México: La ola de muertes no se detiene

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) se suma a la Federación Internacional de Periodistas (FIP) -organización que representa a 600.000 periodistas en todo el mundo- para expresar su alarma debido a que un nuevo comunicador mexicano, Salvador Olmos García, ha caído como víctima de la ola de violencia que sacude a México, y especialmente al estado de Oaxaca, donde la semana pasada otro trabajador de prensa perdió la vida. El hecho ocurrió en la madrugada del domingo 26 de Junio, en la ciudad de Huajapan de León, y tiene como responsables aparentes a las fuerzas de seguridad, en este caso la policía municipal.

Salvador Olmos García, conductor del programa «Pitaya Negra», se dirigía en la madrugada del domingo pasado a las instalaciones de la Escuela Normal de Huajapan, donde funciona la radio comunitaria «Tuu Ñuu Savi», a raíz de un llamado de sus colegas debido a que la policía municipal estaba rondando la zona con la intención de desalojar dicha radio. Esto contradice las primeras versiones oficiales que indicaban que Olmos García – el décimo periodista asesinado durante 2016 en México – se encontraba realizando pintadas al momento de su detención; hipótesis vinculada con su activismo social y su compromiso con la lucha que se desarrolla contra la Reforma Educativa en el país norteamericano, y que ya se ha cobrado 13 vidas en el estado de Oaxaca a manos de las fuerzas de seguridad.

Diversos testimonios (respaldados por material fotográfico y fílmico) indican que este periodista, abogado y activista social vinculado a la defensa de las comunidades mixtecas y los recursos naturales, fue interceptado por la policía, sometido a golpes y torturas, para luego ser atropellado por una patrulla cuando intentaba huir de la agresión a que era sometido. Su cuerpo agonizante fue hallado a las cuatro de la mañana y trasladado al hospital, donde alrededor de una hora más tarde perdería la vida.

La FATPREN condena este crimen y se suma a su organización hermana, el Sindicato Nacional de Redactores de Prensa (SNRP), en su «exigencia de justicia mediante una investigación profunda, el esclarecimiento de los hechos y el castigo de los responsables para acabar con la impunidad que prevalece en México». Asimismo, junto a la FIP, hace un llamamiento a las autoridades para la articulación de soluciones de fondo que den por tierra con los abusos policiales y el estado de violencia generalizado que se vive en este país latinoamericano, frente al cual los derechos de los trabajadores de la comunicación y de la sociedad en su conjunto se vuelven ficticios.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *