Con un fallo ejemplar, periodista web ganó juicio al diario Río Negro

La periodista Alejandra Díaz logró una sentencia que ratifica los derechos de los trabajadores de prensa en medios online y sienta precedente para otros colegas de la zona. En 2010, tras cinco años escribiendo y editando notas, la empresa la despidió por reclamar una adecuada categorización. Le pagaban como empleada de comercio y, en el último período, como aspirante.

La periodista Alejandra Díaz logró una sentencia que ratifica los derechos de los trabajadores de prensa en medios online y sienta precedente para otros colegas de la zona. En 2010, tras cinco años escribiendo y editando notas, la empresa la despidió por reclamar una adecuada categorización. Le pagaban como empleada de comercio y, en el último período, como aspirante.

El fallo de los vocales Nelson Walter Peña, Carlos Osvaldo Larroulet y Paula Bisogni desmanteló una a una las insólitas excusas que esgrimió la editorial Río Negro para justificar los cinco años de empleo mal encuadrado de Díaz. Ante tan contundente posicionamiento, la empresa desistió de apelar y llevar el caso hasta el Superior Tribunal de Justicia rionegrino.

Entre sus intentos por desconocer la tarea desempeñada por la periodista, el Río Negro llegó a alegar que no podían categorizarla como trabajadora de prensa porque el convenio se creó antes de la existencia de Internet, por ejemplo. Lamentablemente, excusas como éstas se siguen empleando con otros colegas en medios de la región.

Con este juicio, queda sentado que los periodistas de sitios digitales merecen igual trato que sus compañeros de la edición de papel y cualquier otro trabajador del sector. El fallo se logró en diciembre de 2012 y, por el tiempo transcurrido, quedó firme la sentencia, que obliga al Río Negro a retribuir el monto adeudado a Díaz por los años de categorización incorrecta y asignarle la indemnización correspondiente, más los intereses.

De todos modos, hacemos notar que, aun celebrando el resultado del juicio, hubo una periodista que debió poner en juego su puesto de trabajo por pedir que se cumplan las leyes. Por eso, la lucha por asegurar las condiciones laborales de los trabajadores de prensa sigue presente, para que no hagan falta más demandas judiciales. Que la larga batalla de Alejandra sirva como ejemplo para los que quedan dentro del mismo diario Río Negro trabajando por más de lo que dice el recibo de sueldo y por los que están en las mismas condiciones en otros medios de la región y el país.

Aquí se puede acceder al fallo completo: http://fatpren.org.ar/images/pdfs/trabajadoresonline.pdf 

 

17-04-2013

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *