Neuquén: La policía provincial impidió el acceso de la prensa a un operativo

El Sindicato de Prensa de Neuquén (SPN) repudió el accionar de la policía provincial y al responsable del operativo -realizado en el Paraje Tratayén, el pasado viernes 17-, sub comisario Soto, quien aduciendo órdenes del comisario mayor Daniel Rojas, impidió el acceso a la prensa al lugar de asentamiento de la comunidad Cherqui, donde se produjo el desalojo de una protesta que realizaban sobre ruta 7.

El Sindicato de Prensa de Neuquén (SPN) repudió el accionar de la policía provincial y al responsable del operativo -realizado en el Paraje Tratayén, el pasado viernes 17-, sub comisario Soto, quien aduciendo órdenes del comisario mayor Daniel Rojas, impidió el acceso a la prensa al lugar de asentamiento de la comunidad Cherqui, donde se produjo el desalojo de una protesta que realizaban sobre ruta 7.

La entidad sindical, a través de un comunicado suscripto por su secretario general, Oscar Livera, consideró que, con la decisión de no permitir expresamente el paso hacia el lugar donde iba a realizar el procedimiento, se cercenó el derecho de la población a estar informada .

El SPN señaló que si bien el desalojo se cumplió por el repliegue de los manifestantes, la policía de la provincia privó a periodistas y camarógrafos, que pretendían realizar la cobertura de la noticia, de acceder a la toma directa de imágenes y testimonios del momento.

Con dicha medida se obligó a la población a conocer los hechos sólo por las versiones luego difundidas, tanto por la policía como por miembros de la comunidad mapuche.

Repudiamos este impedimento a la cobertura periodística que emana de una decisión de la jefatura de policía afectando sensiblemente a la labor de los trabajadores de prensa.

El comunicado advierte expresamente que hay “sobradas muestras de la importancia del registro de los medios en esta provincia en las que, gracias al trabajo responsable de los reporteros y periodistas que estuvieron en el lugar de los hechos, se han podido clarificar situaciones de alta conflictividad social, prueba de ello lo ejemplifica lo ocurrido en Arroyito con el asesinato del maestro Carlos Fuentealba”.

El sindicato neuquino repudió también los dichos posteriores del jefe de la Policía, comisario mayor Juan Carlos Lepén, quien sostuvo que “la libertad de prensa siempre está limitada a otros temas y el tema de la seguridad se tiene que entender como un límite”. “Es una cuestión de estrategia, nosotros teníamos que ubicar un parámetro y lo establecimos así”, señaló el funcionario.

Estas declaraciones confirman claramente el límite arbitrario establecido por la disposición policial sobre un derecho fundamental de todos los ciudadanos.

La FATPREN se suma a la demanda de su filial a las autoridades neuquinas, por un acceso libre a la información y un ejercicio responsable del derecho a la población a estar informada.

 

23-06-2011

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *