Declaración Final del Plenario de Secretarios Generales de FATPREN

“Nuestro derecho a participar en las ganancias de las empresas”

aplenarioEn las actuales circunstancias de crisis mundial y de reajuste de las estructuras socio económicas, es necesario tener una visión que nos permita superar las mentalidades estrechas y economicistas de empresarios que buscan ganancias esclavizando a los trabajadores.

aplenario

“Nuestro derecho a participar en las ganancias de las empresas”

aplenarioEn las actuales circunstancias de crisis mundial y de reajuste de las estructuras socio económicas, es necesario tener una visión que nos permita superar las mentalidades estrechas y economicistas de empresarios que buscan ganancias esclavizando a los trabajadores.

 

Es profundamente insensato proponerse como único fin el aumento ilimitado de las ganancias, porque un crecimiento insolidario del bienestar material sólo agrava las causas de las tensiones que ponen en peligro la paz social.

Las soluciones concretas de los problemas económicos y sociales de los trabajadores de prensa dependen de la prudencia y responsabilidad de los empresarios del sector, la conducta transparente de los organismos provinciales de la aplicación laboral y el trabajo militantes de los sindicatos.

Nuestro crecimiento y desarrollo dependen de la tasa de ahorro, y éste se produce cuando las personas gozan de rentas superiores a sus necesidades, por lo cual no es lícito que los empresarios logren evadir el pago de los impuestos y cargas sociales con fraudes y subterfugios, merced al contubernio de las empresas con las áreas provinciales de trabajo que no ejercen el poder de policía que les delegó el ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTEy SS) a través del Pacto Federal.

No es democrático resistir a la socialización del capital como lo hacen los liberales de oposición junto a cierto sector jerárquico de la Iglesia, al invocar el derecho de propiedad; el que debe estar siempre subordinado a la dignidad de todas las personas, en el marco de una distribución equitativa de la riqueza, tal como lo determina nuestra Constitución Nacional.

Además, debemos destacar que el Estado se vería privado de los medios necesarios para realizar grandes inversiones en sectores sólo rentables a la larga, como el educativo -por ejemplo- y, sin embargo fundamental para el desarrollo de la Nación.

Por ello, entendemos que los dueños de empresas tiene obligación de invertir -con una definitiva orientación social- dado que acumulan grandes beneficios procedentes del mundo del trabajo, como es el caso de nuestro sector, evitando así las tendencias a la especulación y el monopolio que socavan el desarrollo armónico y equitativo del periodismo y de la sociedad.

La actividad humana es la que da el verdadero valor a las cosas y es -gracias al trabajo- como nos realizamos como personas, por lo cual debemos comprender la violencia que padecen quienes no consiguen tener trabajo digno.

Reivindicamos las acciones del Estado que permiten -después de 30 años- poder negociar y recomponer las condiciones laborales de los trabajadores de prensa en particular y de los trabajadores en general.

Es por ello que debemos tender a una capacitación sindical y profesional, actualizada y permanente, que permita fortalecernos como dirigentes y consecuentemente, ser motivadores del cambio profundo en las gestiones sindicales.

Porque sólo cuando las personas pueden ascender en la escala social al lugar que le corresponde por sus cualidades y su esfuerzo, sin discriminaciones; se habrá conseguido la verdadera Justicia Social, al subordinar la economía a la dignidad del ser humano.

 

20-11-2010

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *