Rechazo a los despidos en diario Hoy y radio Red 92

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) repudia y rechaza los despidos realizados en el diario Hoy y en la radio Red 92 y se solidariza con las y los trabajadores afectados.

En la tarde del jueves 18 de enero, la actual directora del matutino, Myriam “Nené” Chávez de Balcedo, confirmó que despediría a 45 trabajadores del diario y 17 de la emisora, argumentando una presunta “falta de presupuesto”, al tiempo que informó que Hoy cerraría hasta el próximo martes.

Ante ello, los trabajadores y trabajadoras realizaron una asamblea en la que tomaron la decisión permanecer pacíficamente en las instalaciones para preservar sus puestos laborales y las herramientas de trabajo, en espera de la intervención del Ministerio de Trabajo provincial.

Asimismo, los compañeros y compañeras de esos medios de comunicación expresaron que “queremos que la sociedad sepa que no somos Marcelo Balcedo y tampoco somos Nené, sino trabajadores y trabajadoras que, como miles de colegas del país, queremos mantener nuestras fuentes laborales”.

La FATPREN exige la reincorporación de los despedidos y reclama la urgente actuación de las autoridades laborales, a la vez que acompañará todas las acciones que se tomen para defender los puestos de trabajo.

laplata190118

Estado de alerta en el diario Hoy

Desde la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) expresamos nuestro rechazo a la pretensión de la patronal del diario Hoy de La Plata de llevar adelante un plan de despidos masivos.

Asimismo, expresamos nuestra solidaridad con los compañeros y compañeras del medio platense y acompañaremos todas las medidas que dispongan en defensa de sus puestos de trabajo.

Este miércoles 17 de enero, las y los trabajadores del diario Hoy realizaron una asamblea para analizar la situación, tras la que definieron declararse en estado de alerta y emitieron un comunicado para dar a conocer la situación de incertidumbre que están atravesando:

Tras los episodios que son de público conocimiento sobre el encarcelamiento de quienes dirigían el diario Hoy de La Plata, Marcelo Balcedo y Paola Fiege, los y las trabajadores/as queremos comunicar a los/as compañeros/as de los medios de comunicación y a la sociedad la incertidumbre en la que nos encontramos con respecto a nuestra continuidad laboral, ya que ni siquiera tenemos garantizado el sueldo de enero.

Por eso, queremos aclarar que los y las periodistas, fotógrafos/as, diagramadores/as, editores/as, correctores/as, camarógrafos/as, productores/as, empleados/as de limpieza, choferes y administrativos, quienes intentamos desarrollar un periodismo profesional, aun en medio de la incertidumbre en la que nos vemos inmersos involuntariamente, no tenemos relación con la situación en la que se encuentran los dueños del medio.

Desde su asunción como directora del diario Hoy, Miryam Renée Chávez de Balcedo ha manifestado la voluntad de realizar un recorte masivo de personal, que dejará en la calle al 80 % de los empleados.

En el diario Hoy trabajamos alrededor de 200 personas y nos rehusamos a que se cierren fuentes laborales, más aún cuando no hay argumentos económicos ni legales que lo justifiquen.

Por tal motivo, nos dirigimos a los/as colegas de prensa para que estemos atentos y activemos nuestra solidaridad y unidad. Nuestra realidad no escapa a la que están viviendo decenas de medios de comunicación en toda la Argentina, afectados por el cierre de empresas, vaciamiento, recortes y despidos, dejando a miles de trabajadores en la calle.

Solicitamos a las autoridades competentes su inmediata intervención para salvaguardar los derechos laborales de los trabajadores y las trabajadoras del diario.

Nos declaramos en estado de alerta y advertimos que no dejaremos pasar ningún despido. Repetimos: no hay razones para una reducción de personal como la que está planificando la actual directora del medio. Lisa y llanamente significaría la pérdida de 200 puestos laborales.

Trabajadores y trabajadoras de la redacción del diario Hoy.

lp-180118-1

Contra el ajuste en la TV Pública

En las instalaciones de la Televisión Pública, este lunes 15 de enero, sus trabajadores y trabajadoras realizaron una Asamblea y batucada para pronunciarse contra el ajuste que se quiere llevar adelante en la emisora y la campaña difamatoria que están instalando las autoridades de Radio y Televisión Argentina S. E. y del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos.

En las actividades estuvieron presentes el Secretario Adjunto de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), Miguel Iademarco; y la Secretaria de Asistencia Social, Dolores Fleitas; junto a integrantes de la Comisión Gremial Interna (CGI) de Canal 7 y dirigentes del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA).

En la Asamblea se ratificó el estado de asamblea permanente y movilización y se definió presentar la siguiente nota a las autoridades de RTA S. E., suscripta por la CGI, la FATPREN y el SiPreBA:

Sres. Integrantes del Directorio de RTA S.E.
Unidad de Negocios TV Pública Argentina.

En nuestro carácter de representantes sindicales legítimos de los trabajadores de prensa de los Noticieros encuadrados en el CCT Nro. 124/75 y el Estatuto del Periodista Profesional, nos dirigimos a Ud. a los efectos de manifestarles lo siguiente:

1. Que avalamos la resolución de Asamblea de fecha 8 de Enero de 2017, y en consecuencia reiteramos que se rechazan las medidas nulas e ilegales que violan derechos fundamentales del CCT Nro. 124/75 y acuerdos complementarios, los usos y costumbres, la Ley 12.908 (Estatuto del Periodista Profesional, en especial el artículo 81), la Ley 14.250 y los principios protectorios del derecho del trabajo y los previstos en los Convenio 87y 98 OIT.

2. Que rechazamos la decisión de prohibir las horas extraordinarias y también la orden de suprimir el régimen de extensión de jornada, es decir las dos (2) horas adicionales que los trabajadores realizan y perciben como horas extras, en forma mensual, normal y habitual desde hace más de 20 (veinte) años, incorporándose esta modalidad de prestación laboral y de pago de la remuneración a los contratos de trabajo en carácter de derecho adquirido, conforme las normas legales y CCT y acuerdos vigentes y usos y costumbres que no se pueden desconocer.

3. Que exigimos se rectifiquen estos actos nulos e ilegales y se abstengan de proceder a reducir las jornadas y la remuneración normal y habitual, que además de violar los derechos referidos, trasgrede lo establecido en el artículo 66 de la LCT, ante el intento de modificar una condición esencial del contrato de trabajo, que causa perjuicio económico, moral y profesional a los trabajadores de prensa.

4. Que le advertimos que de continuar con estos actos ilícitos, consideraremos que RTA S. E. y los integrantes del Directorio en especial incurren en incumplimiento de sus deberes y en prácticas desleales al adoptar modificaciones unilaterales e ilegales en el CCT y rehusarse a dialogar y negociar con la representación sindical legítima y reconocida por Ud. hasta la fecha.

5. Que se reitera que el recorte de las horas de programación de noticieros avasalla derechos constitucionales de los ciudadanos a la información, afectando además la libertad de prensa y de expresión en general y de los periodistas en particular, a quienes también se le causa un daño profesional, al privarles de trabajar en las condiciones que lo venían haciendo. No se está considerando para adoptar estas decisiones, el unánime reconocimiento de la excelencia, pluralidad y democracia de los noticieros y programas informativos de la TV Pública que se intentan destruir.

6. Que no aceptamos en consecuencia las modificaciones en las jornadas y horarios de trabajo que han sido pactadas con fuerza de ley y tampoco aceptamos rebajas de salarios que se realicen ante la decisión unilateral, nula de nulidad absoluta de “eliminar” o “prohibir” las horas “extraordinarias” y las dos (2) horas adicionales que trabajamos en forma normal y habitual. Es de conocimiento de los directivos y funcionarios la nulidad e ilegalidad de las medidas adoptadas que además se ejecutan a la par de declaraciones ofensivas y difamatorias contra los trabajadores de la TV Pública.
Le intimamos a rectificarse y abstenerse en el futuro de proseguir con este ataque injurioso y campaña mediática que daña la honra, la moral y la imagen de nuestros representados, bajo apercibimiento de iniciar las acciones judiciales que nos asisten.

7. Que reafirmamos a su vez el reclamo que se nos informe cuál es la programación y las políticas comunicacionales que se diseñó para la Televisión Pública para 2018, advirtiendo que la actual política de vaciamiento y ajuste privará a la sociedad de espacios importantes de información pública, como los noticieros de fin de semana, carencia que consideramos una forma de censura encubierta.
No hay ningún tipo de programación ni propuesta profesional para el 2018, solo latas y tercerización. En la actualidad, solo los noticieros y Cocineros Argentinos se realizan en el canal. La gestión pretende una Televisión Pública vacía, sin noticias y sin producción propia. Su política de ajuste llega al ridículo de recortar todas las horas extras que, en una planta que disminuyó, hecho crítico que se agrava en el período de vacaciones, pone en riesgo la propia pantalla ya que no contamos con la dotación mínima para garantizar la operatividad diaria. Según lo admitió públicamente en su charla de café con Sirvén, (apenas) “el 15 % de la masa salarial de la Televisión Pública corresponde a horas extras”. Su provocación llegó a tal nivel que trataron que los informativos no se emitan para culpar a los trabajadores. No se lo permitiremos: si estas semanas los noticieros están al aire es por exclusiva voluntad de sus trabajadores a contramano de las indicaciones de la gestión. Para coronar esta provocación, los días lunes y martes amanecimos con carros de asaltos y patrulleros de la fuerza de seguridad en las instalaciones del canal público. La policía como solución a todo, una fórmula repetida por estos días.

8. Que por lo todo lo expuesto estamos en estado de asamblea permanente y movilización, exigiendo una solución urgente y alertando al conjunto de la sociedad del brutal ataque a los medios públicos en general y a la TV Pública en particular, del gobierno y la gestión encabezada por el ministro Hernán Lombardi y el presidente de RTA, Miguel Pereira. No vamos a permitir que reduzcan el canal público a su mínima expresión ni que lo privaticen de manera encubierta. No vamos a permitir que avasallen nuestros derechos profesionales y laborales. La información no es una mercancía ni un espectáculo, es un derecho.

9. Que asimismo, le manifestamos una vez más nuestra predisposición al diálogo sin presiones, de buena fe a los fines de encauzar las relaciones que con las diferencias de intereses entre las partes, hemos mantenido hasta que RTA S. E. ha avanzado contra derechos fundamentales que vamos a defender por las vías gremiales y legales que nos corresponden, en caso de que persistan actuando con la ilegalidad e irracionalidad manifiestas. A su vez, le intimamos que se abstenga de mantener reuniones o negociar con entidades que como Ud. sabe no representan a los trabajadores de prensa dependientes de su empresa, respetando la buena fe negocial y evitando las provocaciones.

tpv-160118-2 tpv-160118-3 tpv-160118-4 tpv-160118-5

Principio de acuerdo en El Diario de Paraná

El pasado viernes 12 de enero, en las oficinas de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social del Gobierno de Entre Ríos, se alcanzó un principio de acuerdo por las deudas que la empresa Sociedad Anónima Entre Ríos (SAER) -propietaria de El Diario de Paraná- mantiene con sus trabajadores y trabajadoras.

Participaron de la reunión Silvina Ríos -Prosecretaria Gremial de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN)- y Juan Cruz Varela -Secretario de Prensa y Derechos Humanos del Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación (SETPyC), en representación de las y los trabajadores; y Germán Buffa -vicepresidente de SAER- Beltrán Minni -apoderado-, por la patronal.

El acuerdo contempla saldar los haberes de diciembre antes del 18 de enero y a regularizar el pago de los salarios en tiempo y forma a partir de febrero. Al mismo tiempo la empresa se compromete a cancelar en ocho cuotas consecutivas las otras deudas que mantiene con las y los compañeros de El Diario (salarios atrasados, aguinaldo, retroactivos del acuerdo paritario de 2016 y redondeos por pago de menos).

Los trabajadores y trabajadoras de prensa señalaron en un comunicado que “no es para nosotros un motivo de celebración haber aceptado que nos paguen los salarios atrasados en ocho cuotas mensuales. Firmamos un acuerdo con los bolsillos tristes, acuciados porque no alcanzamos a cubrir nuestras necesidades y a sabiendas de que nuestro dinero ya ha sido licuado y absorbido por el costo de vida”.

Asimismo, expresaron que “habiendo arribado a un acuerdo respecto de una parte del conflicto, renovamos el reclamo por mejores condiciones de trabajo y nuestra denuncia por el severo proceso de vaciamiento patrimonial y de recursos humanos que lleva años en El Diario”.

Por la cartera laboral estuvo presente el Coordinador General, Armando Ferrari; y se sumó en carácter de mediadora la Subdirectora de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Gobierno y Justicia, Adriana Pérez.

Cabe señalar que las partes acordaron que el incumplimiento de cualquiera de las condiciones pactadas daría lugar a la disolución en forma automática del acuerdo y que “ante las eventuales negociaciones que se lleven a cabo como modo de reestructuración de la empresa se requiere del asentimiento del SETPyC adherido a la FATPREN”.

Por último, las y los trabajadores de prensa de El Diario -periodistas, fotógrafos, administrativos- manifestaron su agradecimiento “a los lectores y amigos que nos acompañaron en esta lucha y que, estamos seguros, estarán con nosotros en las luchas por venir; y confiamos en que la empresa honre el compromiso que firmó”.

erios-160118

Definieron medidas de fuerza en El Patagónico

En Comodoro Rivadavia, este lunes 14 de enero, los trabajadores y trabajadoras de prensa del diario El Patagónico realizaron una asamblea en la que decidieron iniciar un plan de lucha en reclamo del cobro de los haberes que les adeudan.

En la jornada de hoy, la Secretaría de Trabajo provincial realizó una inspección en la empresa y constató la falta de pago de los salarios del mes de diciembre pasado.

En tal sentido, el próximo lunes 22 de enero, las y los compañeros del matutino iniciarán un paro progresivo sin asistencia al lugar de trabajo. En esa primera semana será de 48 horas y en cada semana siguiente se sumará un día más de paro hasta que sus demandas sean respondidas.

En esa jornada de lucha inicial, se realizará una radio abierta y panfleteada para darle visibilidad al conflicto y difundir la primera actividad del fondo de huelga que será el domingo 28 de enero: la proyección del último recital de la banda local de rock “113 Vicios” -material inédito-, en el Cine Teatro Español.

crd-150118

Buenos Aires: Festival por la reincorporación de despedidos en Radio Nacional

Este jueves 11 de enero, frente al edificio de LRA1 Radio Nacional Buenos Aires, se realizó un festival para reclamar por la reincorporación de los compañeros y compañeras de la emisora despedidos en todo el país en el inicio del año.

En la actividad, organizada por las Comisiones Gremiales Internas de Radio Nacional, Télam y la Televisión Pública del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), también hubo pronunciamientos contra el ajuste en esos medios del Estado y para que cesen las acciones de presión, hostigamiento y estigmatización contra sus trabajadores y trabajadoras.

Distintos artistas populares se alternaron en los micrófonos del escenario montado frente al emblemático edificio de Maipú 555, así como también periodistas, legisladores y dirigentes sindicales, políticos y sociales, quienes hicieron suyas las consignas de la jornada y acercaron sus expresiones de apoyo y solidaridad.

caba-120118-01 caba-120118-02 caba-120118-03 caba-120118-04 caba-120118-05 caba-120118-06 caba-120118-07 caba-120118-08 caba-120118-20

Buenos Aires: Los abusos y privilegios del ministro Lombardi

A raíz de la sucesión de falaces declaraciones realizadas a diversos medios de comunicación por parte del titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, los trabajadores y trabajadoras de la Televisión Pública emitieron el siguiente comunicado:

El Ministro Hernán Lombardi se lanzó en el día de ayer a un intenso raid mediático de mentiras para encubrir, con un falso e impostado discurso “democrático”, el vaciamiento deliberado de la Televisión Pública, que busca desactivarla para liquidar el servicio que presta a los argentinos, o eventualmente implementar una privatización encubierta entregando su control a alguna productora amiga, de lo cual hay ya algunos indicios.

En el día de ayer, Lombardi se convirtió en un atleta del micrófono, realizando notas en los programas radiales de Pablo Vilouta (La Red) y Reynaldo Sietecase (Radio Con Vos), a quienes solicitamos derecho a réplica y en La Nación + con su escriba favorito, Pablo Sirvén, quien en la tapa de ese diario publicó las falsedades del pasado domingo 7 de enero, sin consultar nuestra versión, más allá de citar -apenas y mal- un comunicado.

“Creemos en lo público”, contó el ministro, pero hay “privilegios que nadie puede aguantar”. Lombardi sabe que los privilegiados no somos los trabajadores, que tenemos salarios de convenio negociados con su gestión en la última paritaria hace quince meses, sino los funcionarios que se autofijaron determinados sueldos para cargos para los que no concursaron. Es el caso de Carla Piccolomini, la esposa del ministro de Modernización Andrés Ibarra, que cobró 196 mil pesos durante casi dos años en el canal. Solo promediando con esos montos es posible alcanzar las cifras que difunde el ministro.

Hernán Lombardi miente cuando dice que la financiación de la TV Pública sale en su totalidad del presupuesto nacional, cuando al menos el 70 por ciento proviene de un gravamen a empresas audiovisuales privadas establecido por la ley 26.522, sobre la comercialización de los productos y la publicidad propia, a lo que hay que sumarle lo que el canal recauda en concepto de publicidad. Lo que Lombardi presenta como privilegios, como el uso de los automóviles por parte de los camarógrafos, es la práctica usual y convencional en absolutamente todos los noticieros de los canales de televisión, simplemente porque es mucho más económico y práctico para los medios hacerlo de esa manera que tener una flota de autos con chofer, o contratar taxis. Lombardi miente además cuando dice que la planta de la TV pública se incrementó en un 70 por ciento entre 2002 y 2015. Una mayoría de esos trabajadores ya cumplía funciones en el canal, pero de manera tercerizada y sin estar registrados, y fueron sucesivamente incorporados y legalizados. En el caso del noticiero, por ejemplo, la planta disminuyó en relación al aumento de horas de aire -que pasó de 19 a 30 horas semanales, y que con las actuales decisiones vuelve a tener menos de veinte horas aire-, la creación de nuevas plataformas como la web o nuevas funciones como la digitalización del archivo histórico.

Por último, miente también Lombardi y la gestión del canal cuando afirma que con estas políticas persigue una TV Pública moderna y de calidad. Fuimos en cambio los trabajadores quienes planteamos en reiteradas oportunidades durante estos dos años la necesidad de incorporar e implementar nuevas tecnologías, renovar el equipamiento técnico que en algunos casos es obsoleto y avanzar en programas de capacitación profesional, sin tener ningún tipo de respuesta positiva por parte de las autoridades.

Aunque ni Vilouta ni el servicial Sirvén se lo preguntaron, Lombardi debería contarle a la opinión pública, en alguno de sus numerosos y frecuentes contactos con los medios: a) en qué invirtió su ministerio los 5000 millones de pesos recaudados en 2017 por la ley 26522, de los cuales solo el 20% fue destinado a la Televisión Pública; b) Cuánto costó exactamente el contrato con la multinacional Mercer América Latina durante un año para suministrarle los datos falseados y ad hoc que repite en cada entrevista, y que se resumen en echarle a los salarios de los trabajadores del canal la culpa de todos los problemas de gestión y política que tiene la Televisión Pública, y c) Cuál es la programación y las políticas comunicacionales que su ministerio diseñó para la Televisión Pública para 2018. Porque de eso, Lombardi, dentro de su verborrea, prefiere no hablar.

La actual política de vaciamiento y ajuste privará a la sociedad de espacios importantes de información pública, como los noticieros de fin de semana, carencia que consideramos una forma de censura encubierta.

No hay ningún tipo de programación ni propuesta profesional para el 2018, solo latas y tercerización. En la actualidad, solo los noticieros y Cocineros Argentinos se realizan en el canal. La gestión pretende una Televisión Pública vacía, sin noticias y sin producción propia. Su política de ajuste llega al ridículo de recortar todas las horas extras que, en una planta que disminuyó, hecho crítico que se agrava en el período de vacaciones, pone en riesgo la propia pantalla ya que no contamos con la dotación mínima para garantizar la operatividad diaria. Según lo admitió públicamente en su charla de café con Sirvén, (apenas) “el 15% de la masa salarial de la Televisión Pública corresponde a horas extras”. Su provocación llegó a tal nivel que trataron que los informativos no se emitan para culpar a los trabajadores. No se lo permitiremos: si esta semana los noticieros están al aire es por exclusiva voluntad de sus trabajadores a contramano de las indicaciones de la gestión. Para coronar esta provocación, los días lunes y martes amanecimos con carros de asaltos y patrulleros de la fuerza de seguridad en las instalaciones del canal público. La policía como solución a todo, una fórmula repetida por estos días, aunque Lombardi no se haga cargo.

Por todo esto, estamos en estado de asamblea permanente y movilización, exigiendo una solución urgente y alertando al conjunto de la sociedad del brutal ataque a los medios públicos en general y a la TV Pública en particular, del gobierno y la gestión encabezada por el ministro Hernán Lombardi y el presidente de RTA, Miguel Pereira.

No vamos a permitir que reduzcan el canal público a su mínima expresión ni que lo privaticen de manera encubierta. No vamos a permitir que avasallen nuestros derechos profesionales y laborales. La información no es una mercancía ni un espectáculo, es un derecho.

tvp-110118

Comodoro Rivadavia: Nueva movilización por los salarios de El Patagónico

En Comodoro Rivadavia, este martes 9 de enero, se movilizaron una vez más las y los trabajadores del diario El Patagónico para reclamar por los salarios que la empresa les adeuda.

Los compañeros y compañeras se expresaron además en contra de cualquier intento de precarización y ajuste sobre los puestos de trabajo de los que dependen 53 familias de Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia.

En tal sentido y en el marco de las acciones para visibilizar el conflicto, los trabajadores y trabajadoras de El Patagónico dieron a conocer el siguiente comunicado:

Nosotros, Ustedes

Los trabajadores de diario El Patagónico afrontamos una situación muy angustiosa y de extrema incertidumbre desde hace meses. Pese a ello, contra toda la lógica, el retiro voluntario de muchos compañeros, y otras dificultades diarias, nosotros seguimos realizando nuestra tarea de la mejor manera posible, tratando de cumplir con nuestro objetivo que, desde hace 50 años, sigue siendo el mismo: informar a nuestra comunidad y hacer oír el sentimiento y la voz de la región.

Esta situación tensa, que afecta a 53 familias de Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia, hoy es extrema ya que a la fecha no hemos cobrado la segunda parte del aguinaldo, y la empresa no tiene perspectiva alguna sobre el cobro de los salarios de diciembre, esos que –como a todo trabajador- hoy apenas nos alcanza para pagar alquileres, impuestos, y comer. Todas obligaciones que no esperan, ni saben de dificultades, ni momentos delicados, ni de traspasos empresariales.

Pese a la incertidumbre y a las medidas judiciales, que aparecen como controvertidas y más vinculadas a momentos políticos que a la búsqueda de una solución real para el cobro de la deuda que afecta a los trabajadores, nosotros decidimos seguir trabajando.

Desde hace meses estamos esperando claridad en el manejo de la empresa. Desde hace meses, con mucho esfuerzo, el diario sigue saliendo a la calle exclusivamente gracias a la decisión y la tenacidad de los trabajadores, que dejaron atrás sus roles y mecanismos de protesta habituales, para poner el cuerpo a la situación e impedir que un sueño que empezó hace 50 años, y muchos de nosotros aportamos desde hace más de 20, termine en pesadilla.

En el medio de esta situación acuciante, que genera innumerables problemas de salud y una imposibilidad manifiesta de cumplir con nuestras obligaciones, los trabajadores de El Patagónico, abandonados a la suerte de los Grupos, esos que estuvieron y se fueron (Indalo) y los que están pero aún no se hacen cargo de la situación (Ceibo), seguimos dispuestos –pese a todo- a continuar apostando a nuestra vocación y sentido de pertenencia.

Para que esta situación extrema finalice, además de medidas judiciales realmente efectivas con la búsqueda del bien común y la asunción de responsabilidades por parte de la vieja o nueva patronal, es necesario que Ustedes como lectores, nuestro único destinatario de nuestro trabajo, comprendan la situación y nos acompañen en este momento.

Nosotros, seguiremos, hasta que podamos, apostando a nuestro trabajo pero así como Ustedes, a diario confían y nos necesitan, hoy nosotros necesitamos que Ustedes estén atentos, nos acompañen y también reclamen para que ni una voz más se silencie en nuestra ciudad, región y país.

crd-090118-2 crd-090118-3 crd-090118-3b crd-090118-3c crd-090118-4

Entre Ríos: Fracasó la conciliación por El Diario de Paraná

El pasado viernes 5 de enero, se realizó una audiencia de conciliación a raíz del conflicto que mantienen las y los trabajadores de El Diario de Paraná por la falta de pago de salarios y otros rubros.

El encuentro tuvo lugar en la Secretaría de Trabajo provincial y no tuvo resultados positivos porque el abogado que representó a la empresa no tenía poder legal para tomar decisiones en nombre de la patronal.

En representación de los trabajadores participaron Marcela Pautaso, Prosecretaria de Administración de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN); Silvina Ríos, Prosecretaria Gremial de la FATPREN; Juan Cruz Varela, Secretario de Prensa del Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación (SETPyC) y Jorge Riani, Secretario de Cultura del SETPyC.

Ante el fracaso del encuentro, la autoridad laboral convocó a una nueva reunión para este martes 9 de enero por la mañana, a la espera de que la parte empresaria acerque una propuesta concreta y con autoridad para efectivizarla.

La FATPREN reitera su solidaridad con los compañeros y compañeras de El Diario y respaldará todas las acciones que lleven adelante en pos de la resolución definitva del conflicto.

er-080118

Buenos Aires: Rechazo a la presencia policial en la TV Pública

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) repudia y rechaza la presencia de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires rodeando el edificio de la TV Pública, en un claro acto de intimidación contra los y las trabajadoras que se organizan para enfrentar el ajuste en los medios de comunicación estatales.

Las y los compañeros de Canal 7 habían denunciado la semana pasada “el destrato que los trabajadores de la TV Pública sufrimos en el último tiempo de parte de las autoridades, forma parte de una presión y extorsión para que encaremos el año con temor y aceptemos dócilmente, de manera forzada, un ahogo presupuestario y un congelamiento salarial que no permitiremos”.

A raíz de ello, decidieron la convocatoria a una asamblea en esta semana, para analizar qué acciones definir “en defensa del único canal estatal de aire y su deber: la cobertura de todos los conflictos sociales y todas las voces de nuestra sociedad”.

Agustín Lecchi, Secretario de Organización del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) y delegado de la TV Pública, señaló que la presencia de patrulleros y carros de asalto es “algo que no ocurre desde los intentos de privatización durante el menemismo y la Alianza, en lo que entendemos como una amenaza y un intento de amedrentamiento para que no defendamos nuestros derechos laborales”.

El dirigente sindical agregó que “desde el viernes estamos siendo víctimas de una campaña de estigmatización y demonización, con datos falsos que hicieron circular desde la gestión del canal”.

Lecchi aseguró que “no vamos a permitir nos ataquen nuestros convenios colectivos, el Estatuto del Periodista Profesional, los derechos laborales y, sobre todo, que ataquen el carácter público del único canal estatal de aire”.

“Nosotros defendemos la libertad de expresión y un canal en donde verdaderamente estén presentes todos los conflictos sociales, políticos y sindicales”, concluyó.

Desde la FATPREN exigimos el inmediato retiro de los efectivos policiales y demandamos a las autoridades pertinentes el cese de las provocaciones y la apertura de canales de diálogo con los representantes de las y los trabajadores.

tvpublica-080118