Catamarca: Nuevo paro en La Unión, ahora por 48 horas

Asamblea en La UniónLos trabajadores del diario La Unión y radio Unión decidieron, en acompañamiento con los representantes del Sindicato de Prensa de Catamarca (SIPRECA), retomar las medidas de acción directa, esta vez por 48 horas con asistencia a los lugares de trabajo y con manifestaciones públicas, a partir de las 2 horas del próximo martes 17 del corriente.

Asamblea en La UniónLos trabajadores del diario La Unión y radio Unión decidieron, en acompañamiento con los representantes del Sindicato de Prensa de Catamarca (SIPRECA), retomar las medidas de acción directa, esta vez por 48 horas con asistencia a los lugares de trabajo y con manifestaciones públicas, a partir de las 2 horas del próximo martes 17 del corriente.

La medida, que se adoptó en asamblea celebrada en la tarde del pasado martes 10 de marzo y fue aprobada por el 85 % de los trabajadores que participaron, responde al incumplimiento por parte de la patronal a los reclamos de mejoras laborales planteados anteriormente y que llevaron a un primer paro y al planteo a través de la Conciliación Obligatoria dictada por la Dirección de Inspección Laboral (DIL).

Estos reclamos son la recategorización de los trabajadores de acuerdo a los términos del Convenio Colectivo vigente para el sector de prensa, con el cumplimiento de su respectiva escala salarial, mejora en las condiciones edilicias del establecimiento de acuerdo a las normas de higiene y seguridad vigentes, provisión de elementos de trabajo, cumplimiento con la cobertura de ART, entre otros.

Los trabajadores entendieron que era evidente que la patronal sólo buscaba dilatar los tiempos a través de la Conciliación Obligatoria, y que no tenían real interés en solucionar sus problemáticas laborales. Plantearon que así quedó demostrado en la postura que demostraron los representantes de la patronal en la segunda reunión, el auditor Ignacio González, el apoderado Tomás Ripio Guzmán, y el integrante de la presidencia Gastón Passeggi. Por su parte, el abogado Arturo Navarro no ingresó al recinto de la DIL donde se celebró el encuentro.

En tanto, la secretaria general del SIPRECA, Patricia Burgos, dijo que «al animal hay que dejarlo andar para saber de qué lado renguea. De igual forma, a las personas, para conocer sus verdaderas intenciones sólo hay que fijar la atención en el foco de sus acciones. Éste ha sido siempre el caso de quien tiene a su cargo hoy la conducción del decano de la prensa de Catamarca, Máximo García Hamilton. Desde que se hizo cargo del diario no ha hecho otra cosa que revalidar lo que hizo en Tucumán cuando estuvo al frente de medios que terminaron destrozados, quebrados y fundidos. Cuando llegó a Catamarca para hacerse socio de empresas de medios periodísticos, los periodistas ya podíamos aventurar la tragedia en la que terminaría la empresa. Su pasado y sus acciones lo precedían».

La referente de los trabajadores de prensa agregó que «quienes conformamos la familia periodística de la provincia temíamos entonces que el resultado de sus aventuras fueran similares a las producidas en Tucumán: empresas vendidas de la noche a la mañana, quebradas y con sus trabajadores en total desamparo».

«̋Hoy es lo que nos propone la conducción de La Unión. El fracaso de la Conciliación Obligatoria pasa más por la falta de interés de la patronal en acercar una solución a los trabajadores que en condiciones de explotación sacan adelante el diario que en una imposibilidad de acceder a los justos requerimientos propuesto», indicó Burgos.

En este orden, la titular del sindicato de prensa agregó que»la familia de trabajadores del diario La Unión se merece otra cosa: una gestión clara y transparente que con responsabilidad administre el patrimonio de una empresa que pertenece por convicción a todos los catamarqueños y no a un capitalismo que crea siempre que el modo de crecer es achicar costos a expensas de los trabajadores. Creemos firmemente que no se pudo llegar a un acuerdo en la Conciliación Obligatoria porque no se quiso por parte de la patronal. Nos mintieron al principio cuando firmaron un acta con representantes del sindicato y de Inspección Laboral que sabían que no iban a cumplir y mintieron luego cuando pidieron la Conciliación sabiendo que no habría acuerdo y hoy amenazan a los trabajadores con despidos arbitrarios».

Finalmente, añadió que «este fue siempre su negocio: explotar a los trabajadores y amenazarlos. Pero hay una variable distinta y es que la familia de prensa hoy está más unida que nunca para desterrar estas prácticas para siempre. Tenemos sobre nuestros hombros la responsabilidad de un sindicato de luchar por los derechos inalienables que como trabajadores nos merecemos. Ni más ni meno».

 

13-03-2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *