Junín: FATPREN denuncia y repudia violencia policial contra trabajadores de prensa

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) y su filial la Asociación de Periodistas del Noroeste Bonaerense denuncian y expresan el más enérgico repudio con motivo de la violencia policial que sufrieron los trabajadores de prensa Nora Meres y Luis Chami, mientras seguían, en la noche del domingo, el escrutinio de las elecciones Primarias, en la Escuela N° 9 de la ciudad bonaerense de Junín.

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) y su filial la Asociación de Periodistas del Noroeste Bonaerense denuncian y expresan el más enérgico repudio con motivo de la violencia policial que sufrieron los trabajadores de prensa Nora Meres y Luis Chami, mientras seguían, en la noche del domingo, el escrutinio de las elecciones Primarias, en la Escuela N° 9 de la ciudad bonaerense de Junín.

Los compañeros, que cubrieron el acto eleccionario desde la mañana para LT20 La Radio de Junín AM 1470, habían trabajado sin inconveniente durante toda la jornada, tanto en el exterior como en el interior del establecimiento, adecuadamente identificados con sus credenciales de prensa e, incluso, entrevistaron a las máximas autoridades policiales, con quienes dialogaron sin inconvenientes sobre algún incidente que había ocurrido en la escuela.

Alrededor de las 21.30, mientras los compañeros Nora Meres y Luis Chami recibían información sobre la marcha del recuento de votos de parte de dos fiscales, se les acercó un soldado del ejército -fuerza encargada de custodiar el acto comicial en ese lugar- quien le preguntó si era periodista, a lo cual le respondieron afirmativamente y exhibieron las identificaciones profesionales que llevaban adheridas a sus solapas.

Ante ello, el efectivo le expresó que ya no podían permanecer en el lugar, frente a lo cual, el compañero Chami le explicó que los trabajadores de prensa estaban ejerciendo el derecho a la libertad de información, como habían hecho en el pasado y como esa misma noche cantidad de colegas estaban trabajando sin inconvenientes en otros establecimientos educativos.

Tras esa situación, el soldado requiere la presencia del personal policial que se hallaba en el lugar, tras lo cual se presenta una policía que reitera la indicación de que deben retirarse del lugar, a lo cual Chami le responde que llamaría al comisario Pirloni, quien comprobaría que eran trabajadores de prensa y estaban habilitados para permanecer en el lugar.

Mientras ocurría esa situación, se acercó un efectivo policial masculino, de apellido Maidana, quien visiblemente alterado comenzó a maltratar a los colegas y les informa que se encuentran detenidos, por lo que Chami se comunica telefónicamente con el comisario Pierloni -a quien pone al tanto de la situación- y le pasa el teléfono a Maidana, quien comienza a hablar con su superior y arroja el teléfono celular.

Así, Maidana -visiblemente fuera de sí- les informa que no les permitirá salir del establecimiento educativo e instruye al personal del Ejército para que bloqueen la puerta de salida, por lo que ambos trabajadores de prensa quedaron privados ilegalmente de su libertad.

Maidana, quien había solicitado la presencia de móviles policiales, pone a los trabajadores de prensa a disposición de los efectivos que se hicieron presentes en la escuela, los que inmediatamente dejan en libertad a los colegas, entendiendo que no se había registrado delito alguno.

Meres y Chami al recuperar la libertad tomaron contacto con Alberto Carreras, secretario general de APENOBA y secretario de Prensa de FATPREN, quien les expresa el apoyo del gremio y la intención de denunciarlo a nivel nacional e internacional, tras lo cual los compañeros se dirigieron a la Jefatura Distrital de Junín de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, para radicar la pertinente denuncia por abuso de autoridad y privación ilegal de la libertad.

En la tarde del lunes 15, a las 16, Meres y Chami se presentaron acompañados por Carreras en el Foro de Seguridad de Junín, donde expusieron todo lo acontecido y recibieron la solidaridad de sus integrantes.

En conversaciones posteriores con las máximas autoridades policiales de la Ciudad, tanto Meres como Chami, recibieron comentarios de parte de los superiores de Maidana de que ya estaban al tanto de las características de esta persona.
Nora Meres, expresó que además de su intención de dar a conocer el caso para que quienes reciben de parte del Estado la responsabilidad de cuidar el orden y portar armas actúen como lo marca la ley, y nadie más atraviese una situación como la que le tocó vivir, en la que en determinado momento tuvo temor de que el policía “sacara el arma y les disparara”.

La colega agregó que tras el grave incidente entendió más aún “las denuncias de violencia policial” que los medios suelen recibir de la ciudadanía y que es necesario impedir que se reiteren hechos que contradicen por completo la vida en una real democracia.

Por otra parte, APENOBA también denunció que los fotógrafos Danunzio, del Diario La Verdad, y Facundo, Greco del Diario Democracia, fueron impedidos de ingresar a algunos  colegios, entre ellos la Escuela N° 24, por fuerzas del Ejército.

En tal sentido, la entidad sindical expresó que «las elecciones Primarias, Simultaneas y Obligatorias (PASO) realizadas en Junín, tuvieron un condimento autoritario, antidemocrático y desagradable, protagonizado por efectivos de Fuerzas Militares del Ejército Argentino y de la Policía Bonaerense.

Alberto Carreras manifestó que ha quedado demasiado claro, por lo menos en la ciudad de Junín, «que algunos integrantes de las fuerzas de seguridad no entendieron todavía la democracia», en el decir del fotógrafo Danunzio, cuando explicaba los hechos que lo tenían como perjudicado.

Por todo lo relatado, la Asociación de Periodistas del Noroeste Bonaerense (APENOBA), repudia públicamente  el accionar de los efectivos involucrados y una vez más, llama a los compañeros Trabajadores de Prensa y al pueblo en general a sumar esfuerzos por el libre y democrático ejercicio de la información.

Además, APENOBA exige una explicacion pública de las autoridades a cargo de los efectivos que actuaron en cada uno de estos reprobables hechos, ya que tambien fueron víctimas de comportamientos semejantes el compañero Matias Canzonetta, quien cubria el acto para radio Amcipa en el Colegio Normal, cuando cerca de las 21:30, un efectivo militar lo obligo a retirarse, mientras le pedia que señalara a otros trabajadores de prensa que se desempeñaban en el lugar, ante lo queCanzonetta se negó a dar cualquier dato que pusiera en peligro a sus compañeros y se retiró.

A su vez, en otro hecho que termina de demostrar cuál ha sido el accionar de diferentes fuerzas de seguridad en Junín, cuando el maximo acto democrático se llevaba a cabo, es lo acontecido con la trabajadora de prensa Silvia Tomatis, quien también fue impedida de desarrollar su labor periodística, en el recorrido de los pasillos de la Escuela N° 1, y luego de las 18, le negaron el ingreso al Palacio Municipal, donde tambien se celebró el acto eleccionario.

La FATPREN respalda todo lo actuado por su filial y su secretario de Prensa, y se suma a sus demandas para que las fuerzas del orden garanticen la seguridad y el derecho a trabajar e informar para todos los trabajadores de prensa, reclamando que se sancione a los responsables en aquellos casos en que se hubiere infrigido la ley.

 

15-08-2011

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *