Catamarca: Repudio por despidos en diario El Ancasti

El Sindicato de Prensa de Catamarca (SiPreCa) -filial de la FATPREN-, junto al movimiento obrero organizado, repudia y denuncia el arbitrario e insensible proceder empresarial del diario El Ancasti, propiedad de Silvestre Zitelli, que el 28 de marzo comunicó la cesantía laboral de un grupo de trabajadores de distintas secciones de este medio periodístico considerado por su propio dueño como «el más poderoso» de la provincia.

El Sindicato de Prensa de Catamarca (SiPreCa) -filial de la FATPREN-, junto al movimiento obrero organizado, repudia y denuncia el arbitrario e insensible proceder empresarial del diario El Ancasti, propiedad de Silvestre Zitelli, que el 28 de marzo comunicó la cesantía laboral de un grupo de trabajadores de distintas secciones de este medio periodístico considerado por su propio dueño como «el más poderoso» de la provincia.

En un comunicado suscripto por el secretario general del SiPreCa, José Maijá, y por el delegado regional de la CGT Seccional Catamarca, Pedro Carrizo, se expresó que:

«Cobardemente, las cesantías aparecen escamoteadas como supuestas desvinculaciones de ‘mutuo acuerdo’ sugiriendo el cobro de indemnizaciones decididas unilateralmentte por la empresa, sin ninguna notificación fehaciente para la finalización de la relación laboral. Y lo que es peor sin el debido conocimiento del organismo fiscalizador de las relaciones del trabajo, la Dirección de Inspección Laboral provincial.

Sin justificación alguna, los despidos alcanzan a correctos compañeros y compañeras que en algunos casos llevan entre 15 y 20 años de antigüedad en la empresa, desempeñándose con la más absoluta lealtad en sus diferentes puestos de trabajo, cumpliendo en todos los casos con más horas de trabajo de las debidas y sin recibir ningún tipo de remuneración extraordinaria como correspondería.

Zitelli y El Ancasti han recibido durante muchísimos años suculentos y millonarios ingresos por la publicidad oficial de los distintos organismos y poderes del Estado, de los que nunca hicieron parte a sus esforzados empleados, a quienes por muchos años obligaron a trabajar por fuera de lo nombrado en el Estatuto del Periodista Profesional o los Convenios Colectivos para el sector de prensa y administrativos, con seis días laborales y uno de descanso.

De permanentes vínculos con los sucesivos gobiernos de la provincia, desde la fundación del diario en el año 1988, con fluidas y admitidas relaciones con el menemismo con el que llegó a compartir acontecimientos sociales y reuniones intimas en los ’90,  y más que aceitadas relaciones por veinte años con el Frente Cívico y social, del que logró importantes beneficios promocionales y de todo tipo a favor de sus distintos emprendimientos -hoteles, agricultura, ganadería, vitivinicultura, olivicultura, etc.-, y que aún conserva jugosos negocios inmobiliarios como el alquiler del obsoleto edificio que la OSEP (Obra Social de los Empleados Publicos) ocupa en la esquina de Salta y Zurita, por el que percibe un alquiler de 27 mil pesos mensuales, Zitelli aducirá ahora una supuesta inestabilidad económica, como para justificar los despidos resueltos.

Una canallada más de este empresario, que cuando ganó todo el dinero que acumula, y que le permite jactarse de ser el más poderoso de Catamarca, se fue de la provincia, haciendo crecer e impulsando otros negocios fuera de ella, para devolverle ahora con el despido y la condena al hambre y la inestabilidad de humildes catamarqueños a los que por años sometió a los peores tratos.

De allí nuestra solidaridad con todos los compañeros y compañeras afectados de El Ancasti y la convocatoria a mantenernos alertas y solidarios junto al resto de los trabajadores de prensa de la provincia, a fin de resguardar las fuentes de trabajo y proveer a su continuidad en el marco de la vigencia y el respeto por las leyes que los rigen.

La CGT y el SiPreCa unidos en la lucha por la dignidad de sus afiliados, ofrecen todo el apoyo y el acompañamiento que estas dolorosas circunstancias ameritan frente a este repetido e irresponsable atropello de El Ancasti y el empresario Zitelli».

 

29-03-2012

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *