¡Feliz aniversario a lxs trabajadorxs de Radio Nacional!

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) saluda a todxs los que con su trabajo y su lucha han construido estos 83 años de la radio pública argentina. Lxs que desde todos los confines del territorio nacional trabajan para informar a nuestro pueblo con una visión diferente a la de los medios tradicionales.

Este aniversario nos encuentra en medio de su necesaria reconstrucción, luego de los intentos de vaciamiento y destrucción llevada adelante por el gobierno neoliberal. Para ese sector la información no es un derecho humano que debe ser garantizado por el Estado. Por eso los medios públicos no tienen razón de ser en su política.

La pandemia que estamos viviendo vuelve a demostrar que los medios públicos están llamados a cumplir una función social irremplazable. Para ello es necesario seguir avanzando en su reconstrucción. Volver a poner a Radio Nacional al servicio de la información como derecho humano básico, el esparcimiento y la difusión de la cultura popular en el marco de la profundización democrática.

Terminando con la existencia de trabajo precarizado. Con paritarias salariales acordes a la necesidad de todxs sus trabajadorxs. Profundizando el trabajo para tener una estructura federal de emisoras fuertes, con recursos suficientes y bien equipadas en todas las provincias.

Desde la FATPREN felicitamos a todxs lxs trabajadrxs de Radio Nacional en este nuevo aniversario y les animamos a seguir luchando por medios públicos al servicio de nuestro pueblo.

Foto: Rolando Andrade Stracuzzi

Respaldo a los avances en libertad de expresión

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), que nuclea a 37 sindicatos de prensa de todo el país, expresa su rechazo a las afirmaciones de sectores vinculados con la etapa del gobierno anterior respecto a que en el país exista en la actualidad un «enrarecimiento de la libertad de expresión».

Resulta cuanto menos llamativo que estos sectores, que guardaron un estruendoso y sostenido silencio cuando se cometían serios atropellos al trabajo periodístico, despedían más de 4.500 trabajadores en el sector, acallaban voces, intentaban desguazar los medios públicos y aprovechaban esas operaciones mediáticas para desinformar a la sociedad en uno de los tiempos más oscuros para la prensa en la Argentina, sostengan ahora que existe un «enrarecimiento» de la libertad de expresión. Justamente en momentos en que se está descubriendo y desactivando un entramado ilegal de espionaje masivo contra centenares de periodistas y dirigentes sociales que, según todo indica, había sido diseñado y controlado desde las más altas esferas del Estado.

Por el contrario de lo que afirman esas organizaciones vinculadas y subsidiadas por sectores empresariales, la desactivación de esta red que estaba destinada a condicionar y limitar la labor informativa de lxs trabajadorxs de prensa argentinos resulta un gran avance para garantizar una mayor libertad de expresión.

Por ese motivo saludamos y respaldamos este avance, en el que se deben respetar además todas las garantías del debido proceso.

La utilización mediática de «informaciones» manipuladas y generadas ilegalmente por servicios de inteligencia del Estado con fines de extorsión y de persecución a opositores avergüenza al periodismo y constituye una práctica que condenamos.

Los trabajadores y trabajadoras de prensa no tenemos nada que ver con ese tipo de operaciones alimentadas en su momento por un sector político, al contrario somos quienes día a día le ponemos el cuerpo a la pandemia e intentamos ejercer desde nuestros lugares de trabajo un periodismo decente y coherente al servicio de nuestro pueblo.

FATPREN y ARGRA fueron recibidas por la Vicejefa de Gabinete

La Secretaria General de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), Carla Gaudensi, junto al Presidente de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA), Daniel Vides, fueron recibidos en la mañana del lunes 29 de junio por la Vicejefa de Ministros de la Nación, Cecilia Todesca Bocco.

En la reunión, se abordó la problemática de las trabajadoras y trabajadores de prensa para buscar el modo en que la asistencia del Estado llegue a los compañeros y compañeras de la mejor manera posible.

Gaudensi y Vides plantearon que los trabajadores de prensa llegan a la situación actual después de haber padecido la pérdida de más de 4.500 puestos de trabajo durante el gobierno de Cambiemos. En este marco, hoy transitan la pandemia como actividad esencial con serias dificultades laborales, salarios depreciados y en condiciones muy precarias como «colaboradores» y facturando por su trabajo.

En ese sentido, se planteó la necesidad de buscar soluciones para los trabajadores y trabajadoras que, por su situación laboral, no pudieron acceder al IFE y para quienes se encuentran bajo la modalidad de monotributo.

También se denunció la situación de diversas empresas que se adhirieron al programa ATP y que, tras ser beneficiadas por el mismo, no cumplieron con complementar su parte en el pago de los salarios o empresas que ni siquiera pagan los salarios de convenio, como sucede por ejemplo en la provincia de Corrientes.

Desde ARGRA y FATPREN sostenemos la importancia de esta instancia de diálogo y la intención de avanzar con la búsqueda de soluciones para la difícil situación que atraviesan miles de trabajadores y trabajadoras de nuestra actividad a lo largo y ancho del país.

FATPREN se reunió con autoridades de RTA

Avance en la discusión para regularizar a nuestrxs compañerxs

La nueva conducción de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) mantuvo una reunión con las autoridades de Radio y Televisión Argentina (RAT), encabezadas por su presidenta, Rosario Lufrano; el director de Recursos Humanos, Diego Pascual; el Director de Radio Nacional, Alejandro Pont Lezica; el subdirector, Gustavo Campana, y el gerente Periodístico, Adrián González.

Durante el encuentro la representación sindical planteó la urgente necesidad de avanzar en la resolución de la problemática de lxs trabajadorxs que hoy desarrollan su actividad periodística en la radio pública exponiendo su salud a la pandemia en condiciones de precariedad laboral. Son trabajadoras y trabajadores que en diferentes emisoras de las provincias informan a sus comunidades desde hace años bajo «contratos» irregulares. Las autoridades coincidieron en esta necesidad y se comprometieron  a avanzar en ese sentido. Ambas partes acordaron comenzar un trabajo conjunto para ello.

La representación sindical reiteró el pedido de un bono de emergencia y la necesidad de la apertura de la paritaria salarial. Respecto al atraso salarial existente en la radio pública consecuencia de la política implementada durante el gobierno anterior se analizaron diferentes mecanismos para abordarlo. Entre ellos la posibilidad de recategorizaciones, pago del adicional por indumentaria a las emisoras comerciales de Radio Nacional y una equiparación salarial para todo el personal. Alternativas que se continuarán analizando.

También se solicitó a la empresa que se brinden elementos para las y los compañeros que realizan teletrabajo.

Las autoridades informaron la existencia de un proyecto para la puesta en marcha de una emisora de FM dedicada al tango. Además, anunciaron la realización de un censo para conocer la situación de vivienda del personal de la radio para avanzar en un plan de viviendas para construir en los terrenos de las plantas transmisoras de todo el país. Finalmente, la empresa informó que Radio Nacional estará a cargo de la radio de Tecnópolis.

Pago de indumentaria a ex radios comerciales

RTA informó que comenzará a pagarse el adicional por uso de indumentaria a las ex emisoras comerciales de Radio Nacional. Desde la Fatpren solicitamos que dicho pago incluya a todxs lxs trabajadorxs de estas emisoras.

En julio seguimos formándonos con cursos virtuales

Durante julio el SiPreBA junto a FATPREN continúan dictando cursos virtuales de capacitación, gratuitos para afiliados y afiladas. Las temáticas serán: Género y salud, formación jurídica, historia del fotoperiodismo y periodismo policial

Seguimos organizando cursos virtuales gratuitos para que afiliados y afiliadas a sindicatos de prensa de todo el país capacitándose.

Los cursos se brindarán de manera virtual en los días y horarios detallados. Una vez completada la inscripción nos comunicaremos por mail informando más detalles sobre cómo unirse a las clases.

Si sos afiliade a un sindicato de prensa nucleado en FATPREN, podés inscribirte a los cursos completando el formulario que está abajo.

Los cursos son gratuitos para afiliades y las vacantes son limitadas. ¡Anotate!

En julio seguimos formándonos con cursos virtuales:

Los Cursos

  • Periodismo, Género y Salud, por Silvina Molina y Sandra Míguez. Los lunes 6, 13, 20 y 26 de julio de 17 a 19 hs.
  • Historia del Fotoperiodismo, por Cora Gamarnik. Los martes 7, 14, 21 y 27 de julio de 18 a 19.30 hs. [cupos ya agotados]
  • Formación Jurídica para Trabajadores de Prensa con mirada antipunitiva, por Claudia Cesaroni. Los miércoles 8, 15, 22 y 29 de julio de 17 a 18.30 hs.
  • Introducción al Periodismo Policial, por Alejandro Marinelli. Los jueves 9, 16, 23 y 30 de julio de 17 a 19 hs.

*Periodismo, Género y Salud

Por Silvina Molina y Sandra Míguez

¿Cuándo?

Los lunes 6, 13, 20 y 26 de julio de 17 a 19 hs.

Idea del taller

Recuperar el concepto de la comunicación como derecho humano fundamental nos exige reflexionar sobre nuestras prácticas periodísticas. La comunicación con enfoque de género se ofrece como una herramienta para ampliar la mirada sobre la realidad y promover la construcción de modelos de comunicación basados en la igualdad de derechos y oportunidades para todas las personas. En contexto de pandemia, también incluiremos ejes de la comunicación inclusiva en salud.

Encuentro 1 – Situación del periodismo

La agenda de los medios y la construcción de noticias inclusivas, con perspectiva de género.

¿Desde qué lugar informamos? ¿Qué pasa en nuestros espacios laborales?¿Cuáles son los desafíos y también los avances? ¿Cómo influye el enfoque de género y las condiciones de salud en el trabajo periodístico?

Encuentro 2 – Comunicación en salud con enfoque de género

En un contexto de pandemia mundial por coronavirus, ¿cuáles son nuestros aportes para colaborar en una comunicación adecuada de salud con perspectiva de género? ¿Por qué es preciso hacer visible la desigualdad de oportunidades?

Encuentro 3 – Lenguaje inclusivo en el periodismo y en la comunicación en salud

El lenguaje inclusivo y no sexista es mucho más que “todas y todos” y que el uso de la “e”. Su uso periodístico y los ejes de la comunicación en salud. El lenguaje científico y la indispensable decodificación.

Encuentro 4 – Violencia de género, simbólica y discursos antiderechos

Pautas básicas para comunicar adecuadamente sobre violencia de género y femicidios. Y también herramientas para reportar frente a los discursos antiderecho. La violencia mediática y simbólica. Ejemplo de buenas prácticas.

Sobre Silvina Molina

Periodista y editora de Género y Diversidades de la agencia Télam.

Sobre Sandra Miguez

Licenciada en Comunicación Social, periodista especializada en salud, género y derechos humanos.

*Historia del Fotoperiodismo en Argentina

Por Cora Gamarnik. Organizado por SiPreBA y ARGRA.
[cupos ya agotados]

¿Cuando?

Los martes 7, 14, 21 y 27 de julio de 18 a 19.30 hs.

Idea del taller

El seminario se propone dar los principales lineamientos de una historia del fotoperiodismo en Argentina a través de los siguientes temas. El fotoperiodismo en Argentina durante la primera mitad del siglo XX. Fotoperiodismo y modernización en la década del 60′. Fotografía y militancia. en los primeros 70′. Fotoperiodismo y dictadura. Políticas oficiales y contraimagen. El fotoperiodismo argentino en la construcción de la democracia (1983 – 2002).

Encuentro 1

El fotoperiodismo en Argentina durante la primera mitad del siglo XX. La fotografía de Caras y Caretas. Fotografía y golpes de Estado. Fotografía y peronismo.

Encuentro 2

Fotoperiodismo y modernización en la década del 60′. El surgimiento de las revistas ilustradas. Coberturas internacionales.

Encuentro 3

Fotografía y militancia. Prácticas de fotoperiodismo en los primeros 70′. Fotoperiodismo y dictadura. Políticas oficiales y contraimagen.

Encuentro 4

El fotoperiodismo argentino en la construcción de la democracia (1983 – 2002).

Sobre Cora Gamarnik

Doctora en Ciencias Sociales y Licenciada en Comunicación por la Universidad de Buenos Aires. Profesora Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y en la Universidad Nacional de Moreno. Coordinadora del Area de Estudios sobre Fotografía y del programa de Actualización en Fotografía y Ciencias Sociales FSOC-UBA.

*Formación jurídica para trabajadorxs de prensa

Por Claudia Cesaroni.

¿Cuando?

Los miércoles 8, 15, 22 y 29 de julio de 17 a 18.30 hs.

ESPECIALIZACIÓN: Derecho Penal y de la Ejecución Penal

PERSPECTIVA: Protección y defensa de los Derechos Humanos

ORIENTACIÓN: Antipunitiva

Idea del taller

La propuesta es trabajar, en estas cuatro sesiones, sobre casos reales para analizar conceptos jurídicos básicos vinculados al sistema penal.

Encuentro 1

Nociones básicas sobre la cuestión criminal. Características del sistema penal. Sujetos del proceso penal. Etapas de la criminalización. Criminalización primaria: las demandas públicas de mano dura, su retroalimentación mediática.

Casos para analizar: de las “leyes Blumberg” a la “ley de víctimas”: 13 años de demagogia punitiva.

Encuentro 2

¿Por qué se cometen delitos? ¿Delincuente se nace o se hace? El positivismo. La búsqueda de las causas individuales del comportamiento criminal. El encierro como cura. El proceso de definición del delito y del delincuente. La etiqueta y la asunción de una identidad de delincuente. El delito como aprendizaje social. Qué se aprende y cómo se aprende. Delincuencia de cuello blanco.

Casos para analizar: los presos por delitos contra la propiedad privada y la deuda externa como delito

Encuentro 3

El derecho a la no discriminación. La construcción del enemigo. Adolescentes y delito. Cámaras de seguridad. ¿Barrios vulnerables o vulnerados? Adolescencia en los medios. Perpetuas a menores. Baja de edad de punibilidad como política de seguridad. “Niños monstruos”. Minoridad y niñez.

Caso a analizar: el homicidio de Brian Aguinaco como excusa para bajar la edad de punibilidad.

Encuentro 4

La sociedad punitiva. Cárcel y castigo. La cárcel que se muestra y la que no se ve. Víctimas y victimarios. Demandas de castigo especiales para enemigos particulares. Servicios penitenciarios. Instituciones de la justicia penal para adultos y menores. Las masacres carcelarias construidas cómo motines: de “Motín de los colchones” a “Masacre en el Pabellón Séptimo”. La visibilización de la tortura: videos, fotos, escándalo mediático y sus límites. Etapa de la ejecución penal. Derechos versus beneficios.

Análisis de casos: pandemia y encierro: la liberación de “asesinos, femicidas y violadores”. Los reclamos de presxs y familiares.

Sobre Claudia Cesaroni

Abogada, magíster en Criminología, docente, autora de los libros “La vida como castigo”, “Masacre en el Pabellón Séptimo”, “Un partido sin papá” y “Brigadistas”, entre otros.

*Introducción al Periodismo Policial

Por Alejandro Marinelli.

¿Cuando?

Los jueves 9, 16, 23 y 30 de julio de 17 a 19 hs.

Encuentro 1

Revisar la historia del periodismo policial argentino. Su nacimiento, su llegada a las tapas de los grandes medios, las coberturas de los casos emblema. El recorrido al periodismo policial de periodismo policial hoy.

Encuentro 2

¿Qué es un hecho policial? ¿Cómo transformamos la información en una nota? Caminos para llegar a las precisiones de un caso. Trabajo con las fuentes. Saber sacarle jugo al expediente, cobertura de juicios. Breve ejercicio de escritura.

Encuentro 3

El rol de los periodistas y el de los investigadores. Las funciones del juez del fiscal y de la Policía en la instrucción de un caso. Los distintos escalones en la Justicia desde la instrucción hasta la Corte.

Encuentro 4

Cómo se cuenta una historia. La reconstrucción con distintas voces. El trabajo literario en las crónicas. Técnicas de no ficción a partir de una reconstrucción periodística precisa.

Sobre Alejandro Marinelli

Ex Cosecha Roja y editor de Policiales de Clarín. Titular de la Cátedra de Periodismo Policial, en Universidad de Palermo. Fue El Mayordomo, en AM 750. El Periodista y El hombre ordinario (Editorial Planeta).

Si sos afiliade inscribite:

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSdv02heDr8BSA0pQlZhak5MQ5QabhAM9CHSA061PHUhVC4gdw/viewform

Rechazamos el pago del aguinaldo en cuotas

Desde la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) rechazamos la medida dispuesta por el gobierno nacional mediante el DNU 547/2020 que dispone el pago del aguinaldo en cuotas para una parte de las y los trabajadores del sector público.

Somos conscientes de que la actual administración recibió un estado en crisis, producto de los desmanejos del gobierno anterior. Sabemos también que, en el marco de la pandemia, el gobierno nacional viene destinando importantes recursos para evitar la profundización de la crisis social y sus consecuencias sobre los sectores más castigados.

Estamos convencidos, sin embargo, de que más allá de este difícil contexto, no es ajustando sobre los ingresos de las y los trabajadores como se debe proceder. Vemos con preocupación, además, como esta medida puede repercutir en el sector privado, donde seguramente muchas patronales se ampararán en esta medida para incumplir con la obligación del pago del SAC.

Apoyamos el proyecto de impuesto a las grandes fortunas y toda iniciativa que se dirija en ese sentido. Reafirmamos que deben ser los sectores concentrados del capital, que se han enriquecido enormemente durante los últimos cuatro años, quienes deben hacer su aporte en la situación actual.

FATPREN interviene en el debate de la legislación del Teletrabajo

La Secretaria General de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), Carla Gaudensi, participó este lunes de la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados de la Nación donde se debatió -por tercera vez consecutiva- la regulación del teletrabajo. A raiz de la pandemia mundial, se profundizó esta modalidad de trabajo la cual todavía no está regulada.

Carla Gaudensi aportó una visión al debate general de la regulación del teletrabajo defendiendo los estatutos y convenios laborales de las y los trabajadores. «Hay que dar la discusión sino los empresarios la van a usar a su favor», destacó.

“El teletrabajo no es una actividad en sí misma, ni un beneficio, sino una modalidad”, expresó la dirigente gremial. “Se presenta por parte de las empresas como una ventaja, pero no está exenta de los problemas que llevan a la flexibilización y a la precarización”, remarcó.

Asimismo, Gaudensi mencionó la encuesta realizada por el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBa) entre mayo y junio, donde se indica que antes de la cuarenta el 10% de las y los trabajadores de prensa en relación de dependencia lo hacían mediante esta modalidad de Teletrabajo. En el marco de la pandemia esto se extendió, y ahora el 75% lo está realizando. «Esto sucede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires pero es una realidad que se repite en todo el país».

Entre los problemas que trajo el teletrabajo se encuentra la extensión de la jornada laboral, la transferencia de los costos hacia les trabajadores por parte de las empresas, la perdida de la privacidad, enfermedades vinculadas a las posturas por falta de infraestructura en los hogares, y alto estrés por la exigencia de la hiperproductividad con objetivos que son incansables. Además, intensifica la desigualdad y la precarización de las mujeres, lesbianas, trans y travestis, que en “la mayoría de los casos somos las encargadas del cuidado y estamos mayormente expuestas a la violencia de género”.

En el ámbito de la organización colectiva, “especialmente quieren hacer teletrabajo de forma permanente, sin concurrir a los lugares de trabajo, y esta modalidad perjudica el derecho a la organización sindical”.

La Secretaria General enumeró una serie de derechos laborales que deben incluirse en la ley:

El pago de los servicios a cargo del empleador. Uno de los problemas más extendidos es que las empresas le transfieren los gastos del servicio de internet, gas, luz, teléfono y otros necesarios para llevar a cabo esta modalidad.

La provisión de las herramientas y/o algún bono por parte del empleador como complemento del pago de los servicios. «Antes los medios de producción los proveía la empresa y hoy los está poniendo el trabajador». La encuesta realizada por el Sipreba menciona que el 82,5% de los trabajadores no tiene el mobiliario adecuado para realizar su tarea profesional. Por ejemplo, una solicitud frecuente es la silla ergonómica ya que el teletrabajo contrae consecuencias por las malas posturas en enfermedades cervicales, y otras. «Por ello resulta necesario que la empresa provea las herramientas necesarias para poder trabajar desde sus casas».

El derecho a la desconexión: hay que poner un límite a la jornada laboral. La implementación masiva del teletrabajo da cuenta de un problema inherente que es la extensión de la jornada laboral. Se trabaja más intensamente, más horas, con mensajes enviados fuera de horarios, por lo tanto creemos que esta dinámica de hiperproductividad afecta la salud mental de quienes realizan el teletrabajo. Este derecho si o si debe estar legislado en la normativa.

«El teletrabajo no debe generar una pérdida patrimonial o de ningún tipo para el trabajador que lo realice, con lo cual la empresa debe hacerse cargo de proveer los elementos necesarios para que se pueda trabajar».

-En cuanto al derecho a la organización sindical, «se suma el problema de la atomización que produce el aislamiento del lugar de trabajo». El hecho de no estar en el lugar dificulta. En este punto, «solicitamos que se contemple la elección de delegados cada 15 trabajadores que realizan teletrabajo, y una cartelera virtual, donde los sindicatos y las Comisiones Internas garanticen esa vía de comunicación con las y los trabajadores que lo realicen».

-«Como forma de morigerar algunos de los problemas mencionados
anteriormente, creemos que tiene que establecerse una limitación del teletrabajo: un máximo de dos días por semana». En caso de las empresas que sigan aplicando esta modalidad deberá prevalecer un régimen mixto de teletrabajo: con un mínimo de tres días presenciales en el lugar de trabajo y dos días de trabajo en el domicilio. «Así debería implementarse, y en el caso que tenga que ser total debe contar con el acuerdo de los sindicatos y de las y los trabajadores».

-El derecho a la privacidad como contracara del contrato de confidencialidad. «Se deberá prohibir de alguna manera que se recaben los datos por fuera del ámbito productivo, algo que no está garantizado en la actualidad».

-«Tiene que haber consentimiento, que sea voluntario el acuerdo y no sea compulsivo, de manera unilateral por los empresarios».

-«La reversibilidad tiene que estar contemplada».

-«Este punto es específico por la dinámica de precarización que tiene el trabajo en prensa, que es la fiscalización gremial de teletrabajo». Crear algún instrumento de registro de trabajadores freelance o trabajadores en el sector periodístico, donde cada empleador informe al sindicato sobre les trabajadores que estén ejerciendo bajo esta modalidad, informando nombres, horarios y plataformas.

– La perspectiva de género. «Actualmente es un problema recurrente en el teletrabajo que se ha puesto de manifiesto con respecto a esta cuarentena donde las compañeras están a cargo de las tareas de cuidado, de limpieza, etc».

-Remarcar las responsabilidades de las ART para quienes teletrabajan.

Por último, la Secretaria General resaltó la importancia de participar del debate de esta normativa donde se debe defender los derechos de las y los trabajadores y de la organización sindical. El próximo miércoles la comisión pretende emitir un dictamen del proyecto para avanzar en la regulación de esta modalidad que se ha instalado fuertemente.

La FATPREN celebra la ampliación de asistencia a trabajadores de medios cooperativos y autogestionados

El Ministerio de Trabajo de la Nación publicó el pasado jueves 18 de Junio en el Boletín Oficial la Resolución 301/2020 a través de la cual amplía el plazo y aumenta el monto a 16.500 pesos de la ayuda económica de emergencia para trabajadoras y trabajadores de unidades productivas autogestionadas.

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) celebra la decisión la cual atiende los reclamos de medidas de alivio que realizan los medios cooperativos, autogestionados, populares y comunitarios.

Como Federación acompañamos cada uno de estos reclamos con el objetivo de que las y los trabajadores puedan continuar con su tarea esencial a pesar de la aguda crisis del sector la cual se profundizó con la pandemia.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria el Estado apoyó con distintas disposiciones a empresas y trabajadores en relación de dependencia, monotributistas y autónomos para garantizar las fuentes laborales y evitar cierres.

Sin embargo, los medios de comunicación autogestionados no habían sido incluidos en ninguna de ellas, al igual que el resto de las cooperativas de trabajo del país. Es por ello que celebramos esta disposición, resultado de la lucha de las y los trabajadores del sector.

Seguiremos, como Federación, acompañando cada reclamo que busque sostener la tarea periodística y garantizar el ingreso de cada familia.

En ese sentido, insistimos, en nuestro reclamo por una urgente distribución de la pauta oficial de manera justa, democrática y equitativa, y en el otorgamiento de subsidios, o cualquier otra medida de alivio a los medios autogestionados y populares que atraviesan una gravísima situación económica que, en muchos casos, pone en riesgo su continuidad.

Como Federación de Prensa abogamos para que el Estado Nacional continúe en el camino del justo reconocimiento de la labor periodística con la aplicación de nuevas medidas de apoyo a los trabajadores de medios cooperativos, alternativos y populares quienes a diario realizan un gran esfuerzo por sostener fuentes de empleo y por llegar, en el marco de esta pandemia en su condición de “trabajadores esenciales”, con información vital a sus comunidades en todo el territorio nacional.

FATPREN y ARGRA repudian el espionaje macrista de la AFI contra periodistas

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) y la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) expresan su repudio al espionaje realizado contra periodistas por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Mauricio Macri. Según la denuncia realizada por la actual titular de la AFI Cristina Caamaño el organismo de inteligencia realizó operaciones de espionaje prohibidas expresamente por la legislación argentina contra 403 trabajadorxs de prensa de diferentes medios de todo el país en ocasión de la pasada cumbre del G20. Esta se agrega a la existencia de otra denuncia anterior que también involucra a periodistas e importantes dirigentes políticos y referentes sociales victimas de espionaje, seguimientos y escuchas ilegales realizadas por la AFI durante el gobierno anterior.

Este ataque al libre ejercicio del trabajo periodístico se dio en un contexto brutal para nuestra tarea. Durante el gobierno nacional anterior, ahora acusado de espiar a nuestros compañeros, al menos medio centenar de trabajadoras y trabajadores de prensa recibieron balas de goma, golpes y gases mientras realizaban la cobertura de diferentes marchas y movilizaciones. Una veintena fue detenida sin justificación alguna. Sufrimos también la pérdida de unos 4.500 puestos laborales y la persecución y el hostigamiento a les trabajadores de los medios públicos.
Exigimos a la Justicia un pronto esclarecimiento del hecho y el castigo a los responsables de este nuevo atropello.

En los próximos días solicitaremos acceso a toda la información respecto de esta grave situación. Exigimos que los responsables de estos hechos sean sancionados por la justicia. Nos ponemos a disposición de todxs lxs trabajadorxs de prensa afectados para acompañarlos en las acciones que sean necesarias.

Del COVID 19 a las buenas noticias

Un proyecto para enfrentar la pandemia y salvar el trabajo periodístico en Argentina

La pandemia del Covid 19 ha mostrado, una vez más, que el mercado no puede ser el sostén de las actividades esenciales de una comunidad. Entre ellas la información. Por eso necesitamos una intervención decidida, creativa y urgente desde el Estado.

El periodismo no puede ser sólo un negocio para unos pocos. Menos aún en medio de una emergencia sanitaria sin precedentes y cuyas consecuencias seguiremos viviendo por un tiempo aún incierto.

La actividad periodística ya estaba en graves problemas como consecuencia de los efectos del ajuste neoliberal, de la convergencia tecnológica y la revolución digital. Pero el actual cuadro de emergencia sanitaria lo ha colocado en una situación crítica cuyas consecuencias sobre el sistema de medios argentinos recién están empezando.

El riesgo que corremos es que esto produzca rápidamente una concentración y un empobrecimiento general de las condiciones de vida de los trabajadores y trabajadoras de prensa y las comunicaciones. Si no actuamos de manera urgente, habrá más cierres de empresas de medios y periodistas despedidos, con la lógica consecuencia de la desaparición o achicamiento de la diversidad y pluralidad informativa. Esto hará que una actividad esencial para sostener la democracia y enfrentar situaciones excepcionales como por ejemplo una pandemia, quede en manos de muy pocos -y en algunos casos extranjeros- grupos económicos.

De esta forma, y como lo venimos viendo en muchos casos, la promoción y sostenimiento de un proyecto de distribución del ingreso que se pretenda implementar desde el Estado tendrá mayores dificultades por el sistemático hostigamiento a través del discurso mediático de estos grupos.

En busca de recursos

Esta crítica situación que atraviesan lxs trabajadorxs de prensa argentinxs que cotidianamente hacen frente a la pandemia arriesgando su salud se choca con una realidad que resulta palmariamente injusta e inaceptable: la rentabilidad cada vez mayor de las grandes corporaciones digitales extranjeras como Google y Facebook, entre otras, que se valen del trabajo de miles de periodistas argentinxs pero no pagan un solo peso por ese trabajo. Además monopolizan el control de la circulación y selección de contenidos constituyéndose en una amenaza constante para la libertad de expresión y la garantía del derecho a la información del pueblo.

Según datos de la Cámara Argentina de Agencias de Medios, la publicidad en internet se llevó $ 8.774 millones en 2018.

De acuerdo con una estimación realizada por la revista Infonegocios, publicada en julio de 2019, durante 2018 Google facturó en Argentina $ 6.000 millones, aunque dicha cifra puede no ser precisa, resulta útil para dar una dimensión de la enorme proporción de la totalidad del mercado publicitario que el gigante de origen estadounidense absorbe del sistema de medios locales.

Google, Facebook o Amazon han sido de los pocos ganadores que ha tenido esta pandemia incrementando las dificultades que ya existían anteriormente en el sistema de medios. Este problema está siendo advertido en buena parte del mundo. De este modo poco a poco se van generando iniciativas para proteger la diversidad informativa.

El gobierno de Australia anunció este 20 de abril que obligará a Google y Facebook a pagar a las empresas de noticias por sus contenidos, para proteger a los medios de comunicación tradicionales frente a la competencia de los gigantes tecnológicos en el contexto de la pandemia.

En el Reino Unido, el Sindicato Nacional de Periodistas está exigiendo que el país avance en ese sentido para enfrentar las consecuencias letales del coronavirus.

La Federación Internacional de Periodistas, portavoz de los periodistas en el sistema de Naciones Unidas, ha lanzado recientemente una iniciativa denominada «Plataforma hacia un periodismo de calidad» en el que insta a los Estados de todo el mundo ha iniciar un proceso para cobrar impuestos a las GAFAM (Googel, Apple, Amazon, Facebook, Microsoft) para salvar al periodismo frente a la emergencia del Covid 19.

El Ejecutivo español aprobó en febrero pasado la creación de impuestos a negocios de Google siguiendo el ejemplo de otros países europeos como Francia e Italia.

En julio de 2019, Francia se convirtió en el primer país europeo en poner un impuesto a las grandes empresas digitales como Google, Facebook y Amazon.

Algo similar hizo Italia en diciembre pasado cuando su Parlamento aprobó una tasa similar a la que ya había impuesto el país galo.

En Canadá, el sindicato nacional de periodistas y la patronal de medios están planteando al gobierno que avance en un sistema impositivo que grave a las grandes plataformas.

En nuestro país, en tanto, la mayoría de los medios de comunicación subsisten hoy debido a la pauta oficial tanto nacional como provincial o municipal. Entre 2016 y 2019 las cuatro jurisdicciones más grandes del país invirtieron más de 45 mil millones de pesos en concepto de publicidad oficial, lo que representó alrededor de un 20% del mercado publicitario argentino, según un relevamiento realizado recientemente.

El dato muestra el peso de los fondos estatales en la economía y en el desarrollo del sistema de medios argentino. La pauta oficial es un recurso central para el funcionamiento del sistema.

Sin embargo, en el mismo período de tiempo la actividad periodística se ha concentrado y sus trabajadorxs han sido de los más precarizados y pauperizados, siendo afectadxs por la pérdida de puestos trabajos y por la escasa evolución de los salarios para contrarrestar los efectos de la inflación.

En otras palabras esos dineros públicos no se utilizan para promover una mayor diversidad informativa ni tampoco han evitado que las empresas de medios lleven a cabo ajustes en las condiciones de trabajo y salariales de los trabajadores y trabajadoras de prensa.

En ocasión de la sanción del Estatuto del Periodista ley 12.908 en 1946 el entonces presidente Juan Domingo Perón afirmaba que el objetivo de la norma era exigir para los periodistas una “retribución decorosa, ya que año tras año salen del erario público con destino a las cajas de las empresas millones de pesos en concepto de publicidad oficial y se otorgan franquicias o se cancelan derechos aduaneros en un verdadero subsidio estatal, que no podía ser en exclusivo beneficio patronal, sino de todos los que contribuyen con su esfuerzo fecundo al engrandecimiento de nuestra prensa”.

Esas palabras hoy vuelven a tener una vigencia total.

El país en su conjunto necesita asumir la necesidad de discutir cómo se sostiene el trabajo periodístico argentino. La pandemia ha demostrado que el mercado no puede ser sostén de los servicios esenciales de una comunidad.

Entre ellos, un sistema de medios que provea información confiable y diversa.

Un sistema de medios con trabajo de calidad.

El periodismo no puede ser sólo un negocio para unos pocos. Esto ya era un problema grave antes del coronavirus. Pero ahora, la emergencia sanitaria en desarrollo nos exige tomar medidas urgentes.

UNA PROPUESTA DESDE LOS TRABAJADORES DE PRENSA Y LA COMUNICACION

«Plan del Covid 19 a las buenas noticias»

  1. Creación de un impuesto a las grandes plataformas extranjeras.

Proponemos que las plataformas extranjeras tales como Google, Facebook e Instagram paguen una tasa sobre su facturación local. El producido de ese tributo debe utilizarse para retribuir el trabajo periodístico argentino y sostener la pluralidad informativa. Este impuesto gravará la facturación bruta total de publicidad con una tasa del 6 por ciento.

2. Redefinir el sentido de la utilización del dinero público en publicidad oficial.

Proponemos redefinir el sentido y uso de la cuantiosa masa de recursos públicos que el Estado Nacional, los Estados provinciales y locales destinan a la pauta publicitaria con un objetivo de la promoción de la diversidad informativa y un trabajo periodístico en condiciones de calidad.

Proponemos que el 30% del Presupuesto anual del Estado nacional destinado a pauta oficial se direccione a este fondo e invitar a las provincias y municipios y comunas a adherir a esta iniciativa.

No es posible que el Estado siga invirtiendo enormes cantidades de dinero en empresas privadas que luego utilizan esos fondos estatales para incrementar la concentración informativa, pagar despidos de trabajadorxs, evadir el pago de cargas sociales e incluso en algunos casos fugar capitales al exterior.

Esto significa financiar con fondos estatales a empresas que luego usan ese dinero contra los intereses de la comunidad.

3. Creación de una sistema de contribución voluntaria y solidaria de audiencias u organizaciones.

Proponemos crear un sistema mediante el cuál oyentes, lectores y televidentes u organizaciones con o sin fines de lucro podrán contribuir voluntariamente a este fondo destinado a salvar el trabajo periodístico argentino.

4. Creación de un Fondo Para Salvar el Trabajo Periodístico Argentino

Proponemos que todo lo recaudado por:
1- El impuesto a las plataformas de internet extranjeras
2- La redistribución y redefinición del uso de la pauta pública
3- El aporte voluntario o donaciones de audiencias y lectores u organizaciones con o sin fines de lucro se destine a un FONDO PARA SALVAR EL TRABAJO PERIODISTICO ARGENTINO frente a la emergencia del coronavirus, con énfasis en el periodismo local, las pequeñas y medianas empresas y los medios cooperativos y comunitarios.

Estos fondos se utilizarán para mejorar las condiciones laborales y sociales de lxs trabajadorxs y para financiar proyectos de innovación tecnológica de pequeñas empresas locales y nacionales, del sector cooperativo, emprendimientos autogestionarios y comunitarios. Todos los emprendimiento comunicacionales deberán demostrar la necesidad y utilidad pública de los proyectos que pretenden utilizar estos fondos.

Para aspirar a esos fondos las organizaciones deberán inscribirse en un registro. En el caso de empresas privadas, deberán contar con aval de la organización sindical nacional con personería gremial del sector periodístico y la organización sindical local de lxs trabajadorxs de prensa. En el caso de trabajadorxs autónomos deberán inscribirse en un registro específico. El registro será operado por la organización sindical nacional con personería gremial del sector periodístico y la organización sindical local de lxs trabajadorxs de prensa. Los emprendimientos autogestionarios, cooperativos y comunitarios deberán contar con aval de la organización sindical nacional con personería gremial del sector periodístico y la organización sindical local de lxs trabajadorxs de prensa.

En el uso de estos fondos se priorizará la atención de situaciones críticas que pongan en riesgo la continuidad de puestos de trabajo con el fin de ayudar a su sostenimiento.

Los fondos se destinarán específicamente a sostener directamente a los productores de información que mediante su trabajo periodístico tengan como fin promover la diversidad informativa y el bien común.

Los que reciban estos fondos deberán acreditar el cumplimiento del Estatuto del Periodista ley 12908 y los convenios colectivos. No podrán realizar despidos sin causa mientras estén recibiendo estos aportes.

La administración del Fondo estará en manos de un Consejo integrado por el Estado Nacional, la entidad sindical de lxs trabajadorxs de prensa con personería gremial nacional y el sector empresario privado.

5. Créditos fiscales y préstamos sin intereses para apoyar los trabajos de periodistas y de medios cooperativos, locales y autogestionados.

Proponemos establecer un sistema de créditos fiscales y de préstamos sin intereses destinado al sector de los medios autogestionados y comunitarios y al sector cooperativo y de pequeñas empresas.