La FIP condena el asesinato de un periodista en Brasil

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) se suma al Sindicato Profesional de Periodistas de Río de Janeiro que acaba de condenar el asesinato del periodista digital Mario Randolfo Marques Lopes, de 48 años, quien fue acribillado a balazos el jueves 9 de febrero en la ciudad de Barra do Piraí, en el estado brasileño de Río. Junto a él, la policía encontró asimismo el cadáver de su novia, María Aparecida Guimarães, que tenía también varios impactos de bala.

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) se suma al Sindicato Profesional de Periodistas de Río de Janeiro que acaba de condenar el asesinato del periodista digital Mario Randolfo Marques Lopes, de 48 años, quien fue acribillado a balazos el jueves 9 de febrero en la ciudad de Barra do Piraí, en el estado brasileño de Río. Junto a él, la policía encontró asimismo el cadáver de su novia, María Aparecida Guimarães, que tenía también varios impactos de bala.

“Es un doble asesinato que nos conmociona y que no debe quedar impune”, ha declarado Beth Costa, Secretaria General de la FIP: “Todos los indicios apuntan a un crimen planeado y relacionado con el ejercicio profesional de la primera víctima”.

Según el Sindicato Profesional de Periodistas de Río (SJPMRJ, según sus siglas en portugués) -integrado en la FENAJ, la federación sindical de los periodistas brasileños, afiliada a la FIP-, Mario Randolfo fue secuestrado primero en el domicilio de su compañera María Aparecida Guimarães, que también fue secuestrada con él. Los cuerpos de la pareja aparecieron más tarde con varios impactos de bala. A Randolfo, le dispararon en la cabeza.

El SJPMRJ afirma que Randolfo, quien era editor de Vassouras, publicación de la localidad de Vassouras y que aparecía en la Red, era también un colaborador habitual del periódico Tribuna do Interior, una publicación crítica con diversas figuras públicas de la región de Barra do Piraí.

El periodista había sobrevivido antes a un intento de asesinato el pasado mes de julio, cuando resultó herido por disparos de unos atacantes desconocidos.

La FIP respalda la llamada del SJPMRJ  para que se lleve a cabo -de inmediato- una profunda investigación de esas muertes y advierte que no hacerlo aumentaría la lucha contra la impunidad del crimen organizado que convierte a los medios de comunicación en objetivo y aumenta el peligro de la violencia contra los periodistas.

“Es crucial que las autoridades actúen con decisión para identificar a los asesinos de Mario Randolfo y de María Aparecida Guimaraës para llevarlos ante los jueces”, añadió Beth Costa, que concluyó: “la única manera de evitar este tipo de violencia ciega y sin sentido es asegurarnos de que los culpables responden de sus crímenes”.

 

12-02-2012

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *