuestra realidad”, así lo afirmó el Secretario Gremial de la FATPREN, Cruz Calvet.

EntreRios-ElArgentino2
Diario El Argentino, Gualeguaychú, Entre Ríos

Buenos Aires: 44 Congreso Extraordinario de la FATPREN

Este 2016 nos encuentra a las trabajadoras y trabajadores encarando nuevamente una lucha, enfrentando la pérdida del poder adquisitivo de nuestro salario debido a una fuerte devaluación y una creciente inflación, sumado a los despidos masivos, la  constante amenaza de reducción de salarios, de puestos de trabajo y derechos laborales.

En nuestro sector, grandes grupos mediáticos que durante años vivieron de una cuantiosa pauta oficial, hoy encabezan la ofensiva contra los asalariados a pesar de que estos nunca fueron beneficiarios de las importantes ganancias y pretendiendo hacerlos socios en las pérdidas. Los medios más chicos no se quedan atrás en esta embestida.

En connivencia con el Estado, la patronal es intransigente y extorsiva intentando convencer a los trabajadores que no hay salida en el reclamo sino en la aceptación de lo que ellos “proponen”.

Además el Congreso de la FATPREN repudia el protocolo para manifestaciones públicas, conocido como el protocolo antipiquetes, y la criminalización de la protesta. Y también porque legisla sobre el ejercicio de la profesión de los trabajadores de prensa en las marchas y cortes de ruta.

Asimismo repudiamos lo sucedido en Salta en donde los compañeros – Andrea Lazarte, (Secretaria Adjunta), Fernando Climent (Secretario Gremial), Diego Ocampo y Mariano García – fueron apresados ilegalmente en ejercicio de su labor.

Conjuntamente denunciamos la agresión física y psicológica por parte de la Policía de San Luis contra los trabajadores Gabriela Farías, Gustavo Luna y Alejandro Lorda de El Diario La República.

Así también el vaciamiento y precarización laboral en el Multimedio Magna, propiedad del empresario Lázaro Baez, así como los 1800 despidos realizados en el sector de la construcción.

En este sentido también denunciamos al Arzobispado de Mercedes Lujan dueños del Diario La Verdad y Radio LT20 de Junín que desconocen al sindicato APENOBA y tienen una actitud antigremial y persecutoria desde el 2009. Que además vienen efectuando un vaciamiento sistemático del diario y que en los últimos 3 años ha despedido a más de 20 trabajadores/as.

De la misma forma el Diario Democracia, también de Junín, acciona de manera persecutoria y discriminatoria con un dirigente de APENOBA a quien, por ser parte de la comisión directiva, no se le permite el derecho de firmar las notas.

El Sindicato de Prensa de Neuquén, denuncia el apriete de los directivos del sector de prensa de casa de gobierno con objeto de frenar las medidas de fuerzas de los trabajadores del sector que reclaman la regularización de sus salarios que hoy se encuentran por debajo de la canasta básica familiar.

También repudiar la utilización de fuerza bruta por parte de la policía de Catamarca que golpeo y prohibió realizar su labor al fotógrafo Luciano Barrera afiliado del Sindicato de Prensa de Catamarca, al que además detuvo de forma arbitraria.

El Sindicato de Prensa de Mendoza denuncia públicamente la intimidación de la periodista Soledad Segade por parte de un funcionario del ministerio de seguridad por dar a conocer hechos de inseguridad que no fueron comunicados oficialmente.

Además nos solidarizamos con  los dirigentes Federico Lorite (Sitea), Roberto Maccio y Raquel Blas de ATE que están imputados y con riego de procesamiento por el solo hecho de haber realizado una movilización y protesta por despidos y salarios dignos.

A pesar de esta situación los trabajadores y trabajadoras de prensa nos encontramos unidos y movilizados en defensa de nuestros derechos laborales y salariales.

En este sentido impulsamos la conformación de la mesa nacional entre FATPREN, los sindicatos de prensa de Rosario, Córdoba, Santa Fe, Tucumán, Mar del Plata, Bahía Blanca y Buenos Aires (SIPREBA) con el fin de coordinar y unificar las luchas del sector.

Este congreso manifiesta:

-. La defensa irrestricta de la paritaria libre y sin techo salarial.

.- Convoca a participar de los actos y movilizaciones nacionales del 24 de marzo en el marco de los 40 años de la genocida Dictadura Cívico Militar y repudia la insultante presencia del presidente Barack Obama.

.- Declaramos el estado de alerta y movilización de los trabajadores y trabajadoras de prensa.

.-  Se resolvió realizar una jornada de protesta el 25 de marzo, día del trabajador/a de prensa.

.- La FATPREN resolvió llamar a una gran movilización el 7 junio de 2016 en el marco del día del periodista, y convocar a SIPREBA, los sindicatos de prensa de Rosario, Córdoba, Santa Fe, Tucumán, Mar del Plata y Bahía Blanca, para visibilizar la explotación y precarización de los trabajadores y trabajadoras de prensa de todo el país.