Salta: Repudio por agresióna trabajador de prensa

El Sindicato de Prensa de Salta (SIPRENSAL) -única filial en esa provincia de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN)- dio a conocer a través de su secretaria general, Alejandra Paredes, una nota de repudio por el maltrato padecido por el periodista Miguel Reyes, en ocasión de cumplir con su labor cotidiana, cuando se encontraba en el recinto municipal del Concejo Deliberante en la localidad salteña de Rosario de Lerma.

El Sindicato de Prensa de Salta (SIPRENSAL) -única filial en esa provincia de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN)- dio a conocer a través de su secretaria general, Alejandra Paredes, una nota de repudio por el maltrato padecido por el periodista Miguel Reyes, en ocasión de cumplir con su labor cotidiana, cuando se encontraba en el recinto municipal del Concejo Deliberante en la localidad salteña de Rosario de Lerma.

El comunicado, al que adhiere la FATPREN, señala:

“El periodista Miguel Reyes fue agredido por el señor Marcelo Guaymás (a) «el Loco», conforme lo denunciado por el colega, quien fue sorprendido por un golpe que su agresor le propinara sin causa alguna y mientras Reyes se despedía de un concejal a quien había invitado a concurrir en los próximos días a su programa político.

Por esto, desde el Sindicato de Prensa de Salta  insistimos, que en lo que va del año, los y las periodistas fuimos víctimas de acusaciones, atropellos, golpes, denuncias y persecuciones; mientras cumplíamos con nuestro deber, el cual no solo padece la tortura de no ser reconocido bajo las estipulaciones legales y laborales vigentes, sino que además está vulnerado por estas prácticas que pertenecen a la época más oscura de nuestra historia reciente.

No podemos ejercer nuestra profesión en un entorno de corrupción, violencia y pobreza, como el que impera en la provincia,de Salta, toda vez que los periodistas debemos luchar por ser dignificados como trabajadores y trabajadoras, dado que nos encontramos sometidos al acoso laboral, al trafico de influencias, a los despidos sin causa y a estos constantes atropellos por quienes de un modo cobarde se amparan en la función pública o se arrogan padrinazgos políticos.

Exigimos que las instituciones de gobierno se comprometan de modo fehaciente con el cumplimiento de las condenas a quienes cometen estos hechos, como así también con el cumplimiento de las leyes laborales y las condiciones que aseguren el respeto por nuestros derechos humanos.

No es sino a través del periodismo, que la democracia se fortalece y la sociedad ejerce, mediante la información, su libre elección de modo permanente.

Advertimos que estamos ingresando a un tiempo electoral y político de suma importancia, no queremos ser el lado mas fino por donde se quiebra un sistema que nos vulnera en todos los aspectos de nuestra vida personal y profesional.

Apelamos al cumplimiento de las leyes que nos amparan y de los sistemas de control que deben funcionar para resguardar la integridad de los ciudadanos, incluidos en este colectivo, nosotros y nosotras, los y las trabajadores/as de prensa».

 

26-10-2010

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *